miércoles, 26 febrero 2020, 17:28
Domingo, 15 Abril 2012 06:47

Murmullos y truenos de La Habana en la Bienal

Escrito por  Giusette León García
Valora este artículo
(1 Voto)

Ileana Mulet siente a La Habana y no pierde un detalle, para ella es un ejercicio habitual pintarla o convertirla en versos, Murmullo que así trueno, será inaugurada el 17 de mayo en el Palacio de Lombillo.

 

¿Quién ha escuchado a La Habana? A la Habana callada entre muros antiguos y firmes, cómplice siempre de algún secreto, recientes o centenarios secretos de amores y de luchas, esta Habana que no vende tabaco, ron y mulatas, la que contiene a un mar fogoso y lo ama, la apasionada Habana que en voz baja se deja fotografiar y abrazar sin complejo de sus ruinas, orgullosa de su añejo encanto, altanera como si solo ella tuviera esa luz nocturna del Morro para besar la luna.

¿Quién escucha a La Habana? A la ruidosa Habana que somos, la que hacemos con los pregones tempraneros, el olor del café, el bullicio de pasos que andan, corren, sobrevuelan sus calles, el desorden de voces y músicas que compiten entre sí. La Habana viva, rechinante, agitada de gente común que va al trabajo corriendo, al teatro con más calma, al cine sin medida en diciembre, al Malecón como si tuviera toda la vida para enamorar, La Habana que pinta, baila, canta y sueña como un derecho, nuestra Habana diversa y única, auténtica y creciente.

Una mujer la escucha. Ileana Mulet siente a La Habana y no pierde un detalle, para ella es un ejercicio habitual pintarla o convertirla en versos,
Murmullo que así trueno, será inaugurada el 17 de mayo en el Palacio de Lombillo, como una de las colaterales de la 11 Bienal de artes plásticas, al tiempo que se inserta en las actividades del Festival Internacional de Poesía de la Habana.
Atardecer con pájaros oleo tela 2010-_50_x_50_cm

¿Qué murmullos de La Habana te has propuesto amplificar  a través de esta muestra?
 
Me propuse prolongar en los espectadores las sensaciones de libertad que se están perdiendo en el mundo en nuevas propuestas abigarradas de mensajes explosivos,  temores, derrotas en vaticinio y, por supuesto, un cúmulo de contradicciones entre las palabras estética- equilibrio de la composición- deslinde entre arte, valores artísticos.

Así que,  murmullos- truenos, sacan a la luz una realidad cotidiana que no incluye de ninguna manera ideas de destrucción y sí de transformación íntima contemplando las vivencias de una ciudad que crece y se supera, y que hasta ahora, desdeña alguna premonición tonta que no los deje crecer; esos pueden ser los murmullos que salen de entre muros y callejuelas, yendo a parar al mar bravío o breve como la espuma de nuestras costas.


Alrededor de veinte obras de mediano a pequeño formato, al óleo sobre tela se confabulan esta vez para provocar al espectador, pues se mostrarán enlazadas por “bandas” de papel craf, con fragmentos de poemas de la artista y espacios donde el espectador podrá plasmar sus propios grafitis, los cuales serán premiados el día 25 durante un recital de poesía. ¿Qué se plantea Ileana con esta intervención del público?

Cuando lleguen a la muestra y dejen su impronta en graffiti ya sea poemas o simplemente buenas intenciones de carácter poético, y sean  premiados,  de seguro  sentirán regocijo por haber llegado hasta el Palacio de Lombillo.

Trueno estará quizás en la fuerza que supongo que emprenderán mis telas y esculturas, cargadas de  manchas expresionistas,  aborten lecturas que pueden sugerir eventos apasionados, y yo sé que tengo un público amante de la ciudad y sus moradores, de lo real maravilloso que nosotros, los que sabemos interpretar sus ansias, ofrecemos.
Jolgorio (oleo tela) 2010

En esta colección muestras poesía y plástica. ¿Quién nació primero y cómo decidiste combinarlos?
 
Los textos en casi su totalidad están escritos antes de pensar en la muestra, en un poemario que lleva este título, "Murmullos que así trueno", y hube de agregarle dos poemas nuevos. Nada se ha perdido en los seres humanos que me rodean, que no sea andar apurados  sin tiempo para la contemplación, sin relojes de arena, sin el verso que concluye con el aporte a la fe y el amor; ambos misteriosos y necesarios.
 
Le debo a Alex Pauside, que preside El Festival, que me incluyera en principio para participar de lleno en este festival Internacional de Poesía y luego Rubencito del Valle, Presidente del Consejo de las Artes Plásticas me recomendó presentarlo a las colaterales de la 11 Bienal de la Habana.

¿Qué valor agregado le atribuyes al hecho de que esta muestra se incluya entre las actividades de la Bienal y del Festival Internacional de poesía?


Manon Lescant (oleo tela) 60x70.5cm. 2009 
Es como preparar una fiesta donde sabes que van a estar muy buenos invitados, también parte de la necesidad mía de mantenerme latente entre mi pueblo, soñar despierta cuando truenan esperanzas de que la imaginación nunca se agote.

Bajen las voces/ atisben sin escuchar demasiado/ porque <>/ y se apilan “los indignados” en la tele/ desde de Europa y Norteamérica. / Escondan su poema debajo/ de un  árbol con poco fronde/ recobre el  pájaro el aliento/  en  mayo de la sopa tibia/ y la flor del brillo arcaico.

Visto 3310 veces Modificado por última vez en Lunes, 03 Diciembre 2012 16:09

Comentarios  

 
#1 Marilú Macía 28-08-2012 10:13
Es impresionante como Ileana combina la poesía y la plástica. Con su pincel canta a lo bello dejando una impronta de luz y color dentro de nuestro apreciado patrimonio cultural.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar