lunes, 18 junio 2018, 06:07
Jueves, 10 Noviembre 2016 04:43

El baloncesto quiere parecerse al fútbol

Escrito por  Lemay Padrón Oliveros/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(5 votos)

Al fin la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA) se dio cuenta de que, en vez de intentar competir con el fútbol, debía tomar su propio camino y, como se dice popularmente, saltar a la acera de enfrente para no tropezar con él.


Por años, los Campeonatos Mundiales del deporte ráfaga coincidieron con la Copa del Mundo del más universal, sin dudas, el evento deportivo más mediático del planeta, solamente superado por los Juegos Olímpicos.


Cuando las tecnologías y las redes sociales no eran tan poderosas como ahora pudo entenderse, pero en la última década los dirigentes del basquetbol a nivel mundial notaron que sus Mundiales tenían muy poca divulgación, por coincidir con el de balompié, que acaparaba buena parte de la atención antes, durante y un poco después de su celebración.


Para cuando se empezaba a hablar globalmente de baloncesto, ya apenas les quedaba un mes aproximadamente de publicidad, con lo que esto implica desde el punto de vista económico. Por eso ya los Mundiales, con frecuencia cuatrienal como en el fútbol, no serán en los años pares entre Olimpiadas, sino en el anterior a cada cita estival.


Además, notaron que el calendario internacional era bien corto, apenas con los Mundiales y los torneos continentales que daban las plazas para las citas del orbe u olímpicas.


Pues bien, ahora tomaron nota de lo que hace su «competencia», y a partir del próximo año se implementará el sistema de «fechas FIBA», en las cuales se celebrarán dos partidos de selecciones nacionales cada tres meses, con el sistema de ida y vuelta, por lo que todos los países podrán apreciar de cerca a sus estrellas.


Para Cuba, que no ve al combinado nacional en casa desde 1999, será una excelente oportunidad para apoyar a esta nueva generación que promete con luchar por recuperar la hegemonía en el Caribe.


Según anunciaron aquí directivos de la FIBA, todas las Ligas del mundo, salvo la estadounidense, pararán en esas fechas para permitir a los mejores jugadores defender los colores de su bandera. Como tarea pendiente queda convencer a la NBA y la NCAA.


Otro aspecto para trabajar es el sector femenino, que no tomará de momento este formato, seguramente a la espera para ver si funciona, sobre todo en el tema logístico, porque son costosos los desplazamientos para estos duelos. Son detalles para seguir, pero sin dudas ha sido muy inteligente esta movida del baloncesto porque como dice la sentencia del chino Sun Tzu: «Si no puedes con tu enemigo, únete a él».

Visto 504 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar