martes, 25 septiembre 2018, 19:42
Viernes, 04 Noviembre 2016 06:00

Eduardo Sandoval, con mucha suerte y mucho talento

Escrito por  Giusette León García, Cubasí
Valora este artículo
(1 Voto)
Eduardo Sandoval Eduardo Sandoval

A nuestra redacción llegó el joven trombonista cubano con una naturalidad y una simpatía que también forman parte de esa varita mágica para abrir los caminos a la cual él llama suerte.

La suerte quizás  comenzó desde que un profesor del nivel elemental le cambió la trompeta por el trombón durante las pruebas de aptitud, desde entonces, este muchacho ha puesto dedicación y talento en función de la música, una vocación que respeta mucho,  me lo repite como una convicción irrenunciable: “la música no se puede mirar de arriba hacia abajo, sino de abajo hacia arriba, porque es infinita.”

A la redacción de Cubasí llegó con una naturalidad y una simpatía que sí, también forman parte de esa varita mágica que le abre los caminos y que él, llama suerte.

Este viernes te presentas en La Habana Vieja junto a la Banda Nacional de Concierto ¿Cómo surgió esta idea?

Este concierto fue una idea que nos surgió hace par de meses, porque hace unos años yo tuve una suerte, a regañadientes, digo así porque fue mi reubicación de servicio social y yo realmente no quería, porque no sabía la magnitud de lo que era estar trabajando en una banda como lo es la Banda Nacional de Conciertos, pero después de un mes me di cuenta de que era muy importante, porque ahí aprendí mucho lo que es tocar en conjunto, escuchar al de al lado, leer un papel a primera vista, en la banda yo cogí mucha primera vista y esa capacidad de mirar al director y tocar como él diga, eso lo aprendí en la banda, yo creo que fue mi otra escuela, aparte del Amadeo Roldán, la ENA, el ISA y del régimen normal que un estudiante que estudió en una escuela lleva. La banda es otra escuela que todos debemos tener, pero no todos tienen la posibilidad y a veces el que la tiene no la aprovecha…

Entonces, después de un tiempo empecé a hacer mi proyecto, grabé mi disco y dije, bueno, ya me siento capacitado, también después de haberme graduado del ISA y haber adquirido un poco de conocimientos, para hacer un concierto que será un recorrido por tres géneros musicales: clásico, el jazz y la música popular cubana y es un concierto de homenaje a la banda.

¿Se mantiene entonces tu interés por la música clásica?

Ese interés se mantiene y espero que me dure por mucho tiempo. Este concierto que voy a hacer con la banda es como un primer paso de avance, como una preparatoria para idea que tengo en mi cabeza para el año que viene. Hacer música clásica para los músicos cubanos es muy difícil, a pesar de que la base que recibimos en la escuela es  totalmente clásica y entonces este concierto es como el motor impulsor para el año que viene poder hacer uno completamente de música clásica para piano y trombón.

Eduardo Sandoval

Has trabajado con una gran diversidad de agrupaciones y géneros ¿por qué?

Me he formado siendo músico de sesión, de grabación, tocando con mucha gente, no me gusta estar con un solo grupo, no me gusta encasillarme, porque busco el desarrollo y pienso que el desarrollo está cuando interactúas, porque estás captando de muchas personas… ahora mismo estoy trabajando con Alaín Pérez, uno de los músicos grandes que ha dado este país, he trabajado con El Niño y la Verdad, una orquesta espectacular de son cubana, con Buena Fe, con Raúl Paz, tengo mi proyecto que se llama Habana Jazz. He grabado con muchos músicos, recientemente participé en el último disco de Van Van, uno de Isaac, otro de Omara Portuondo...

¿No tienes prejuicios para interpretar ningún género?

El primer género que yo interpreté profesionalmente fue la música popular, toqué con muchos grupos y gracias a un amigo mío, Michel Herrera, entré en este campo del jazz, pero no tengo prejuicios con ningún género, los interpreto todos y trato de hacerlo lo mejor posible, porque para mí toda la música es buena y a cada género hay que darle el valor que se merece.

¿Cuánto exige de ti ese propósito?

Muchísimo. Yo tengo una prioridad en mis días que es levantarme por la mañana y estudiar, porque ahí está mi desarrollo y eso lo hago con el propósito de mejorar como artista, sentirme bien conmigo mismo y me pongo metas siempre…

¿Una de ellas es  mantenerte trabajando como solista?

Yo desde que me gradué del ISA decidí que no solo quería tocar en un grupo, sino hacer mi carrera como solista, interactuar con muchos grupos, porque generalmente nos graduamos para hacerle la carrera a otros, y la nuestra ¿qué? Cada uno escoge su camino, yo pienso que el mío es destacarme, que la gente conozca mi instrumento, que me conozcan a mí con mi instrumento…

Dentro de esa diversidad ¿con qué te sientes más identificado?

La salsa cubana tiene que ver mucho conmigo, me transmite alegría, también me gusta el  latin jazz cubano, el bolero, la música cubana en general, la rumba también, en mi disco, por ejemplo, hay de todo, pero como me siento más cómodo es haciendo mi música, la que yo compongo.

alt

Ya  tu primer disco, Caminos abiertos, ha dado de qué hablar ¿nos cuentas?

Ese disco, para suerte mía, fue un premio de la beca El Reino de este mundo de la AHS y para suerte mía, siempre digo eso  porque soy un moreno con mucha suerte, la Egrem me lo licenció y entonces ya forma parte de la discografía de esa empresa. Además, fue Premio Cubadisco este año, imagínate, mi primer disco Premio Cubadisco, es algo espectacular, es mucha, mucha suerte… Ahora voy a hacer mi primer video clip con un tema que se llama rumbeando con Chano y es un homenaje a Chano Pozo, un grande de la percusión cubana.

Todavía Caminos abiertos está, se sigue promoviendo, pero sí, ya el segundo está pensado en mi cabeza, hasta ahora la idea es que Alain Pérez sea el productor, ya lo hemos hablado incluso y será sobre el jazz.

¿Algún proyecto  inmediato… presentaciones, otros conciertos…?

En diciembre voy a hacer un concierto con la Camerata Romeo, estoy muy contento, porque hace mucho tiempo yo estaba loco por hacer un concierto con la Camerata y, bueno, es un sueño que se me va a dar…

¿Hacia dónde vas? ¿Cuál es tu sueño como músico?

Yo quisiera que todo el mundo me conociera, me gustaría salir a la calle y que la gente me diga: “oye, te vi y me gusta mucho tu trabajo, yo quisiera llegar a muschas parte que las personas se sientan identificadas con mi música y que me reconozcan como el músico, no me gusta que me aten a un género musical, no me gusta que me digan jazzista, prefiero que me llamen trombonista”

Visto 760 veces Modificado por última vez en Domingo, 06 Noviembre 2016 06:23

Suena a jazz, a afro, a rumba… suena a popular, pero prefiere que no lo encasillen en ningún género específico. Eduardo Sandoval es un joven artista y con su trombón se suma ya a ese largo índice de músicos cubanos.

Comentarios  

 
#1 Emmydenise 04-11-2016 11:32
Muchas felicidades Eduardo.me alegra mucho tu éxito , pues eres un excelente músico y una excelente persona.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar