jueves, 15 noviembre 2018, 22:27
Sábado, 14 Abril 2012 06:58

Repicó el sentir del flamenco en Cuba

Escrito por  Nubia Piqueras Grosso-PL
Valora este artículo
(0 votos)

Pasión, amor, añoranza y alegría se mezclaron en el espectáculo Sentir flamenco, donde el bailarín y coreógrafo español Francis Nuñez puso de manifiesto su maestría y destreza.





Pasión, amor, añoranza y alegría se mezclaron en el espectáculo Sentir flamenco, donde el bailarín y coreógrafo español Francis Nuñez puso de manifiesto su maestría y destreza, en un arte grande por la diversidad.

 
En su debut en la isla junto al Ballet Español de Cuba, el también director de la compañía de danza Matices, demostró una vez más que el flamenco no es solo andaluz, sino un Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Desde sus orígenes, y a través de farrucas, palos y otras piezas del repertorio popular y tradicional español, el público cubano pudo apreciar la esencia de este género, que ha evolucionado en el tiempo, con una multiplicidad de escalas y plasticidad en los movimientos.

Alumno de la bailarina cubana Aurora Bosch, una de las cuatro joyas del Ballet Nacional de Cuba, Nuñez deja entrever, en cada desplazamiento o taconeo, su fuerte formación académica, el dominio de la técnica y la marcada influencia que dejó el baile clásico, tras su paso por el Ballet Nacional de España.

En ese sentido, sobresale Añoranza, una balada flamenca que interpretó junto a la primera bailarina cubana Graciela Santana, en lo que constituyó un estreno mundial y un homenaje a su profesora, quien siempre le cultivó el amor por la danza de la nación caribeña.

El programa, una verdadera fiesta andaluza por su colorido y alegría, también realzó la figura de la mujer con la sobriedad y sutileza que caracteriza al flamenco, y muestra de ello resultaron las piezas Amar solo para ellas y el Epílogo, por solo mencionar algunas de las ocho interpretaciones del espectáculo.

Para quien vive y trabaja por la emoción, como expresara en recientes declaraciones a Prensa Latina, este primer encuentro con el público cubano fue otro sueño hecho realidad, así como lo será el estreno próximamente de Viaje de ida y vuelta, su nueva obra basada en la emigración de los andaluces a Cataluña, un fenómeno del cual forma parte.

Nuñez ha recorrido importantes escenarios del mundo como el Teatro Real, la opera de París, de China y Tokío, y entre sus actuaciones destacan Bodas de sangre junto a Antonio Gades, quien también fue su maestro y del que guarda gratos recuerdos y enseñanzas, como expresara.

Hoy y mañana volverá a escena, en el capitalino teatro Mella, este variado repertorio, que forma parte de las actividades por el 25 aniversario del Ballet Español de Cuba, una institución fundada en 1987 por el bailarín y coreógrafo Eduardo Veitía.

Visto 1742 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar