jueves, 20 septiembre 2018, 08:50
Sábado, 15 Octubre 2016 10:05

Las cinco mentiras de Baracoa…

Escrito por  Raúl Antonio Capote/El Adversario Cubano
Valora este artículo
(15 votos)

Baracoa es una ciudad llena de leyendas y su entorno atesora peculiares atractivos naturales. Cuentan los habitantes de la primera villa fundada en Cuba que la ciudad tiene cinco mentiras.

Ellas son: el Yunque, que no es de hierro; el río Miel, que no es dulce; la Bella Durmiente, que no es mujer; las Tetas de Santa Teresa, que no son senos, y La Farola, que no alumbra.

Temprano salgo a caminar por la bella ciudad del oriente de Cuba, que poco a poco va retomando su ritmo habitual. En la acera frente al Centro de Telecomunicaciones un grupo de personas se conecta al WIFI, conversan, cuentan anécdotas de la noche del ciclón, «el animal», como ha sido bautizado.

Imponente se empina cerca la Parroquia Nuestra Señora de la Asunción de Baracoa; imponente no por su tamaño, sino por su historia. Sobrecoge estar cerca de los muros de la primera iglesia parroquial de la isla de Cuba. La primera iglesia fue construida de guano y paja, en ella oficiaron los cuatro primeros frailes que acompañaron a Velázquez a Cuba cuando este dio inicio a la conquista; entre ellos figuraba Fray Bartolomé de las Casas. La iglesia sufrió un terremoto, sobrevivió  a huracanes y ataques de piratas, meteoros y otros eventos; en esta ocasión apenas fue afectada por Matthew.

Entro al Correo, que ya funciona; ahí están sus empleadas prestando servicio y un decimista popular me regala unas hermosas rimas sobre Fidel.


Cerca del Correo siento una algarabía. Es un grupo de jóvenes de la Brigada Estudiantil de Trabajo organizada por la FEU, la mayoría son estudiantes de Medicina de la Universidad de Ciencias Médicas de Guantánamo y vienen a ayudar al pueblo de Baracoa en lo que sea. Con ellos se reúne Alexis Leyva Machado, Kacho, diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular y destacado pintor cubano. Todos comparten la convicción de que el momento es de estar junto a sus hermanos de Baracoa, Imías, San Antonio del Sur y la Punta de Maisí; van a llevar arte y cariño a los lugares más necesitados de calor humano.

Comparto un rato con Kcho y los estudiantes, gente del pueblo se nos une, se crea un mitin improvisado, el presidente de la FEU dice a nombre de sus condiscípulos que no se irán de las zonas afectadas hasta que la recuperación avance. Se improvisan canciones, salta la crítica a lo mal hecho, destella el arte del pintor en pequeñas catulinas que regala a los estudiantes.

Del Centro de Telecomunicaciones sale una de las brigadas de Radio Cuba a cumplir su tarea, les espera una larga jornada rompiendo monte, desbrozando el camino para llegar a una de las torres y reparar los equipos. Uno de los muchachos de ETECSA habla por el celular con su mamá en La Habana, le dice que está muy bien, que lo hospedaron en un hotel con todas las comodidades, que no se preocupe, que es como un cinco estrellas; me hace una seña con el ojo, es una mentirita blanca.

Cinco mentiras tiene Baracoa que ya muchos lugares del mundo quisieran tener: un río llamado Miel, cristalino, que da la bienvenida al recién llegado; una montaña que parece una hermosa baracoesa dormida entre cocoteros, palmas y plantas de cacao; la visión de dos lomas como senos de mujer; un yunque de piedra, es verdad, pero firme como el carácter de sus habitantes, declarado Monumento Nacional en 1980, y La Farola, una de las siete maravillas de la ingeniería cubana.

Visto 1408 veces

Comentarios  

 
#3 Glenys 18-10-2016 09:52
Tengo una hija de 13 años que siempre ha soñado visitar Baracoa, por ser la primera villa fundada y por todo lo que ha leído de su historia, espero que los baracoenses se recuperen rápido para hacer la visita, que luchen con energía como siempre lo han demostrado.
 
 
#2 noel ascanio montero 17-10-2016 11:40
He visitado a Baracoa en varias ocasiones y siempre que la he recorrido vuelvo a sentir el orgullo de estar en la Primada de Cuba;allí todo es hermoso y especial porque sus habitantes y sus cultura son únicas.Tengo muchos amigos y amigas baracoences a las cualo admiro y recuerdo con fervor.Espero volver a verla alguna vez y estoy seguro de que sentiré la misma sensación de cubanía
 
 
#1 Frank 15-10-2016 14:25
En fin, que en la puntica de Cuba, donde nace el sol, donde la naturaleza hizo sus estragos, donde mermó muchas cosas y propiedades, menos mermar la voluntad de los baracoenses, donde primero se recibe la luna, ahí donde en ese rinconcito de isla, hay un niño que aguanta con su pecho una piedra, ahí donde un cocinero mira con ternura sus libros mojados, ahí donde el sudor se mezcla con la nostalgia del día anterior vivido, ahí donde las personas saben que no serán jamás abandonados por nada ni nadie, ahí en ese rinconcito, se está escribiendo en estos momentos y por parte de sus habitantes, las páginas más gloriosas de nuestra patria en estos momentos.
Como mismo hace muchos años, allá por el año 1868, un rico hacendado, liberó a sus esclavos y se fue a luchar a la manigua por la libertad de Cuba; esa que ahora mismo están defendiendo esos baracoenses, entonces a por ellos…
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar