martes, 19 junio 2018, 06:58
Sábado, 15 Octubre 2016 05:44

Para Cuarón, la retórica de Trump valida el temor que inspiró Desierto

Escrito por  Ap
Valora este artículo
(0 votos)
Jonás Cuarón y Gael García en el estreno de Desierto, en el Estadio Regal LA, en Los Ángeles, California. Foto Afp Jonás Cuarón y Gael García en el estreno de Desierto, en el Estadio Regal LA, en Los Ángeles, California. Foto Afp

El director espera que el público vea la película "como advertencia de adónde podemos llegar como sociedad si seguimos promoviendo discursos de odio".

Jonás Cuarón considera que la retórica de Donald Trump sobre los inmigrantes valida los temores que inspiraron su película Desierto, la cual, a ocho años de concebida, parece tener más vigencia que nunca.

El filme, protagonizado por Gael García Bernal, sigue a un grupo de migrantes que buscan cruzar la frontera con Estados Unidos de manera indocumentada cuando un justiciero estadunidense (Jeffrey Dean Morgan) comienza a perseguirlos para asesinarlos.

“Empecé el guión hace ocho años y me tardé tanto que Gael siempre se burlaba de mí y me decía: ‘No, ya, papá, cuando salga no va a ser relevante’. Y lo triste es que, a unos meses de que se estrenara, apareció Trump”, dijo Cuarón en una entrevista en Nueva York, a propósito de su estreno, ayer, en Estados Unidos.

"Era muy optimista", señaló García Bernal, sentado a su lado. “Uno piensa que jamás pueden existir estas cosas. La verdad, cuando empezó a salir este personaje, yo decía: ‘Claro, ¿no?’ Pero después uno llega a entender que justamente Trump es una ‘causalidad’. Es completamente sintomático sobre cómo piensa mucha gente en Estados Unidos”.

El filme en contexto

Desierto llega a Estados Unidos a escasas semanas de unas elecciones presidenciales en las que el tema de la migración ha sido candente, sobre todo por las declaraciones del candidato republicano, quien al lanzar su campaña se refirió a los mexicanos que entran al país sin autorización como violadores y delincuentes, y advirtió que construiría un muro a lo largo de la frontera para contener el flujo de indocumentados.

Ante estas declaraciones y con los hechos de violencia registrados alrededor del mundo en el año reciente, García Bernal opinó que la premisa de la película no es para nada descabellada.

“Incluso mucha gente dice: ‘pero, bueno, ¿cuáles son las justificaciones para que este personaje haga lo que hace?’ No se necesita justificación, y si se necesita, pues nada más hay que ir a ver lo que está diciendo un candidato a la presidencia, que es terrible”, dijo el actor. “Está hablando de un tema sumamente urgente, como la migración, para el cual están tomando el peor camino que se puede elegir para resolver el problema, el cual hay que arreglar desde la otra perspectiva, desde el otro punto de vista, uno mucho más empático, más noble, de más largo recorrido y más complejo también.

"Es tristísimo ver cómo la migración una vez más es la carta más fácil que los políticos del mundo entero pueden jugar, porque, incluso el silencio de los demócratas es cómplice, y el silencio de gran parte de la sociedad que acepta que los migrantes son malos, que vienen a sacar ventaja, a aprovecharse; no se debería permitir", añadió.

"Tiene que haber un cambio brutal, y decirlo no sólo es responsabilidad de los que somos de fuera. Desde Estados Unidos tiene que venir un rechazo contundente a ese discurso de odio y, sobre todo, apelar a que se discutan las cosas de forma más ilustrada."

Con Desierto, México busca una nueva candidatura al Óscar a la mejor cinta en lengua extranjera. Cuarón, cuyo padre, Alfonso, se alzó con el premio de la Academia al mejor director en 2014 por Gravedad, que ambos coescribieron, expresó que todo el equipo reaccionó con gran entusiasmo a la selección de su nueva película.

"De por sí ya estábamos muy emocionados del estreno aquí, en Estados Unidos, pues es en una fecha muy importante, a unas semanas de Halloween, porque la parte de terror va a funcionar muy bien, y a unas semanas de unas elecciones de bastante terror", expresó. Dijo estar agradecido de "poder llegar a este estreno con la bendición de la industria y la Academia en México". Dijo que espera que el público estadunidense vea su filme "como alegoría o advertencia de adónde podemos llegar como sociedad si seguimos promoviendo retóricas de odio".

García Bernal, quien también protagoniza la apuesta chilena al Óscar, Neruda, ha actuado en múltiples películas que han sido nominadas o premiadas, como Amores perros, de Alejandro González Iñárritu; Y tú mamá también, de Cuarón padre, así como Diarios de motocicleta, de Walter Salles.

Sobre si tiene alguna habilidad especial para escoger sus proyectos o si éstos lo eligen a él, el actor respondió: "Hay una gran parte que es verdad sobre que los proyectos te escogen. Ese es, quizás, el principio de todo. Pero luego entra la responsabilidad personal, que es cuando me fijo en los directores. El punto de vista de Jonás para hacer esta historia fue muy potente, porque con base en una historia muy elemental, muy básica, que va de un lugar hacia otro, logró contar y tocar un tema muy complejo", expresó García Bernal.

"Me interesaba mucho ese punto de vista, sobre todo el ejercicio fílmico que quería lograr, porque estamos hablando de películas. Influye mucho el tono cinematográfico, cuáles son las metáforas que se van a utilizar dentro de la narrativa para contar eso", concluyó.

Las nominaciones a los premios de la Academia se anunciarán el 24 de enero de 2017.

Visto 801 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar