sábado, 23 febrero 2019, 05:29
Jueves, 06 Octubre 2016 05:00

Margarita Morales: «El 6 de octubre es un día de luto» (+ INFOGRAFÍA)

Escrito por  Alina M. Lotti/CubaSí
Valora este artículo
(2 votos)

La hija de Luis A. Morales Viego (Villito), integrante de la Comisión Técnica de Esgrima, víctima del crimen de Barbados, rememora los hechos más tristes de su vida.


alt
Jóvenes realizan una vigilia en recordación de las víctimas del terrorismo, en el aniversario 40 del crimen de Barbados, en el Memorial José Martí, en La Habana, Cuba, el 5 de octubre de 2016. ACN FOTO/Abel Padrón Padilla



Nunca ha podido desprenderse de los recuerdos de su padre. Tenía 14 años y estudiaba en un preuniversitario en el campo, cuando en horas de la noche la fueron a buscar. La inocencia de sus años no le permitía comprender que algo «malo» había ocurrido.


A 40 años del crimen de Barbados* (cuando en pleno vuelo explotó la aeronave CU-455 de Cubana de Aviación, la cual se dirigía desde esa isla a la de Jamaica con destino a la capital cubana), Margarita Morales Fernández continúa sufriendo la pérdida de su padre, Luis A. Morales Viego (Villito)**, quien fuera integrante de la Comisión Técnica de Esgrima.


Quizás los años no le alcanzaron para disfrutar a su lado una vida familiar llena de armonía y goces. Le faltaban algunos meses para cumplir los 15, mas no hubo celebración. En su hogar todo era tristeza. Pero a pesar de ello, su madre hizo hincapié en que las «niñas estudiaran», y unos años después ambas se graduaron en la antigua Unión Soviética con diplomas de oro.

 

alt

Margarita Morales, la hija de Luis A. Morales Viego (Villito), integrante de la Comisión Técnica de Esgrima, víctima del crimen de Barbados, rememora a CubaSí los hechos más tristes de su vida. Foto César Rodríguez


Otra vez llega octubre, y este décimo mes del calendario le trae resignación y dolor. «Para mí el 6 de octubre es un día de luto, así lo siento. Mi papá era un ser especial, cariñoso, bueno, educado, preocupado por nosotras (ella y su hermana menor). Éramos lo más grande que él tenía y cuando nos regañaba, nos poníamos muy tristes, pues no era costumbre suya hacerlo».


Confiesa que nunca esperó una noticia de ese tipo. «Cuando llegamos a la casa, ya estaban los vecinos (...). Era casi de madrugada y sabíamos que había sucedido algo desagradable. La radio ya había empezado a anunciar el accidente; no se esperaban sobrevivientes. A mediados de octubre se enterraron los pocos cadáveres encontrados. Así, si dolorosa resultó la realidad, más lo fue cuando trajeron los restos, pues el suyo no llegó.


«Recuerdo ese día como si fuera hoy. Mi papá era una persona muy querida, entonces en la casa había mucha gente que lloraba sin conocernos, nos brindaron apoyo. Desde los primeros momentos sentimos la solidaridad, el aliento de los vecinos, pero sabíamos que no iba a regresar».


Durante muchos años he conversado con Margarita sobre el tema y siempre ha señalado lo mismo: «Ese 6 de octubre perdí parte de mi vida y nunca más he sido completamente feliz. No puedo olvidar, a lo mejor por eso soy tan sentimental. Me causa dolor la palabra terrorismo.


«Es muy duro haber perdido a mi padre de esa forma y solo poder recordarlo a través de fotos. Por la edad que yo tenía en el momento de los acontecimientos, tuve la suerte de haber vivido más tiempo a su lado. Sin embargo, otros hijos de las víctimas apenas conocieron a sus padres o a otros familiares.  


«Posada —se refiere a Luis Clemente Faustino Posada Carriles, exagente de la CIA de origen cubano, opositor de la Revolución y luego naturalizado venezolano— acabó con la felicidad de 73 familias y destruyó la estabilidad emocional de mucha gente. Me siento mal cuando pienso que ese crimen puede quedar impune, y creo que lo más importante es que nunca más se repita. Por eso no me voy a cansar de hablar del tema. Es importante sentir que el terrorismo implica dolor, desgarramiento, pérdida…».


*El 5 de octubre del 2010 el Consejo de Estado aprobó, mediante el Decreto-Ley No. 279, declarar oficialmente el 6 de octubre de cada año como Día de las Víctimas del Terrorismo de Estado.


**Luis A. Morales Viego tenía 45 años de edad al morir, y actuaba como secretario de la Confederación Centroamericana y del Caribe de Esgrima. Fue ejemplo de atleta y, posteriormente, resultó un excelente técnico. Participó como deportista en los Panamericanos de Chicago 1959, Brasil 1963 y Canadá 1967; en los Centroamericanos de Jamaica 1962 y en Puerto Rico 1966. Su título más alto fue el de campeón centroamericano en florete, individual y por equipo.

 

alt

Ver Grafico Interactivo: El crimen de Barbados

Visto 1022 veces

Comentarios  

 
#3 VBG 06-10-2016 11:06
A 40 años del horrendo crimen, reclamo justicia. Posada Asesino mal nacido, desnaturalizado no conoces del sufrimiento humano, el trauma que dejaste tu y tus secuaces a las familias de las victimasy a un pueblo entero del por el vil asesinato.

Obama queremos justicia
 
 
#2 SoyQVA 06-10-2016 09:38
Cierto , yo cdo aquello estudiaba aun en la CUJAE y salimos de las clases directo para velar a nuestros muertos, fue un acto espontaneos de todos en aquellos momentos jovenes, niños, ancianos nadie falto todos fuimos a dar nuestras condolencias fisicas a los familiares alli presentes, lo sentimos y sentiremos infinitamente mientra el GOBIERNO DE USA NO HAGA JUSTICIA Y RECONOZCA PUBLICAMENTE Q ESOS SON SUS TERRORISTAS.

Mi mas sentido pesame para todos los familiares y amigos de todos aquellos q perdieron la vida por aquella accion, artera, criminal y terrorista, uds. nunca estaran solos en un dia tan doloroso, y sus hijos e hijas olvidados,

LA HISTORIA NO PUEDE SER NI OLVIDADA NI CAMBIADA,

Sr Pdte Obama, aunque ud prometa q quiera ser nuestro amigo, el pasado es ese real pero cruel,y lo respetaremos mientras tengamos vida por q sabemos lo q nos ha costado lo q hemos construido a mucha sangre nuestra y fuego enemigo.
 
 
#1 lpf 06-10-2016 08:32
Nos sumamos a tu dolor y al de todos los familiares de las víctimas. Nunca olvidaremos generación tras generación el horrible crimen, yo tenía 13 años, una adolescente y creanme que nunca lo he podido olvidar, pues todos somos seres humanos, con sentimientos y cubanos todos.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar