viernes, 15 noviembre 2019, 13:58
Lunes, 03 Octubre 2016 14:32

Presunto culpable

Escrito por  Jorge Gómez Barata
Valora este artículo
(2 votos)

Algunos abogados opinan que acusar a Arabia Saudita por los atentados a las Torres Gemelas de Nueva York parece una “misión imposible”.

Habría que encontrar los motivos. El estado saudita no los tenía, los autores materiales se inmolaron, las armas homicidas fueron destruidas, las escenas de los hechos son irreconocibles. Los testigos nada pueden aportar y Osama bin Laden está definitivamente muerto.

 

Lo cierto es que el veto impuesto por Obama y rechazado por el Congreso, alimentará las especulaciones de autores y comentaristas, que aseguran contar con evidencias teóricas y técnicas probatorias de que el derribo de las estructuras del World Trade Center, no se debieron solo al impacto de las aeronaves y que el ataque al Pentágono no fue realizado por un avión.  

Dando por bueno el veredicto de la Comisión Investigadora de aquellos hechos, que no encontró relación entre los terroristas y cualquier gobierno, el presidente de los Estados Unidos vetó una ley que hubiera permitido a ciudadanos americanos demandar al gobierno de Arabia Saudita por hechos en los cuales estuvieron involucrados 19 individuos, 15 de ellos saudíes.


Según sus propias palabras, Barack Obama “teme a las represalias”. El Congreso mostró más músculos y vetó la decisión presidencial.

Obviamente, Estados Unidos no teme al poderío militar ni a la influencia política de Arabia Saudita, tampoco a un bloqueo petrolero ni a que la monarquía wahabita lance al mercado sus 750 000 millones de dólares o liquide un billón en bonos y activos. Nada de eso le quita el sueño al imperio. Barack Obama lo dijo: “Mi preocupación no tiene nada que ver con Arabia Saudita…”

 

¿Qué preocupa entonces a Barack Obama? Por qué exponerse a otra confrontación con el Congreso, desairar a los neoyorquinos y sentar el precedente de maniatar al estamento judicial, arriesgándose a, por razones políticas, conveniencias diplomáticas y retruécanos jurídicos, dejar impune un presunto crimen de esa magnitud.   

 

Tal vez Barack Obama conoce algo que los demás ignoramos. Los dólares de Arabia Saudita que no son suficientes para atemorizar a la Reserva Federal ni a la Tesorería Norteamericana, sobran para liderar una incómoda investigación independiente.

 

Muchos no saben y no hay documento alguno al respecto, de la relación y los compromisos de Estados Unidos con Arabia Saudita que datan de la II Guerra Mundial, fueron suscritos por Franklin D. Roosevelt quien, a pesar de su condición física, exponiéndose a enormes peligros, viajó hasta Riad. Lo acordado entonces, no consta en documento alguno y constituyen uno de los secretos mejor guardados del estado norteamericano.

 

Por otra parte, Estados Unidos que, haciendo valer su fuerza militar, poderío económico e influencia política, no se somete a ninguna instancia judicial internacional, ni siquiera a la Corte Internacional de Justicia de la ONU ni al Tribunal Penal Internacional y ha impuesto acuerdos de inmunidad para su estado y sus ciudadanos a más de 100 países, no debería temer a represalias jurídicas como las invocadas por Obama. La batalla política y judicial, recién comienza. Allá nos vemos.

 

Tomado del diario mexicano ¡Por Esto!

Visto 917 veces

Comentarios  

 
#2 lona 25-10-2016 13:49
Te sugiero que veas el documental de factura italiana tantas veces repetido por TELESUR sobre el 11-S. Alli se demuestra al detalle con criterio técnico la falsedad de la versión oficial del gobierno de los Estados Unidos acerca del "atentado terrorista". Soy ingeniero civil graduado en la especialidad de estructura, por tanto coincido con los autores del documental sobre la tomadura de pelo en cuanto a la "caida" de las Torres Gemelas. Como bien se explica la estructura de acero del edificio necesitaba el doble de temperatura generado por el combustible de los aviones para colapsar, un edificio de acero puede estar incendiado por horas y su estructura (el esqueleto) no colapsa. Los escombros contenían micropartículas de termita, que es un explosivo de alta potencia y temperatura comunmente utilizado en la demolición de estructuras de este tipo. La agencia de seguridad del gobierno que recogió los escombros, y practicamente los confiscó, fue la misma que semanas antes del "atentado" penetró en los edificios para supuestamente hacer "trabajo de rutina", ¿qué casualidad?. Evidentemente colocaron los explosivos en los puntos claves de la estructura de acero. En las imágenes vistas por televisión perfectamente se observan las explosiones a través de las ventanas de la fachada de los edificios en varios pisos muy por debajo del impacto de los aviones. Los bomberos, que fueron los primeros en llegar a las torres, afirman que se escuchaban explosiones en el sótano y algunos de ellos fueron impactados por las ondas expansivas. Cualquiera que conozca las Leyes de la Física se da cuenta que un edificio de esa altura no se derrumba así tan verticalmente y de forma cinematográfica como en cámara lenta; eso sólo es posible por medio de una DEMOLICIÓN CONTROLADA. Con relación al Pentágono sólo se observa un sólo impacto (hueco) en la fachada. Los aviones comerciales tienen grandes turbinas (motores) en las alas hechas de metales resistentes, ¿porqué no aparece el impacto de estas turbinas en la fachada del pentágono?. Después del supuesto "impacto del avión" las luminarias exteriores aparecen en el suelo intactas; un avión comercial volando a tan baja altura, casi rasante, obligatoriament e sus alas tuvieron que impactar las luminarias antes que al pentágono. Por si fuera poco en los alrededores del edificio no se encontraron restos del avión, sólo unos pedacitos del supuesto fuselaje...¿y las turbinas?. Por las caracteristicas del "atentado" lo más parecido fue el impacto de un misil de un avión del tipo caza. Éstas son algunas de las tantas evidencias, hay muchas más. La clase política que ha gobernado los Estados Unidos desde su fundación ha sido especialistas en fabricar conspiraciones y todo tipo de crímenes con tal de alcanzar sus objetivos políticos. Acuérdate de la explosión del Maine para intervenir en la guerra cubano-española ; el incidente en el Golfo de Tonkin para agredir a Vietnam; las "armas de destrucción masiva" de Sadán Jusseín para invadir a Iraq; etc, etc, etc.
 
 
#1 ALFREDO GARCIA RUBIO 04-10-2016 15:05
Todavía no se ha argumentado en concreto..... las razones por las cuales Arabia Saudita..... pudiera haber tenído una razón para esto.
¿Acaso no es esta..... un aliado potencial de Estados Unidos fuera de Europa?..... ¿acaso su poderío financiero, político y militar....... no se encuentra estrechamente vinculado al de Estados Unidos?
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar