domingo, 23 febrero 2020, 21:38
Domingo, 02 Octubre 2016 19:13

Peter Greenaway: en el cine ya es muy difícil hacer melodrama

Escrito por  EFE
Valora este artículo
(0 votos)

El cineasta británico Peter Greenaway aseguró hoy en Parma (norte de Italia), donde codirigió la ópera de Giuseppe Verdi "Juana de Arco", que en el cine ya no se puede hacer melodrama y, además, tener éxito.

 

Por el contrario, estimó que es la ópera la que permite a los creadores abordar historias melodramáticas puesto que este histórico tipo de teatro musical está lleno de ellas.

 

"Pienso que la ópera es un lugar en el que puedes trabajar con el melodrama. Si uno piensa en los argumentos de las óperas, hay mucho melodrama y es muy difícil hacerlo, y tener éxito, en el cine", consideró el director de "Prospero's books" (1991) y de "El cocinero, el ladrón, su esposa y su amante" (1989), entre otras.

 

Al realizador y pintor galés (Newport, Reino Unido, 1942) le complace además de la ópera -mundo que no desconoce pues tiene ya experiencia en la dirección de este género- esa ausencia de coherencia que molesta a quienes no disfrutan de ella.

 

"¿Sabe?, es todo ese fenómeno de la suspensión de la incredulidad... ¡en una ópera la incredulidad está suspendida!" dijo en declaraciones a Efe poco antes del estreno que le llevó a Parma: una "Giovanna d'arco" en su título original cuyo libreto presenta ciertamente algunas incoherencias conocidas.

 

Greenaway se refería a ese estado en el que la ópera -el teatro de texto en general también lo puede hacer- permite al espectador abandonar de manera voluntaria su sentido crítico, prestándose a asumir incoherencias en una obra por el placer de disfrutar de esta.

 

"Yo en realidad lo que he hecho es decorar lo que Saskia (Boddeke) ha dicho", contó modestamente el cineasta británico sobre las explicaciones que acababa de dar su esposa, la holandesa que codirige la versión de la "Juana de Arco" representada en el Teatro Farnese de Parma.

 

Greenaway reveló, además, que dentro de unos días comenzará en Italia la búsqueda de localizaciones para su próximo proyecto: "Walking to Paris", filme sobre el viaje que hizo el escultor Constantin Brancusi entre Bucarest y París entre 1903 y 1904 y que el realizador piensa estará listo para ser presentado al Festival de Cannes en 2017.

 

En cuanto a la nueva producción de ópera que hoy presentó en Parma se trata del segundo título del Festival Verdi 2016, que el Teatro Regio de la ciudad comenzó el sábado, 1 de octubre, con también un estreno: el "Don Carlo" en la versión de Cesare Levi.

 

"El Farnese es una experiencia total, el teatro tiene una identidad tan fuerte y cuando uno está en el espacio... realmente es potente y se me puso la piel de gallina porque es extraordinario, nunca había visto un teatro como este", admitió Boddeke, artista multimedia y directora de ópera y cine.

 

"Cuando leí el libreto me di cuenta de que no era una ópera muy sólida, no es la mejor Juana de Arco. Verdi la convierte en una historia de amor, pero al mismo tiempo es una historia muy frágil y por ello nos dio muchas oportunidades para contar una historia diferente", declaró la codirectora.

 

Esta nueva producción de "Juana de Arco" se sirve del excepcional marco del Teatro Farnese, construido originalmente en 1618 en madera y reconstruido en 1962 tras su destrucción durante un bombardeo en la II Guerra Mundial.

 

Greenaway y Boddeke trasladan la acción de la ópera al espacio situado bajo las gradas del público y no sobre el escenario, decisión que convierte el espectacular fondo del patio de butacas en una pantalla sobre la que se proyectan imágenes fijas, en movimiento, en 3D y con láser.

 

Los directores invaden el espacio que dejan los arcos construidos originalmente por Giovanni Battista Aleotti en el siglo XVII con imágenes de vírgenes, de símbolos de una decena de religiones y de recientes fotografías de refugiados llegados a las costas del sur de Europa.

 

Se trata de un fondo visual que vincula la historia bélica-mística de la "doncella de Orleans" con el drama actual que causa una guerra y el papel de las religiones en los conflictos.

 

El español Ramón Tebar, director de la Florida Grand Opera y responsable musical de la versión de "Juana de Arco" presentada en Parma, consideró que desde el punto de vista musical a este título de Verdi "no hay que maquillarle mucho, solo quitarle un poco el polvo de la tradición".

 

"Es una obra que para nuestro tiempo ha sido más difícil de entender porque Verdi fue quizás por otros caminos, quiso experimentar, quiso hacer un drama romántico (...) y se puede ver que aún está muy ligado a la tradición belcantista", dijo a Efe el director valenciano.

Visto 690 veces

Comentarios  

 
#1 elvira guilarte 03-10-2016 10:03
Pues y bien que si, a que vendria eso de melodrama en el cine ni en ningun lugar, si ya existe el amor virtual en todas sus manifestaciones , quien va a creer en amorcitos dulces. En el mundo actual los besos saben a plastico, aluminio, cristal y otras aleaciones empleadas para hacer los telefonos celulares, los ordenadores y las tablets, que es por donde la gente de hoy se da besitos, abrazos........ .. y algo mas. Los besos de hoy ya no te dejan un sabor amargo en la boca, te dejan un sabor metalico. Pobre trovador, pobre musa, donde te has ido. LO DIJO SOSA CAUSTICA.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar