viernes, 16 noviembre 2018, 06:33
Sábado, 01 Octubre 2016 05:00

Campo y pista: Glamour de rankings en año olímpico

Escrito por  Harold Iglesias Manresa, especial para Cubasí
Valora este artículo
(4 votos)

Tiempo de análisis, de mirada a los rankings del orbe, de situación real del campo y pista cubano y algunos de sus principales exponentes.

 

Cae el telón del año 2016, Río de Janeiro, cómo cruzar los cinco aros y dejar atónito al Cristo Redentor en el menor tiempo posible, marcó la gloria para muchos, y el sinsabor para otros tantos que durante cuatro años estuvieron entregándose al máximo en cada sesión de entrenamiento, afilando sus pinchos, conteniendo su sed, acechando marcas...

 

Tiempo de análisis, de mirada a los rankings del orbe, de situación real del campo y pista cubano y algunos de sus principales exponentes. Pero antes ahondemos sobre el reto de Bellerín: el lateral español, en pruebas de velocidad, devoró 40 metros en 4.42 segundos durante la temporada 2015. Bolt, en cambio, corrió el mismo segmento en 4.64 en Berlín 2009, cuando pulverizó el récord del hectómetro. Claro, para nadie es un secreto el hecho de que el bólido jamaicano abre sus “turbinas” justamente en la segunda mitad de carrera, cuando sus zancadas comienzan a rebasar a cuanto rival se le interponga.

 

Para contextualizar, iniciaremos nuestra radiografía por el área de velocidad, no sin antes hacer una inflexión en las condiciones de la pista del Estadio Panamericano, realmente precarias, sobre todo por el carril uno, además de que los en los centrales, el corcho está sumamente endurecido, mientras que los carriles correspondientes al área de saltos, igualmente están muy deteriorados. Esta realidad aderezada con otras no menos contrastantes, como la situación de la cubierta del colchón de salto con pértiga, la carencia de algunos implementos deportivos...

 

Estas cuestiones, no tienen el menor afán de justificar la gris campaña para muchas de las principales figuras del deporte rey antillano, nuevamente acechados por el fantasma de los mejores registros lejos de la hora de la verdad.

 

Velocidad: Contrario a lo que algunos pudieran pensar el ranking del hectómetro no lo comandó el súper Bolt (9.81 segundos). Su tiempo de la final olímpica quedó una centésima por debajo del 9.80 de su archirrival estadounidense Justin Gatlin el 3 de julio en Eugene. Pero Bolt nuevamente supo sacar el extra en el instante decisivo. Por Cuba, lo más cercano a la zona caliente lo aportó el camagüeyano Robertyo Skyers, solo que sus 10.11 (lugar 80) datan del lejano 27 de mayo en el Memorial Barrientos.

 

Entre damas hubo más fidelidad, pues la también jamaicana Elaine Thompson (10.70) no dio opciones a sus oponentes. Por cierto, los 11.30 de Arialis Gandulla, le merecieron el escaño 112.

 

En los 200 metros sucedió otro tanto: LaShawn Merrit (19.74) comandó el top y Bolt (19.78) no tuvo compasión en suelo carioca. Reynier Mena (20.41-75) y Roberto Skyers (20.42-77) otra vez diciendo adiós a lo lejos.

 

Thompson (21.78) pesadilla por partida doble, Arialis Gandulla (23.22-discreta plaza 168). Entonces hay que hacer un paréntesis para destacar a la sprinter paralímpica Omara Durand. Sus 23.05 de la ciudad Maravillosa, la anclarían en el puesto 118, mientras los 51.77 de la vuelta al óvalo la colocarían en el peldaño 61. Entre convencionales la bahamesa Shaunae Miller (49.44) regenteó, emulada por el sudafricano y plusmarquista del orbe Wayde Van Niekerk (43.03).

 

Uno de nuestros atletas que merece elogios es Yoandys Lescay. El tunero de 22 abriles no solo rebajó su tiempo hasta 45 flatt, sino que cerró la posta larga antillana como si hubiese reencarnado al Alberto Juantorena de Montreal 1976, o al Roberto Hernández de Barcelona 1992. De hecho, la sexta plaza de la final olímpica (2:59.53 minutos) y el propio puesto en el ranking, tienen su marca registrada. Otro de los pocos eventos destacables.

 

Saltos: Considerada como una de las áreas de mayor pedigrí en el atletismo de nuestro país, el 2016 no fue un año de beneplácito, salvo las coronas universales juveniles de Maykel Massó (8.00 metros en longitud) y Lázaro Martínez (17.06) en triple. En ambos casos dominaron los estadounidenses Jarrion Lawson y Christian Taylor, con estirones respectivos de 8.58 y 17.86 metros.

 

Entre damas, desde hace buen tiempo no contamos con una contendiente seria. En medio de semejante panorama y ante los reinados de Britney Reese (7.31) y Catherine Ibargüen (15.17), la única que merodeó dicho entorno fue la triplista Liadagmis Povea (17.56-9na), registro por cierto, al que no volvió a acercarse tras ese 19 de marzo.

 

La altura en uno y otro sexo, anda diluida, en tanto en la pértiga, Yarisley Silva, una extraclase guerrera de siempre terminó cuarta (4.84 de Birmingham), relación liderada por la norteña Sandi Morris (5.00). Morris fue subtitular bajo los cinco aros, y Silva recaló séptima.

 

Lanzamientos: Cuba tiene exponentes en el área de lanzamientos, que por sus cotas pueden descollar y batallar por escalar al podio de premiaciones en certámenes multideportivos regionales. La realidad arroja que aún distan del supremo entorno universal, a excepción de las discóbolas Denia Caballero y Yaimé Pérez, quienes nuevamente plantaron banderas con respectivos disparos de 67.62-5ta, y 68.86-2da, en feudo de la fuera de serie croata Sandra Perkovic (70.88). Entre hombres Jorge Fernández nuevamente quedó en el plano de promesa diluida al no poder alcanzar los 63 metros en una campaña liderada por el sueco Daniel Stahl (68.72).

 

Acá, el martillista Roberto Janet (76.52) no pudo aproximarse a los impresionantes 82.47 del polaco Pawel Fajdek. Tampoco resultaron notorios los 18.62 de la balista Yaniuvis López, válidos para la plaza 16 del ranking.

 

Pruebas combinadas: De Leonel  Suárez y Yorgelis Rodríguez ya hemos hablado. Reservamos sus rendimientos para el cierre de estas líneas, pues sobre ellos recayeron las mejores actuaciones olímpicas de nuestra armada en la ciudad Maravillosa, con excepción del bronce de Denia en el disco. Además necesitábamos un rescate de otra especialidad de tradición que transitó por el silencio total: las vallas. Entonces los 8 460 puntos de Leonel, lidiando con avatares, una varicela inoportuna, déficit de entrenamiento y adversarios, son dignos de realce, como también el récord nacional de Yorgelis, esculpido a razón de 6 481 que le merecieron además el noveno lugar del ranking liderado por la belga Nafissatou Thiam (6 810). En el caso de Leonel ancló séptimo, a la escolta del fenomenal estadounidense Ashton Eaton (8 893).

 

Tiempos, marcas, realidades. Toca ahora analizar, buscar todas las fórmulas y posibles variantes, para de cara a Tokio 2020, comenzar a sacudirnos desde ahora y evolucionar en materia de cronos. Tenemos cuatro años para trabajar sin declinar...

Visto 761 veces

Comentarios  

 
#1 SoyQVA 03-10-2016 11:09
Por lo q entendia aqui la deportista paralimpica cubana Durand tuvo mejores resultados q las atletas convencionales, esto da q pensar !!!.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar