martes, 11 diciembre 2018, 23:08
Martes, 20 Septiembre 2016 04:41

Trump: Toreando el incómodo caso Bondi

Escrito por  Nicanor León Cotayo
Valora este artículo
(3 votos)
 Donald Trump, camina junto a la Fiscal General de Florida Pam Bondi Donald Trump, camina junto a la Fiscal General de Florida Pam Bondi El Nuevo Herald

Los medios han vuelto a insistir en esa potencial piedra en el zapato del candidato presidencial republicano.

¿Qué sucedió? Donald Trump entregó 25 000 dólares para la campaña electoral de Pam Bondi, fiscal general de la Florida.

Aunque el asunto pareció al inicio una de las tantas aguas sucias que corren allí, los periodistas Steve Bousquet y Michael Auslen acaban de retomarlo.

Ambos pertenecen al Buró del Herald-Times en Tallahassee, capital de la Florida.

Ellos escribieron que tal jugarreta se ha vuelto ya “un serio problema político a nivel nacional”, surgido antes de que Bondi ocupara el cargo.

Hace tres años, dijeron también,  la entrega del cheque firmado por Trump originó un sin fin de alegaciones relacionadas con seminarios sobre bienes raíces que brinda el Instituto Trump.

Esa “contribución”, opinaron Bouquet y Auslen, ha tenido  un costo enorme e incluso dominado la campaña presidencial durante semanas”.


Dañó, la reputación de Bondi y desató numerosas solicitudes para que se lleven a cabo investigaciones penales, afirmaron.

Times/Herald revisó más de 9 000 páginas de correos electrónicos internos y quejas del consumidor, algo que, estimaron, dibuja una historia de usuarios frustrados de la Universidad Trump.

Bondi aún laboraba como asistente de la Fiscalía en Tampa cuando unas 20 personas formularon demandas contra empresas vinculadas a Trump.

Según esta misma versión, las reclamaciones se iniciaron en 2008, por usuarios enfurecidos que invirtieron grandes sumas de dinero en la Universidad y el Instituto Trump.

Algunos incluso “dijeron haber perdido los ahorros de toda una vida.”

Documentos de 2008 y 2009 señalan a personal jurídico que trabajó con el predecesor de Bondi, Bill McCollum, enviando personas a otras agencias oficiales para lograr asistencia.

Más tarde, en 2010, un vocero de McCollum declaró al New York Daily News que su oficina revisaba “demandas recibidas, aunque insistió que ninguna tenía que ver con el Instituto Trump.

Seis años atrás Pam Bondi llegó a la responsabilidad de Fiscal de la Florida y de inmediato su unidad de delitos económicos se llenó de nuevas interrogantes sobre una vieja cuestión:

“La Universidad Trump  y sus muchas promesas incumplidas.”

Los mismos expertos jurídicos que demostraron poco interés en casos bajo el mando de McCollum empezaron a trabajar para Bondi.

Ahora un cabildero de Tallahassee, Brian Ballard, aliado de Trump, declaró que el actual debate se ha sacado de contexto.

Y a renglón seguido, como era de esperar, afirmó: “Los demócratas están manipulando los hechos”.

En estos momentos varios sondeos de opinión pública dan a Trump e Hillary Clinton como virtualmente empatados.

Nadie juzga –por ahora- el caso Bondi un golpe sustancial contra el primero, pero muchos sí lo valoran como otra situación incómoda a torear por él.

Visto 3828 veces

Comentarios  

 
#1 ulises 20-09-2016 06:27
Ay la corrupcion en EEUU, perdon quise decir la eleccion.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar