sábado, 15 diciembre 2018, 18:41
Miércoles, 07 Septiembre 2016 05:00

¿Y qué usted quiere que yo haga?

Escrito por  Vladia Rubio/CubaSí
Valora este artículo
(22 votos)

La desidia, la indolencia, la indisciplina y otros bichos afines pueden corroer, más que el mayor ejército de comejenes, al árbol de mayor corpulencia.


Deambulaba serenamente por entre los dulces de la vidriera del Photo Service de Ayestarán. Estaba claro que paseaba por terreno seguro y conocido.

Llamé a la muchacha que atendía al público y, en voz baja, le indiqué lo que pasaba.

Como si conversara de balcón a balcón con una amiga de los años, me respondió con desenfado:

— Yo no puedo estar abriendo la vidriera cada quince minutos para espantar las cucarachas. ¿Qué usted quiere que yo haga?

                                                            o0o

La remodelación hecha en la pizzería de las calles I y 23 convirtió el lugar en un espacio más agradable y hasta acogedor; en especial el área al aire libre que, con sus paragüitas, pespuntea esa conocida esquina. Con un poco de ganas e imaginación, uno hasta puede imaginar que contempla la vida desde uno de esos cafés parisinos al aire libre.

Pero a la señora que aguardaba junto a su nieto de pocos años, ocupando la mesa al lado de la mía, no le pareció igual.

Cada poco llamaba a la camarera y repetía en voz alta, para que todos la escucharan:

—Mi’jita, ¿cuándo va a llegar por fin mi pedido? Llevo dos horas esperando, ¿a quién hay que ver? Qué va, yo aquí no vengo más, nunca más.

La camarera la miró sin verla, como quien ve pasar una mosca o contempla, allá, bien a lo lejos, un paraguas que se abre. Con decir monocorde, impersonal, cansino, le respondió:

—Señora, ¿y usted qué quiere que yo haga?

                                                            o0o

Sacaron papas en el mercado de 26 y Tulipán, Nuevo Vedado. La gente se encrespa, suda, discute. Es que la papa ayuda, al menos un poco, a armar el  menú de cada día, ese acto de magia entre calderos, que Gaudini no hubiera podido siquiera atreverse a imitar.

La tierra que emerge de los sacos al ser volcados en las tarimas forma cierta neblina, una especie de filtro tenuemente rojo tras el que la escena se ve aún más surrealista. Vuelve más dramática la inocencia, la inconsciencia de los que esperan y se creerán triunfantes al salir del lugar con su jabita de papas como el mejor trofeo.

En medio del sordo rumor que acompaña a la cola, gruñir bajo de leonas advirtiendo que su cría (su puesto en la fila) es intocable; un sonido diferente se agrega a la partitura. Un ómnibus de la ruta 69 se detiene, chillando frenos, justo a la entrada del mercado.

Como tras el cristal de una pecera, puede verse a través del parabrisas a los pasajeros-peces coletear semiasfixiados en el interior del transporte. El sol cae perpendicular sobre el techo de la guagua, es decir, sobre la coronilla de la gente que desespera en su interior, apelotonada, desesperada. Olores, sudores, roces sutiles y nada sutiles desbordan la 69, aparcada al filo del mediodía.

Por eso, o a pesar de eso, cuando el chofer retorna calmado y sube al ómnibus con medio saco de papas que coloca casi tiernamente bajo la pizarra de controles, una voz salta del interior de la masa amorfa de pasajeros:

—¡Oye, chofer, ¿qué tú te crees?, arranca esto ya, que nos morimos!

—Asere, mis chamas tienen que comer, ¿qué tú quieres que yo haga?

                                                            o0o

Las tres descripciones son exacto reflejo de tres situaciones ocurridas durante este agosto recién terminado. Mejor no agregar comentario alguno. Que lo hagan los cubanos que lean estas líneas, y que pueden ser los mismos a quienes la cucaracha les hace un guiño tras la vidriera de dulces, los que esperan un par de horas por una pizza en un establecimiento estatal, o quienes se transportan en una guagua desbordada que el chofer detiene al borde del mediodía para tomar un café, saludar a la enamorada o comprar papas.

Visto 6896 veces Modificado por última vez en Martes, 11 Octubre 2016 08:42

Comentarios  

 
#47 Lola 09-09-2016 11:39
Los k controlan también estan corrompidos, estas deficiencias por llamarlas de algún modo están generalizadas a todos los niveles, ejemplos sencillos, los inspectores van a las casas de los TCP y le cobran una comisión por no reportar cualquier situación, el de la luz te ajustas con el y no pagas, todo está generalizado, pero quien para esto????. El otro día a las 8:30 pm cogí un almendrón del Ministerio de la Construcción a Boyeros y Vento y me queria cobrar 20 pesos, por ir apretada detras donde montó un hombre con una mujer arriba, me amenazó con bajarme, a lo que no le temí porque no le iba a pagar, mal manejaba, se llevaba los semaforos y nunca apareció un policia de tránsito, pero todo está tan mal controlado, que ya ni vale la pena comentarlo, lo que la Contraloría debería de ocuparse de esto junto con la PNR o quien designen y acabar con los personajes inescrupulosos que acaballan a los tontos que estamos trabajando duro.
 
 
#46 ALFREDO GARCIA RUBIO 09-09-2016 09:02
NO. 39 ANALIZA....... trato de sintetizar con menos palabras..... lo que usted creo que claramente pretende explicar...... TODOS SOMOS VICTIMAS..... DEL MISMO MALTRATO QUE DE ALGUN MODO...... LE CAUSAMOS A LOS OTROS....... PORQUE LA INDISCIPLINA, LA DESORGANIZACION Y LA DESMOTIVACION HAN CREADO UNA NEBULOSA...... QUE HA CONTAMINADO GLOBALMENTE A NUESTRA SOCIEDAD...... Y EN LA CUAL...... DE ALGUN MODO....... PERO DE LA MISMA MANERA....... TODOS INTERACTUAMOS.. .... UNOS CON OTROS.
Estimado(a) ANALIZA...... ¿es esta la idea central de su análisis?
 
 
#45 haydee 09-09-2016 07:36
Bueno y entonces te diriges a una dulceria de cuentapropistas y eso no pasa, te diriges a una pizzeria de cuentapropistas y eso no ocurre, te montas en un taxi almendron y eso no pasa, por que entonces se permite que ocurra en establecimiento s del gobierno a donde acudimos los cubanos que vivimos de nuestro modesto salario? los cubanos que por necesidad tenemos que coger guagua para ir y venir del trabajo? por que? yo quisiera que alguien me respondiera.
 
 
#44 aloima 09-09-2016 07:03
ah! otro mas para la lista... 6:30 am una embarazada (yo) en la cola del lab. bactereología en Cárdenas, en espera de análisis de exud. vaginales y urocultivos... 9:40 am quedabamos en la cola 18 embarazadas con muchísimo deseo de orinar inmaginense toda la noche!!.... de repente sale la doctora y dice -voy a coger un diez que estoy cansada porque yo soy una sola.... por supuesto, profesional al fin, le digo -seño, las personas que estamos aqui no aguantamos mucho mas tiempo, estamos enfermas de los riñones y no es conveniente aguantar media hora mas... -imagínate mamita, yo soy una sola, ¿que tu quieres que yo haga?
 
 
#43 Yuniel 08-09-2016 21:36
Estas situaciones se dan a diario, hace un mes llego a la bodega de mi pueblo en Punta Alegre aca por Ciego de Avila el picadillo de solla y la carne de dieta. Las personas comentan y le preguntan al chofer que si ellos eran animales por traer esos alimentos en un carro sin condiciones, para contarle el techo estaba defondado, cuando habre las puertas la carne tirada en el piso y llena de moscas. Ahora yo me pregunto porque si todo esto es del estado la empresa Bucanero tira su mercancía en carros climatizados y la poblacion tiene que recibir la comida en un carro en estas condiciones. Salu2
 
 
#42 Analiza 08-09-2016 18:17
Creo que lo primero que tenemos que hacer es analizarnos nosotros mismo, ver si el trabajo que realizamos lo hacemos con respeto y calidad, porque para criticar somos buenismos, pero vernos los defectos ohhhh cuidado del que diga que yo no hago bien las cosas, me explico, ese gastronomico que nos atendio mal es el mismo que va a un taller de reparaciones y lo trataron pesimo, no hablo de maltrato de palabra, sino de poca limpieza en el taller, demoras enormes, haciendo la cola y por el lado te pasan los socios con sus cacharros y salen como si la cola no existiera, pero ese del taller va al banco popular de ahorro y haces una cola demorada, fijense que no digo cola larga, sino demorada porque hay veces llegas, hay 5 personas en la cola pero los que atienden o estan merendando, o fueron a la tienda y cerraron una ventanilla con la naturalidad de quien se toma un vaso de agua (porque estan quemaos de trabajar desde temprano), el del banco va a tramites de vivienda o registro civil, morirse! que si hay error en un apellido, que si no coincide un dato que te hicieron en una oficina con los que tiene la otra, el cuento de no acabar, esas de las oficinas van a comprar a una tienda de divisas "shopping" y es igual el maltrato porque la dependientes hablan entre si, atienden llamadas en sus celulares, o llego un amiguito y se puso hablar, esa de la tienda va a Etecsa y cuando no choca que el sistema esta caido y no pueden cobrarte la factura telefonica o no puedes navegar en sus salas, chocas con un sepsa que no te deja entrar a un salon climatizado (casi vacio) porque la cola es de la puerta para afuera, aunque la cola sea corta como la del banco chocamos, pero esa de Etecsa tiene niños seminternados en una escuela, donde la maestra se va antes de las 3 de la tarde o no va y entonces mandan a los niños para la casa o para otra aula donde los "tengan" hasta que los vengan a recoger, se dan cuenta que es un circulo el maltrato y mal trabajo que se hace en Cuba?, por eso digo es mejor analizarnos primeros y criticar despues, porque al final quien mejores estan trabajando son los cuentapropistas y no todos, tambien hay cada unos por ahi... ja
 
 
#41 Zugor Seg. 08-09-2016 17:55
Piden a la población compromiso con el enfrentamiento, valentia, denuncia... ¿y no reflejan comentarios que tratan de que se conozcan las verdaderas causas y condiciones que propician el desmadre actual? Puahj...
 
 
#40 Chipojo 08-09-2016 14:30
Vladia, la cosa está así, ¿qué tú quieres que yo haga?
 
 
#39 david 08-09-2016 14:02
Vladia es que para quienes laboramos en la red de servicio creemos aún que estamos haciendo un favor a los clientes y usuarios cuando en realidad el favor lo hacen ellos al darnos en qué servirles paradojas de la vida en cualquier lugar del mundo los del servicio se matan por brindarlo bien, acás porque le den una propina inmerecida.
 
 
#38 Kikyo 08-09-2016 12:36
Estas situaciones son comunes debido al mal trabajo (o ninguno) de los organismos, Directivos y personal encargado de administrar, controlar y supervisar estos estas actividades. Comercio Interior, las empresas a las que se subordinan estos establecimiento s, sus dirigentes, los inspectores Integrales, de Salud Pública, los de la propia entidad, los de Transporte (actualmente convertidos en “empujadores profesionales” como los del Metro de Japón, y muchos asumen esta nueva función extraoficial y dejan de lado las que en realidad son de su puesto), ninguno de ellos les regula eficazmente (¿no pone a pensar eso sobre los favores que premia el mirar para otro lado?) por lo que tienen la libertad de crecer silvestres, sin nada que les impida el maltrato, las indisciplinas o las ilegalidades, y seguirán así hasta que alguien llegue y mande a parar.
No digo que incrementando el control se logre erradicar por completo estas manifestaciones , pero al menos se les pondrían un freno, y ante la amenaza constante de tener que afrontar las consecuencias de sus actos los infractores al menos se medirían y los procesos de este país se desarrollarían con mayor transparencia, sin tantos daños económicos y con una población que en realidad recibiría los beneficios de las inversiones realizadas por el Estado.
Esa es mi utopía, llámenme soñadora, pero creo que no es tan difícil de lograr, basta con que las instituciones correspondiente s a cada caso despierten y en realidad se pongan a trabajar.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar