martes, 25 septiembre 2018, 05:49
Martes, 06 Septiembre 2016 06:02

Miami: Otro de sus «ángeles» triturados

Escrito por  Nicanor León Cotayo
Valora este artículo
(7 votos)
Jada Page Jada Page

Un periodista del Nuevo Herald, Daniel Shoer Roth, escribió un patético artículo sobre constantes asesinatos de infantes en esa ciudad.

Ahora se refirió al caso de Jada Page, la niña de ocho años de edad cuya vida fue tronchada por un balazo en su cabeza.

El análisis de Shoer Roth apareció este viernes en el Nuevo Herald bajo el título: «La muerte de Jada».

Dice, hablemos sin tapujos, el deceso prematuro y violento de esa pobre angelita suma otro llanto a la desesperación que nos impone la criminalidad.

Explica que ella iniciaba cuarto grado en una escuela nueva para ella donde forjaría amistades y aspiraría al conocimiento.

El domingo pasado, agrega el comentario, la pequeña se alistó risueña para ir al cine con su papá, cuando de una balacera frente a su vivienda salió el disparo mortal.

«Una niña herida. Un milagro implorado por su salvación que nunca se obrará. Una demoledora tragedia».

Según Shoer Roth, el nombre de Jada se inscribe en una extensa lista de menores asesinados en peligrosas calles de barriadas marginales de Miami.

Allí, puntualiza, la violencia armada está en pie de guerra, y deja graves consecuencias sociales en nuestra ciudad.

El autor del comentario, quien, por vivir allí, palpa la realidad, dictamina lo siguiente:

«Se repite la historia de niños caídos en medio de tiroteos por culpa de las pandillas locales, el trasiego de drogas, la proliferación de armas en manos de criminales».

El Nuevo Herald informó que la niña Jada y su padre se encontraban frente a la casa, a punto de salir, cuando les dispararon desde un vehículo en marcha, ocasión en la que una bala penetró el cráneo de la hija.

Según la Policía, el padre, también herido, era el objetivo de los malhechores.

«No comprendo cómo pueden dormir por la noche sabiendo que mataron a mi niña...», gritó la madre ante reporteros.

¿Y muchos habitantes? Observadores opinan que, absortos en sus cosas, la mayoría «es bastante indiferente».

Hace medio año tuvo lugar una tragedia parecida cuando el niño King Carter, de seis años de edad, jugaba con otros pequeños en las cercanías de su hogar.

A la vez, algunos adolescentes de bandas rivales se enfrentaron en la vecindad y lo acribillaron a tiros.

¿Ha cambiado esta situación en los barrios de Miami?

Expertos lo acaban de negar, alegando que padres de niños como King o Jada «siguen temiendo que allí se cobren la vida de sus retoños».

Y el caso de esa ciudad floridana no es único en Estados Unidos, por lo que resulta un enorme cinismo exigir a Cuba, Venezuela y otros países independientes, copiar la actual democracia del Norte.

Visto 1278 veces

Comentarios  

 
#3 YHC 28-09-2016 14:21
Con noticias tan lamentables como esas no puedo hacer más que dar gracias a Dios porque Cuba brinde mayor seguridad de vida a sus pobladores.
Pero hasta cuando!La maldad del ser humano no tiene límites.Lo cierto es que la maldad va más allá de las fronteras, pues está sembrada en el corazón del hombre, la ausencia de amor al prójimo, la miseria espiritual y el aborrecimiento de lo divino dan lugar a ello. Una ves más queda demostrado que ni la tecnología, ni el dinero, ni los grados científicos adquiridos en la mejor universidad harán de este mundo un mundo mejor. Si no se sigue la verdad, la justicia y el amor, pronto la seguridad no se hallará,siquier a, en una isla antillana del planeta.
Verdaderamente es doloroso que el precio lo paguen los inocentes....Qu e Dios nos tenga misericordia...
 
 
#2 Manuel 06-09-2016 11:15
Hace algunos meses, no recuerdo si fue cubadebate, mostraba unas fotos con niños cubanos jugando en el rio y hubo foristas que decían que en EEUU los niños salían a la calle sin la mas mínima preocupación.
 
 
#1 AnónimoMaria Elena 06-09-2016 08:49
Estas noticias tan dolorosas, me parten el corazón. Por eso una y mil veces mas le digo a mi presidente gracias por cuidar nuestros niños.
No hay moral alguna en ese país para reclamar democracias en la Patria Grande. Debian sentir verguenza de las cosas que allí pasan.
Mi sentido pésame a esos dos padre que han perdido su retoño. Eso es un dolor que no hay palabras en el mundo con que aliviar jamas.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar