lunes, 10 diciembre 2018, 08:32
Miércoles, 14 Septiembre 2016 05:00

De la vejez: Alegrías y sinsabores

Escrito por  Alina M. Lotti / CubaSí
Valora este artículo
(5 votos)

En los próximos años Cuba apunta a ser una de las naciones más envejecidas del continente. Urge crear facilidades para quienes viven la “tercera juventud”

De ahí la importancia de ajustar políticas públicas, educar a la población y trabajar todos para que los más experimentados afronten a plenitud esta etapa de la vida.


Una madre cuenta que su pequeño con la curiosidad de quien oye una nueva palabra, pero aún no entiende su significado, le pregunta: ¿Qué es la vejez? En una fracción de segundo, ella hace un viaje al pasado. Se acuerda de los momentos de lucha, de las dificultades, de las decepciones. Siente todo el peso de la edad y de la responsabilidad sobre sus hombros. Vuelve a mirar a su hijo.


“Mira mi rostro, hijo, esto es la vejez”. Le muestra sus arrugas, la tristeza de sus ojos. Para su sorpresa, luego de observarla unos instantes, el pequeño comenta: “¡Mamá! ¡Cómo es la vejez de bonita!


Preciosa alusión a un estado de la vida que no siempre los seres humanos saben aquilatar.

alt


La vejez trasciende las arrugas de la piel, el cuerpo cansado, la mente distraída. Vejez es sabiduría, experiencia, es la posibilidad de discernir entre lo valioso y lo superfluo, entre lo auténtico y lo falso. Sin embargo, por muchas y variadas razones, no siempre ella es creedora de amor y cuidados, de comprensión y ayuda, al margen de las carencias materiales que están presentes.


Nuestra sociedad es una de las más envejecidas del continente, con cifras comparadas a las que ostentan algunas naciones desarrolladas. Si en 1985 el 11,3 % de la población cubana tenía 60 años y más, en el 2010 se elevó al 17,8 % y en el 2012 —según el Censo de Población y Viviendas— fue de 18,3 %, con dos millones 41 mil 392 adultos mayores.


¿Ello es bueno o malo? El especialista Juan Carlos Albizu, del Centro de Estudios Demográficos de la Universidad de La Habana (CEDEM), aseguró que tal situación es fruto de lo que la Revolución ha logrado durante todos estos años en materia de educación y salud.


No obstante, prefiere siempre ilustrar esta realidad con las palabras de su homóloga panameña Carmen Miró, cuando dijo: el problema no es que la población crezca mucho o poco, sino cómo satisface sus necesidades individuales.


Según el demógrafo es importante tener en cuenta que existen tres indicadores que influyen en la población: mortalidad, migraciones y fecundidad, entendida esta última como la capacidad efectiva de una mujer, un hombre, o una pareja, para producir un nacimiento.


Todo lo anterior apunta, efectivamente, a que el proceso de envejecimiento en Cuba —ocurre cuando más del 12 % de su población tiene 60 años o más— va en ascenso, por lo que se precisan política adecuadas que garanticen una mejor atención. Y en tal propósito muchos caminos tienen por recorrer los ministerios de Educación, Salud Pública y Trabajo y Seguridad Social.


No obstante, si bien es cierto que desde el punto de vista material son imprescindibles recursos como sillas de ruedas, bastones y una alimentación adecuada, también es necesario eliminar trabas y obstáculos burocráticos para quienes hoy “viven la tercera juventud”, como escuché decir a alguien recientemente.


El asunto de las barreras arquitectónicas sigue siendo un asunto pendiente, así como el establecimiento de paradas de ómnibus muy distantes lo cual puede ser la causa de fatiga y cansancio. También están sin resolver —salvo excepciones— la creación de facilidades para que los ancianos puedan estar sentados mientras realizan colas en los bancos, notarias, bufetes colectivos, u en otros lugares donde se realizan trámites.

alt


Debemos tener muy presente que en el hogar los adultos mayores no son “ciudadanos de segunda clase”. Hay que respetar sus derechos, opiniones y decisiones. Al fin y al cabo, son los de más edad y todo lo que se haga contrario a ello puede resultar contraproducente.


La socialización —ya sea para realizar ejercicios en la propia comunidad, hacer visitas, e incluso otras tareas de bien común, como repasar a los niños y arreglar uniformes— es un antídoto efectivo contra el sedentarismo y la práctica de no hacer.  


Un lector del periódico Trabajadores, escribió hace unos años sobre el tema desde el municipio Puerto Padre, provincia de Las Tunas.  Israel Leyva Luján decía en ese entonces: “La vejez es real y la muerte es segura (…) Los viejos se van, pero si es con alegría en sus rostros, sería mucho mejor”. Tomemos estas palabras como una sentencia final y asumamos frente a los adultos mayores la mejor de las actitudes posibles. Cuidarlos con amor es un deber de hijos. Reverenciarlos es un deber humano y social. 

Visto 6516 veces Modificado por última vez en Martes, 11 Octubre 2016 08:56

Comentarios  

 
#20 Idalme 18-10-2016 08:47
Llegar a viejo, como dicen en dicen los jóvenes, Viejo en algunas ocasiones despectivamente ; es un regalo de la vida. Estoy orgullosa de mis 64 años, jubilada pro no retirada, abonado mi trayectoria de vida, con aspectos positivos, de los cuales soy feliz, un hijo, un libro, un árbol, como decía José Marti; y eres una persona realizada. con humildad, decencia, y sobre todo mucha vergüenza y honradez
 
 
#19 ALFREDO GARCIA RUBIO 16-09-2016 14:22
De cualquier modo...... la vejez es un gran regalo de la vida....... cuando esta se ha vivído con un verdadero sentido de la honestidad..... .. y se ha dedicado a una obra........ así pueda ser tan sólo esta..... la profesión que ha resultado ser..... la cual hemos desempeñado con amor y sacrificio.
Tambien parte de esta obra..... es el bien que le hemos aportado a nuestros semejantes y a la sociedad....... el saber que de algún modo..... les hemos resultado utiles...... y que con nuestro apoyo....... ellos tambien han salído adelante.
La vejez..... es como correr la gran final de la marathón olimpica de estos juegos....... y poder llegar hasta la meta....... aunque no se haya podído lograr una de las medallas....... pero que no obstante por ello....... se nos otorga el mérito olímpico....... . y ese gran mérito olímpico....... es el recuento favorable de nuestras vidas...... que nuestra autoestima nos permite hacer....... cuando la vejez es la que nos dice........ que la mayor parte de esta...... ya ha transcurrido.
Bienvenida sea la vejez!!!!!!!... ..... no todos tienen la suerte de llegar a ella!!!!!!
 
 
#18 ALFREDO GARCIA RUBIO 16-09-2016 13:16
Cuando para los jóvenes en nuestro pais...... se creen condiciones que desestimulen su exodo....... entoces ya se podría considerar..... .. que se han logrado condiciones socioeconómicas en nuestra nación....... favorables para todo el pueblo en sentido general....... pero para que esto suceda...... entonces la gran interrogante sería......... ¿cómo se le pone el cascabel al ¨gato¨?
 
 
#17 ALFREDO GARCIA RUBIO 16-09-2016 11:42
No se puede hacer nada para detener el exodo de nuestros jóvenes hacia el extranjero..... .. pues no se les puede privar de un derecho elemental como seres humanos..... ni tampoco se les puede obligar a permanecer en nuestro pais...... en contra de su voluntad..... porque su reacción de rechazo podría acarrear consecuencias peores.
Dentro de cinco años ya puedo jubilarme..... sin embargo ni pienso en ello...... pues si los salarios no alcanzan para vivir..... mucho menos las jubilaciones.
 
 
#16 Yosy 16-09-2016 09:48
Un tema candente, del que se habla mucho y se hace poco o muy poco, porque repitiendo el tema no se resuelven los problemas. La lista sería interminable, desde el aumento de la jubilación hasta el arreglo de las aceras. Se habla de las casas de los abuelos y los asilos, pero por qué si una persona tiene familia tiene que ir a uno de esos lugares, donde a veces el "olor" de los baños es insoportable? Lo que pido, además de lo que ya han dicho aqui muchos (ancianos o no) es que realmente se enfrente la situación, no hay que hablar tanto, hay que "hacer" que es la mejor manera de decir. Recordar que esos que hoy tienen más de 60 son los que al triunfo de la Revolución se iniciaban como adolescentes y dieron todo por la Revolución, Campaña de Alfabetización, Becas, Girón, limpia del Escambray, Recogidas de café en la antigua provincia de Oriente, Cordón de La Habana, Zafras permanentes, siembras de gandul y café, trabajos voluntarios de todo tipo... la lista sería interminable !Hay que tenerlos en cuenta y darles una vejez tranquila y feliz!!!!
Lo dieron todo a cambio de nada y es hora de que ese nada se convierta en "algo" que no sea un asilo.
 
 
#15 arturo manuel 15-09-2016 09:41
Tengo casi setenta años, percibo una pensión amparada en la anterior Ley de Seguridad Social, prestación marginal en relación con las que actualmente se conceden; trabajo mucho más que antes en contratos de tiempo determinado por dos razones esenciales: no morir de inanición, dados los precios de los alimentos, y tampoco de tedio. Me considero ocupado, feliz hasta tanto las fuerzas me acompañen. ¿Qué será de mi y de los míos cuando estas flaqueen?
 
 
#14 Marga 15-09-2016 06:34
Solo voy a añadir un asunto a la lista, que parece algo sin mucha importancia al lado de la los asuntos aqui abordados, pero que afecta a los ancianos, al menos en La Habana: ¿Se han fijado ustedes en el poco margen que dan los semaforos de peatones en algunas de las arterias de mayor transito de vehiculos en la capital?(donde existen, pues en algunas ni existen) ¿Creen ustedes que un anciano que no pueda caminar con rapidez pueda sentirse seguro al cruzar la esquina de 23 y G, o peor aún, la de 23 y J, por ejemplo? Aunque hipoteticamnete le de tiempo, el nerviosismo que se apodera de uno cuando piensa que va a cambiar el semaforo de peatones y aun estamos en medio de la calle, o que puede venir un vehiculo por J para incorporarse a 23, es muy dañino para la salud!!!!! Y estos no son ma que dos ejemplos!!!!
 
 
#13 Isma 15-09-2016 03:52
Considero que aquellos Abuelos hoy, que ayer fueron Combatientes internacionalis tas y que la Revolución los necesitó en todos sus proyectos, deben ser extra mejor atendidos, no reconocidos moralmente con un diploma y un discurso, sino materialmente en todas sus necesidades que bastante que afrontan y las asociaciones de base no tiene como enfrentar esta situación.
 
 
#12 Raul G. 14-09-2016 14:14
Ya vemos como algo natural que dentro de pocos años seremos una de las naciones mas envejecidas en el planeta y sigo pensando que el exodo de nuestra juventud es la causa principal de este negativo proceso que puede comprometer nuestro futuro. Pase usted por alguna de las embajadas del Municipio Playa y vera que mas del 95% de las personas que esperan ser atendidas son jovenes. Todavia estoy esperando que en una sesion del Consejo de Ministros o la ANPP se analice QUE DEBEMOS HACER PARA DETENER EL EXODO DE NUESTROS JOVENES Y SOBRE TODO LOS MAS PREPARADOS. Es una tarea dificil pero debemos enfrentarla con valentia.
 
 
#11 Edita 14-09-2016 14:03
Recuerdo la especialidad de Seguridad Social, cuando hicimos un trabajo al que titulamos El Oro de la Edad, no apreciamos la realidad de lo que estabamos escribiendo hasta ahora que estamos pegados a la edad de jubilación y es que nos damos cuenta de lo dificil que resulta trabajar con personas que no tienen en cuenta lo que podemos aportar, creen que se lo saben todo y hasta hacen chistes, sin embargo tambien pensamos que si nos vamos para casa con que vamos a vivir, no veo muchas perspectivas que los adultos mayores sean apreciados si tienen que ser mantenidos por algun familiar a pesar de haber trabajado toda la vida.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar