martes, 19 junio 2018, 20:22
Domingo, 28 Agosto 2016 06:33

Música cubana seduce a melómanos en festival Koktebel Jazz Party

Escrito por  PL
Valora este artículo
(1 Voto)

Las seductoras melodías de la música tradicional cubana estremecieron el escenario del festival Koktebel Jazz Party, que hoy concluye en Feodosia, ciudad de la península rusa de Crimea.

 

Los primeros acordes de la canción Cómo fue -popularizada por el intérprete cubano Beny Moré (1919-1963)- vaticinaron el éxito de la presentación del proyecto cultural Mambo Party, integrado por los cubanos Juan Horlendis Baños (cantante), Fidel Alejandro Veitía (timbales) y Reinier Frómeta (bongó-drums).

 

Secundado por los instrumentistas rusos Pyotr Vostokov (trompeta), Serguei Baulin (saxofón), Alexei Ivannikov (piano), Vladimir Koltsov-Krutov (bajo) y Anna Berezina (conga), Baños trajo al balneario de Koktebel una buena representación de la música tradicional de la isla caribeña.

 

Retumbaron aquí géneros como el danzón, son, bolero y cha cha chá, aunque no faltó la rumba, la timba, el jazz y la salsa, muy bien recibidos por los espectadores que prefirieron abandonar sus asientos y contonearse al ritmo de la música.

 

Mambo Lupita -tema creado por el cubano Dámaso Pérez Prado (1916-1989)- calentó la fría noche de la playa e hizo bailar no solo a los melómanos que estaban muy cerca del escenario sino a los cientos de personas agrupadas en la arena para disfrutar de un concierto inolvidable.

 

Piezas de Francisco Raúl Gutiérrez Grillo -conocido en el mundo del espectáculo como Machito (1908-1984)- ratificaron la riqueza de la música tradicional cubana, muy alabada en estas tierras europeas, matizadas estos días por maravillosos recitales como parte del festival Koktebel Jazz Party.

 

El romanticismo de la noche de este sábado llegó de la mano del cuarteto de jazz de Li Xiaochuan (China), quien acompañado por Hung Yong (bajo), Xue XiaoLun (drums) y Zhang XiongGuan (guitar) caló en los más profundo de los corazones que latieron a ritmo de soul y blues.

 

Melodías melancólicas emanaron de la trompeta de Li durante una pieza dedicada a su madre, mientras la pasión mostrada al ejecutar impresionantes solos jazzísticos arrancó interminables ovaciones del público.

 

También la velada contó con las presentaciones de instrumentistas de Alemania, Mongolia, Rusia, Finlandia y Corea del Sur, virtuosos que evidenciaron una vez más que el arte no tiene fronteras.

 

Fundado en 2003, el festival Koktebel Jazz Party deviene gran fiesta musical y congrega a músicos de los cinco continentes sin importar credos religiosos, afiliaciones políticas o diferencia de idiomas.

 

Desde el pasado viernes, el lenguaje universal de la música, en especial del jazz, constituyen el plato fuerte de este magnífico evento, al que asisten también periodistas de América, Europa y Asia, interesados en testimoniar cada suceso.

 

La cita musical nació por iniciativa del saxofonista y director general de la agencia Rossiya Segodnya, Dmitry Kiselev, y tiene su génesis en un anhelo de sus años mozos, cuando visitaba con unos amigos la playa de Koktebel y juntos improvisaban melodías relacionadas con el jazz.

 

Cada verano, los jóvenes regalaban al mar Negro contagiosas sonoridades y así, en complicidad con el histórico personaje de aventuras y leyendas, nació el festival, que hoy deviene gran atracción para turistas y nativos del balneario ubicado en Crimea, Rusia.

Visto 658 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar