miércoles, 12 diciembre 2018, 15:41
Martes, 20 Septiembre 2016 05:00

Indisciplinas sobre ruedas

Escrito por  Alina M. Lotti/CubaSí
Valora este artículo
(8 votos)
Foto: Kaloian Santos Cabrera Foto: Kaloian Santos Cabrera

A las deficiencias habituales del transporte público —demora, suciedad en los carros, música estridente—, hoy también hay que sumar el hecho de que algunos choferes de ómnibus los consideran de carga.

Seguramente usted compartirá conmigo algunas de las «indisciplinas sobre ruedas» a las que yo me referiré en este comentario, al margen de que algunos me «tilden» de regionalista, pues solo me referiré al transporte urbano en la capital, el cual empleo a diario.  


La historia que le puso «la tapa al pomo», como decimos en el argot popular, ocurrió un viernes, casi a las nueve de la noche, mientras regresaba a la casa en un P-6, en dirección al municipio de Diez de Octubre.


Próximo a la Víbora, el chofer paró unos metros antes de la parada, abrió la puerta trasera, mientras dos hombres entraban varias cajas de madera (de las que se utilizan para transportar viandas). El ómnibus iba lleno, como es costumbre a esa hora, pero al conductor poco le importó las condiciones en que viajaban las personas atrás.


Instantes después —entre las quejas de algunos pasajeros y las lamentaciones de otros por las fallas del transporte público—, quien recaudaba el dinero (una especie de ayudante que habitualmente se sienta junto a la ventanilla con el brazo extendido para tal fin) se desplazó hacia «el lugar de los hechos» y delante de todos (los apiñados, por decir de alguna manera cómo íbamos) recogió veinte pesos en moneda nacional, que si bien es cierto no significa una gran remuneración, sí lo es, si se tiene en cuenta que el transporte público vale 40 centavos.


Por mucho que la gente habló y protestó, no pasó nada. Ambos (chofer y ayudante) tomaron lo que les dieron y se acabó.


Sin embargo, a diario nos tropezamos con múltiples y variadas de lo que he denominado «indisciplinas sobre ruedas», que ya suman unas cuantas y que siempre ocurren en detrimento de los pasajeros.


Hoy el transporte público también pudiera llevar el adjetivo «de carga». En los P-12 y P-16, que tienen su lugar de partida en la localidad de Santiago de las Vegas (la cual colinda con otros territorios no urbanos o semiurbanos), usted se puede encontrar desde cajas de mangos o de viandas hasta sacos de materiales de construcción y balitas de gas.


Menciono estas rutas no porque sean las únicas, sino porque es donde más a menudo me he tropezado con tales hechos.  


Las puertas traseras se han convertido en especie de almacenes. «Todo va para atrás», dijo alguien el otro día mientras presenciábamos una de estas criticables conductas, en las cuales muchas veces también se implican los inspectores que están en las paradas para cumplir otras funciones.   


Ahora, yo me pregunto: ¿Hasta cuándo tendremos que soportar tales indisciplinas? ¿No hay inspectores que velen porque estos hechos no ocurran?


Además de escuchar músicas estridentes que en nada tienen que ver con el gusto popular, el calor horrible de estos días, y la limpieza que «brilla por su ausencia», quienes andamos y desandamos la ciudad en «ruedas colectivas» también estamos a expensas de todas estas situaciones que resultan inconcebibles en el transporte público.   


El pueblo cubano, con esa idiosincrasia y alegría que lo caracteriza, ha acuñado la frase de que en las guaguas —hace unos años eran los llamados camellos— se ve de todo, como en las películas nocturnas de los sábados, y que están prohibidas para los más pequeños: «violencia, sexo y lenguaje de adultos».


Hoy a eso habría que sumar también estas conductas reprochables que laceran la colectividad. Ya aparecerán los epítetos adecuados. De eso no me cabe la menor duda.

Visto 7164 veces Modificado por última vez en Martes, 11 Octubre 2016 08:53

Comentarios  

 
#34 Zulien Perez 12-12-2016 10:05
Solo una cosa, el precio de las guaguas será 40 centavos, pero cuando das un peso nunca jamás te dan el vuelto aunque se lo des en la mano al chofer, antes de que pusieran las cajitas para depositar el dinero los choferes andaban con lo que le llaman canguros con menudo para devolver, ahora se hacen los chivos contonteros como se dice y no te devuelven nada con un peso se debería poder hacer dos viajes y no uno.
 
 
#33 Arquero 22-09-2016 08:12
Definición de guagua en el futuro: Algo con lo que los cubanos nunca pudieron y mira que lo intentaron.
 
 
#32 Marga 21-09-2016 23:17
A partir de algunos de los comentarios aqui expresados debo decir que no solo los omnibus urbanos se han convertido en vehiculos de carga, pues he visto choferes de omnibus nacionales Habana-Sancti Spiritus recoger en la 8 vias a personas cargando !sacos de papas!!!!.. y molestando a los pasajeros que pagaron !69 pesos! por viajar en esos vehiculos que ni remotamente valen lo que se cobra por su uso En cuanto al pago de los omnibus urbanos, no se cómo se puede calcular la cifra de personas que viajan diariamente en ellos a partir de la recaudación, pues casi todos los pasajeros en vez de 40 ctvos pagan un peso, por lo que el calculo está falseado. Ademas, los choferes tienen prohibido dar vuelto, pero solo si usted paga con un peso, porque si paga con un billete mayor, sí le dan vuelto, pero no el menudo, en ese caso le calculan el precio del pasaje a razon de un peso, por ejemplo, si paga con un peso no le devuelven los 60 centavos aunque el chofer o el "ayudante" que recogen el dinero directamente tengan menudo en la mano , pero si paga con un billete de 3 ó de 5, le devuelven dos pesos en el primer caso, y 4 en el segundo, y el menudo se lo cogen, Entonces, pueden o no dar vuelto??????. Otra cosa son los inspectores, estan en las paradas en que menos falta hacen, por ejemplo, en 70 y 19 rumbo al vedado casi nunca hay inspector (hace unos dias pusieron uno, veremos cuanto dura), pero en la de 19 y 48, que es menos conflictiva, hay uno. y en la propia parada de 70 y 19 rumbo a la playa, donde todas las guaguas paran, hubo mucho tiempo uno,y en la que va para el vedado, repito, rara vez hay. Nada, que al final el pueblo es el que se...joroba.
 
 
#31 María Teresa 21-09-2016 15:00
Coincido con lo expresado por el periodista y pongo como ejemplos:

La parada de ómnibus ubicada en el parque de Belascoain entre Estrella y Maloja, que en las primeras horas de la mañana (a partir de las 6:50 AM), se demoran en llegar y para la mayoría de los choferes, principalmente los de las rutas P-6 y 9 no existe y paran mucho antes, para entonces ellos disfrutar en ver cómo corren las personas para alcanzarlos, montarse y después burlarse de los que están en la parada, arrancando el ómnibus despacio y acelerar cuando pasan delante de ellos.

Además se ha institucionaliz ado sin salir en la Gaceta Oficial el pago del transporte en $1.00, porque la mayoría de los pasajeros es lo que pagan al montar y el peso no tiene vuelto.

¿Por qué me dicen que el pasaje cuesta 40 centavos si en realidad no es verdad? Y cuando tratamos de cambiar el peso en menudo no lo podemos hacer porque nadie tiene, ni la bodega, ni la cafetería, ni la panadería, en fin, entonces hay que escaparse del trabajo o dejar de hacer nuestras responsabilidad es, para ir al banco, hacer una buena cola y cambiar.

¿Hasta cuándo señores?
 
 
#30 made 21-09-2016 13:12
Por estos comentarios me gustaría preguntar si en los omníbus para trabajadores de Transmetro hay inspectores que multan o sancionan a los choferes si detectan trabajadores que no pagan el servicio o no tienen la tarjeta que los autoriza por qué en el transporte público no hay quien ponga el orden y evite que se produzcan hechos como estos, hasta cuándo será la población o nosotros los de a pie los perjudicados.
 
 
#29 Mariela de Stgo 21-09-2016 12:25
Cuanto sufrimos los de a pie de estos ademanes y estragos, aqui vemos un poco menos ese tipo de cosas, pues las guaguas por lo general brillan por su ausencia ,estamos a la buena voluntad de los pisi y corre los que tienen el dinerito para este tipo de transporte ,pero siempre estan los indolentes que hacen este tipo de cosas, que son para lucro personal. Periodista considero que hay que poner nombre y apellidos bien claro cuando suceden estos hechos ,y el o los culpables denunciarlos para que se tomen las medidas pertinentes.
 
 
#28 ALFREDO GARCIA RUBIO 21-09-2016 11:46
Los vehiculos se encuentran en muy mal estado....... ¿quien los maltrata?...... nosotros.... el pueblo...... luego entonces...... nosotros tambien somos culpables.
 
 
#27 Jorge Luis 21-09-2016 10:43
Que eliminen las cargas en la parte de atrás de las guaguas, va desde un tamal hasta cajas de mangos.
 
 
#26 tania 21-09-2016 10:35
estoy de acuerdo con lo que piensan de las indisciplinas sobre ruedas, soy santiaguera y es normal que eso se vea a diario imaginese con el calor que hace en la tierra caliente a plena 2 de la tarde con las guagua repletas de personal y esas malas acciones y lo mas bonito es que por mucho que la poblacion se queje no sucede nada, imagino que sucede asi porque los choferes destinan esas recaudaciones que hacen para donarlas a las escuelas u hospitales y no para beneficio personal
 
 
#25 pili 21-09-2016 09:30
Alina....... me quedé esperando la chapa del omnibus y el dia y la hora de los sucesos........
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar