martes, 25 septiembre 2018, 23:29
Jueves, 25 Agosto 2016 06:00

Transporte en el verano: La odisea cotidiana de muchos

Escrito por  Pablo Iglesias/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(4 votos)

Moverse en La Habana, depender del transporte urbano como parte de la cotidianeidad, constituye la odisea de muchos, con una expresión superior en los meses de verano.


Fotos: Annalie Sánchez/CubaSí

 

Gilberto vive en Guanabo y trabaja en el Cerro, Alina en Poey y labora en el Centro de Negocios de Miramar, Naomi sale a oscuras y regresa otro tanto a Brisas del Mar desde la fábrica de calzado plástico de Ermita esquina San Pedro, en Plaza de la Revolución.



No se trata exclusivamente de las travesías, o de la distancia a recorrer a diario para desarrollar nuestra actividad laboral. Moverse en La Habana, depender del transporte urbano como parte de la cotidianeidad, constituye la odisea de muchos, con una expresión superior en los meses de verano, cuando aumenta considerablemente el  volumen de pasajeros en las calles de la ciudad.



Referente



Hacia finales del 2015, según información aportada por la Agencia Cubana de Noticias, más de 80 ómnibus de la marca Yutong, fueron entregados por la Empresa Provincial de Transporte de La Habana a diferentes terminales, con el propósito de aliviar un poco este servicio en la población.



Jorge Luis León, director adjunto de la entidad destacó a la unidad de El Calvario recibió 30 autobuses articulados, como una de las más beneficiadas en las rutas del P-6 y P-8, al tiempo que los carros antiguos fueron redistribuidos en el recorrido del PC.



De igual forma se le otorgaron los primeros 50 Yutong rígidos, a la terminal de Guanabo.



Esos son algunos ejemplos de acciones dirigidas a atenuar una de las problemáticas más serias que afronta la población capitalina, y de Cuba en sentido general.



Sucede que aún así solo se cuenta con el 50 % de los carros requeridos, y en épocas normales, la mencionada entidad mueve diariamente más de un millón de pasajeros, tarea en la que recibe el apoyo de las Empresas Ómnibus Escolares y de Trabajadores (Transmetro), además de la presencia de cooperativas no agropecuarias.



Aún así el servicio aunque desde el año 2007 cuente con 17 rutas de ómnibus articulados (denominados P), y otras 102 rutas de carros rígidos en calidad de complemento, para una ciudad que, incluida la población flotante posee cerca de tres millones de habitantes, es insuficiente.



La anécdota



Jueves, martes o sábado cualquiera, qué más da… había caído un diluvio, frisaban las 8:30 de la noche y todo parecía indicar que la primera parada del P-10 podía regirse por cauces tranquilos. ¡Qué iluso yo! A medida que me iba acercando al Náutico me cercioraba de que bien podía vivir una especie de batalla de Trafalgar. Y no me equivoqué en mi premonición. La cola, cuestión inherente al cubano en sus más disímiles variantes, no estaba debidamente organizada. En ella, varios ciudadanos manifestaban conductas negativas o indolentes: su atuendo no era el indicado, algunos de hecho, estaban sin camisa, venían mojados tras una larga y placentera jornada de playa, evidenciaban estar bajo el efecto de bebidas alcohólicas y continuaban consumiéndolas…



Collage negativo, una especie de manual de lo que no se debe hacer en espacios públicos. La espera se prolongaba, a la vuelta de casi una hora asomó su torso de acordeón naranja el segundo  P-10, (el primero creí que era para espartanos) y pese a la turbulencia en la fila una dosis de optimismo me albergó: “en este nos iremos sentados”, le comenté a mi novia, mis tíos y mi primito, mis compañeros de travesía.



Para nuestro asombro justo donde finaliza el recorrido y deben bajarse los pasajeros, el P se detuvo, y su estancia sin moverse se extendía.



El eco de las voces exaltadas, de discusión y hombría etílica exacerbada despejó la incógnita. Muchos de los pasajeros que debían finalizar su viaje de ida sencillamente cogieron el ómnibus para retornar en el de vuelta y no querían bajarse. Por más que el chofer se afanó, mantenían airados su posición. Hasta que una muchacha marcó al 106 y en menos de 15 minutos tres patrullas hicieron acto de presencia para canalizar la situación.



Aún así, el subirnos a la guagua y sentarnos semejó un acto de “Los Juegos del Hambre”. Luego, por razones lógicas, el estado de incomodidad se prolongó hasta bajarnos, pues los vecinos traían su propia guagua, una especie de carnaval inagotable bajo condiciones extremas.



Estoy convencido de que esa realidad en más de una oportunidad ha golpeado a Gilberto, Alina, Naomi y muchos otros habaneros, que necesariamente tienen que atravesar la ciudad a diario y depender de las rutas que en su recorrido operan por las inmediaciones de las playas del Este y del Oeste.



¿Qué necesidad hay de vivir tales circunstancias, si lejos de constituir una diversión, el recorrido para buena parte de la población encierra una dosis de obligación y responsabilidad? ¿Acaso se extinguieron los niveles de disciplina ciudadana y buen proceder?



¿Se imaginan someternos a diario a esas postales erróneas para luego encarar otros deberes en casa?



Lo más preocupante es que esas prácticas se repiten con una frecuencia notable en meses de julio y agosto todos los años.



Aristas e interrogantes



Control, palabra de orden un tanto diluida en la Cuba de hoy. Recuerdo que antiguamente, en las cabeceras de esas rutas y otras que por alguna razón podían encerrar cierto nivel de conflicto, siempre había una patrulla o en su defecto una pareja de policías para controlar cualquier situación que se presentase.



Como ya mencionaba con anterioridad, en el verano, tales medidas tiene necesariamente que redoblarse, más en el contexto actual en el que la reducción de las asignaciones de combustible en el sector estatal trajo consigo otras consecuencias, dejó al descubierto a los porteadores privados de pasaje y en consonancia se agudizó la ya tensa situación existente.



Hablando claro, disminuyó el número de almendrones circulando en nuestras calles, estos intentaron, y aún lo hacen, elevar el precio del pasaje, ante lo cual el gobierno de la capital reaccionó y se tomaron medidas para penalizar a los infractores, que por demás establecieron un precio del pasaje sin legalización, consulta o venia institucional alguna.



¿Quién con facultades fijó el precio del pasaje en la ruta Guanabo-Habana en 25 pesos, o Santiago de las Vegas-Habana en 20?



Hay otros fenómenos, como el hecho de una endeble, cuasi inexistente me atrevería a decir, política de mantenimiento con aquellos ómnibus que por alguna razón dejaron de prestar servicios, se averiaron y en el mejor de los casos transitaron por un proceso de reposición. Bajo esos términos, el número físico de guaguas circulando, lejos de aumentar, continúa siendo el mismo.



Si hablar de etapa veraniega implica un aumento considerable de personal circulando en las calles, ¿qué estrategias para reforzar el transporte, especialmente en rutas que puedan encerrar un grado mayor de toxicidad se han tomado?

 


¿Cuántos mecanismos reguladores de las conductas sociales negativas se hacen cumplir o se han diseñado a tenor con la etapa estival?

 

La mayoría de los cubanos de a pie, no podemos permitirnos gastar 20 o 40 pesos en taxi diariamente, pues tendríamos que destinar nuestro salario exclusivamente a trasladarnos. Pongamos un ejemplo aritmético elemental: el mes cuenta con 24 días laborables, y si usted emplea 20 pesos en cada uno de ellos para moverse, estaríamos hablando de 480 pesos mensuales. Eso si su ruta de tránsito es sencilla. ¿Se imaginan las realidades de Gilberto, Alina, Naomi y compañía?



Sin afán de agobiar, la situación del transporte urbano nos compete a todos y debe ser vista o abordada en toda su dimensión, especialmente la asociada a los ómnibus, que en definitiva continúan transportando el mayor volumen de pasajeros. La reflexión, sobre la base de realidades objetivas, está hecha.

 

odisea transporte

 

odisea transporte 1

 

alt

Visto 3657 veces

La población se pregunta por qué se multiplica el valor del pasaje, si no se han aumentado los precios de los combustibles, ni variado las responsabilidades tributarias de los transportistas privados.

Magalys tomó posesión de su esquina hace poco más de ocho meses, cuando las aguas asociadas al fenómeno de la transportación privada estaban aún calmadas.

Comentarios  

 
#26 la bayamesa 19-09-2016 16:45
lo que tienen es que comprar mas guaguas y por favor a los COMPRADORES QUE NO SE OLVIDEN DE LAS PIEZAS DE REPUESTO
 
 
#25 manuel 29-08-2016 12:18
estoy muy de acuerdo con todos los comentarios en especial el # 4 oleegario. en nuestro pais. entre tantos problemas que se van acumulando. las formas que buscan para darle solucion. en ocaciones no son las adecuadas. y siempre afectan a la poblacion. hay un mal de raiz que no acabamos de desentrañar. el paradero de parraga, ni el de la vibora , ni el de mantilla existen. sin embargo el P-10 que esta en el paradero de Santa Amalia. sale vacio a su Primera parada. que esta frente al Antiguo paradero de La Vibora. este recorrido hay aproximadamente 1 Km 1/2. hay omnibus que tienen la alcancia sellada. tienes que darle el dinero al chofer. o al conductor. este ultimo si es el conductor. en los omnibus se monta de todo. si quieren saber montense en un P-13. y cuando llegue a la terminal de trenes. veran de Todo. los choferes fuman . la musica altisima. personas que son mas calurosos que nadie y van hasta sin camisa. en el televisor han puesto un spot de un ciudadano que recoje el dinero y se lo enbolsilla. es decir se apropia de este. esto es un delito. sin embargo lo reflejan como algo educativo. las guaguas no para en las paradas. y muchas tienen GPS. todo estas indisciplinas violan las leyes. y cuando una ley no se cumple se impone. aqui queremos seguir con la parte educativa y la vida nos a enseñado que no hay resultado. La Policia entodo esto tiene que jugar su Papel. y no lo realisa. se ha inventado a los inspectores. todos sabemos que no realisan su funcion o llegan a corromperse. en los años 80 principio de los 90 existia en nuestro pais un grupo especial del MININT. ( Brigada Especial. estos Combatientes. en las Temporadas de Playa. en las colas no permitian que se montara al omnibus. ni en chort; sin camisa. llenos de arena. ni con recipientes de Vidrio. actualmente es una falta de respeto. aqui en nuestro pais usted ve a los Trabajadores de comunales como andan con el machete por plena via publica. el Patrullero pasa y ni los identifica. ahora se ha inventado que la musica alta. tiene que ir el CITMA. SALUD PUBLICA. y medir los desibeles. en el decreto ley 41 de contravenciones . esta vigente todavia. esto es escandalo Publico. y se le decreta una multa. basta solamente conque moleste a los vecinos. volviendo al Transporte. esto no lo controla nadie. y si nadie te controla tu haces lo que te venga en ganas. y si seguimos con la blandengueria. sera tarde para acabar con las indisciplinas ya lo mal hecho se ve a diario se ha vuelto cotidiano nos han enseñado a vivir con eso. que cuando le salimos al paso. nos ven como seres de otro planeta.
 
 
#24 AVL 26-08-2016 13:49
El problema del transporte es un tema que afecta a todos en general, disculpen no a todos solo a los que no tienen ni carro particular ni carros estatales para poder transportarse, vivo en la provincia de matanzas y es inconcebible que las guaguas transmetros destinadas a transportar a los trabajadores del turismo no recojan a parte del pueblo trabajador que tambien aportan a nuestro pais, aun cuando pasan vacias o con poco personal, y a quien le importa? a nadie se gasta el combustible porque por politica no se puede recoger a personal de la calle como despectivamente nos llaman, los que no trabajan en el turismo tienen que coger camiones, maquinas y pasar bastante trabajo si no tienen un medio de transporte asignado, puedo seguir escribiendo pero capaz que no me publiquen mejor no hablar seguir luchando por un mundo mejor desde nuestra trinchera.
 
 
#23 la bayamesa 26-08-2016 13:25
NO SE PUEDE SOPORTAR LO MALO DEL TRANSPORTE, YO VIVO EN ALAMAR, Y LA RUTA MAS MALA ES LA DEL P-11 YA ES UNA FALTA DE RESPETO, PORQUE NO PARAN EN NINGUNA PARADA, QUE SE SEPA ESTOY HABLANDO DEL HORARIO DE LA MAÑANA QUE TENEMOS QUE IR A TRABAJAR, Y LO MAS TRISTE DEL CASO ES QUE COMO PASAN TRANSPORTE DE TRABAJADORES VACIOS POR LA CALZADA Y NO RECOGEN NI A SU ABUELITA, PERO TAMPOCO HAY UN INSPECTOR QUE EXIJA QUE POR LO MENOS RECOJAN A 3 PERSONAS EN LAS PARADAS MAS DIFICILES YO ESTOY SEGURA QUE ESO ALIVIARIA CANTIDAD PORQUE ES CRIMINAL VERLOS DERROCHANDO COMBUSTIBLE POR LAS CALLES Y VACIO NO ME PARECE
 
 
#22 Minz 26-08-2016 10:12
a la Habana que la estan priorizando constantemente con respecto al transporte Publico dese una vueltecita por el interior de Cuba, lleguese a la superhabitada Ciudad de Camaguey y vera lo que es una Odisea de verdad.
 
 
#21 ed 26-08-2016 09:29
Buenos días a todo el pueblo cubano, el tema abordado es bueno y complicado y parece no tener solución inmediata, las opiniones son diversas, algunas muy buenas, otras un poco erradas, mirando el primer comentario no se en que escuela estudio nuestro primer comentarista pero su lógica no apunta a lo lógico, en todo país si aumenta la demanda pues entonces disminuye el precio, todo lo contrario a como funcionan las cosas aquí y no solo en el transporte, imaginemos un camión de frutas listas para el consumo pero no tiene demanda y aun así sin demanda el dueño le sube el precio, pues quien la compra????, ahora bien ese mismo camión lleno de frutas aun sin demanda pero con precios bajos, estoy seguro que se vende y no se pierde. Analicen. Por otra parte no hay economía sin transporte y hay otro comentario que si es de mayor lógica, en Cuba, no digo cifras numéricas porque desconozco del tema pero si en términos cuantitativos podemos decir de que la mayoría de los cubanos no tienen un medio de transporte particular para trasladarse en su entorno, lo cual le deja al Estado cubano una tarea complicada y difícil de satisfacer, desde su inicio la Revolución cubana ha ido pasito a pasito casi sin ayuda dándonos todo, aunque estoy seguro que muchos no lo vean de esta manera pero todos tenemos una educación y una salud gratis y eso es el primer eslabón de garantía de vida, pero el Estado se ha echado encima todo él solito y nadie aguanta eso, es muy fácil señalar con el dedo y culpar pero alguien se ha puesto en el lugar, alguien ha pensado, SI YO FUERA EL DE LAS IDEAS Y TUVIERA EL PODER DE MANDAR Y LLEVAR A CABO TODO, QUE HARIA?, COMO LO HARIA?, LO HARIA BIEN? Esas son interrogante que seguro no se han hecho y hoy seguro sale alguien y dice pues yo haría esto y aquello pero porque lo harías?, como llegaste a esa conclusión???, la respuesta es porque tienes educación y desarrollaste la mente para generar esas ideas y eso te lo dio la Revolución cubana. En los últimos años el Estado cubano ha tomado, en mi opinión muy buenas medidas en aras de mejorar todo lo que debe ser mejorado y nadie puede esperar que los cambios lleguen en dos días, el cuentapropista ha sido un alivio enorme y de gran ingreso, cosa que no existía y poco a poco esas cosa del transporte se solucionaran, yo también sufro diario en los P pero confió y sé que mejorara, mis saludos.
 
 
#20 JF 26-08-2016 08:22
Que diremos sobre este tema los que no vivimos en la capital.
 
 
#19 carlos CAAG 25-08-2016 17:15
Buenos días a todos. No cojo Botero, pero creo que está actividad como todas las demás de los cuentapropistas , se rige por la ley de la oferta y la demanda, y si en el Verano hay más demanda, por lógica deben subir los precios, como ha sucedido por ejemplo, con las cervezas, que los particulares las vendían a 30 mn, y ahora las vende a 35 mn. El Ministerio de Transporte, y el Poder Popular, deberían buscar una solución al transporte, en vez de estar arengándonos a nosotros, el pueblo, para que denunciemos a los Boteros. Al final somos el pueblo los perjudicados, ya que en estos momentos, no hay Boteros, no hay guaguas, ni en que moverse. Si lo que quieren es protegernos el Bolsillo, bájenle el porciento que le ganan a los productos que venden en CUC, bájenle el precio al pan liberado, bájenle el precio a la electricidad, bájenle el precio a TODO, y por supuesto……., sean capaces de garantizar nuestra transportación… ..y ustedes verán como los Boteros bajan el precio….que dicha sea de paso, alguien que trabaje, y coja un Botero para ir y venir del Trabajo todos los días, es porque no vive de su SALARIO, ya que no da para esto….así que no se quejen tanto….recuerde n “….que tire la primera piedra el que esté libre de pecados….”
 
 
#18 yo 25-08-2016 17:14
se de lo que hablas, el otro dia en el mismo P10 venia un grupo de la playa que estaba en la parte final del omnibus, sacando lo mejor del alcohol, pero para no extenderme tanto les digo que la mitad del P10 estaba vacio con asientos vacios incluidos donde estaba el grupusculo y la parte delantera que no cabia ni el aire...
 
 
#17 Lázaro de Jesús 25-08-2016 17:12
A la Dirección Provincial de Transporte de La Habana: por favor hagan algo por mejorar la limpieza interior y exterior de los omnibus; dan pena, omnibus sucios, faltos de pasamanos, iluminación, asientos rotos o inexistentes, banderolas en las que apenas se distingue el número de ruta y carentes de iluminación, etc. etc. etc.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar