jueves, 14 noviembre 2019, 09:59
Lunes, 22 Agosto 2016 05:05

Adiós a Río, se acabó la fiesta del músculo

Escrito por  Paquita Armas Fonseca/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(0 votos)

Se acabaron las Olimpiadas de Río de Janeiro. Mucho se habló antes del inicio y se seguirá comentando. Se lograron cinco oros, dos platas y cuatro bronces, y quedamos en el lugar 18.

Se acabaron las Olimpiadas de Río de Janeiro. Mucho se habló antes del inicio y se seguirá comentando. Algunos conocedores vaticinaban para Cuba un lugar menor a 15, con entre cinco y siete títulos. Se lograron cinco oros, dos platas y cuatro bronces, y quedamos en el lugar 18.

Para todos los que seguimos los Juegos Olímpicos, Barcelona 1992 fue la confrontación de un encendido del pebetero inolvidable y de escuchar en catorce oportunidades nuestro Himno Nacional, lograr seis preseas plateadas y once bronceadas para quedar en el lugar quinto, muy difícil de igualar.

Me parece más importante ese resultado que el de Moscú 80 (un cuarto lugar con ocho títulos, siete subcampeonatos y cinco terceros lugares), porque a los juegos de la capital de la entonces URSS no fueron la mayoría de los países occidentales, y el osito Micha (mascota) derramaba una lágrima, quizás porque se sentía despreciado por los «no rojos».

En mi opinión, Barcelona 92, incluso Atlanta 96 y Sidney 2000, recibieron delegaciones cubanas «bien comidas», en el sentido literal del término. Los atletas que compitieron en esas ciudades, especialmente los asistentes a la ciudad española, crecieron en la década del 80, el período de mejores condiciones económicas de Cuba y, como sigo siendo marxista, sostengo que la economía determina, claro, en última instancia.

A inicios de los años 90, con la desaparición del campo socialista, tuvo lugar una caída del PIB del orden del 35%: una libra de cerdo valía 120 pesos, una de arroz, 50, y el cambio de un dólar se cotizaba a 120 pesos cubanos. Durante 1993 y 1994 la economía cubana tocó fondo.

La desaparición del Consejo de Ayuda Mutua Económica, CAME, que permitía un intercambio justo con Europa del Este, y especialmente con la URSS, hizo que se sintiera con toda fuerza el bloqueo estadounidense contra Cuba, que hasta el año 2000 representaba un costo de 121 000 millones de dólares. En esas condiciones, por supuesto, la población en general sufría los rigores de una alimentación con escasez de proteínas y otros alimentos básicos. La bonanza de los 80 aún no se ha recuperado, aunque una libra de carne valga 40 pesos, es decir, la tercera parte de lo que valía en los años (los 90) que desafiaron la estabilidad de nuestro proyecto social.


alt


En el medallero del 92 influyó también una buena cantidad de entrenadores soviéticos, alemanes, polacos y de otros países del antiguo Este, que prepararon a numerosos deportistas cubanos, y también influyeron los topes que tenían  lugar con atletas de alto rendimiento del desaparecido campo socialista, que muchas veces eran estrellas olímpicas o de campeonatos mundiales.

Toda esta introducción es para decir que no se le puede pedir peras al olmo. Cuba sigue siendo un país en desarrollo, que no le puede dedicar al deporte lo que le destinaba antes. Además, son solo 11 millones de habitantes; si sacamos oros, platas y bronces proporcionalmente a los jóvenes y niños que pueden ser cantera en nuestro país y a otros de más de 50 millones de habitantes, no estamos tan mal.

Ah, que siempre queremos el oro, es verdad. Somos así, nuestros atletas ganan un bronce y lo reciben con tristeza, mientras búlgaros, norteamericanos o kenyanos alcanzan una medalla de ese color y lloran o ríen de felicidad.

A ver, ¿cómo no celebrar que Nivaldo Díaz y Sergio González, la dupla de voleibol de playa, estuviera entre las ocho mejores? ¿Y cómo pedirle más a esos muchachos, si apenas tuvieron topes internacionales de valía? ¿Acaso no es justo reconocer el sexto lugar olímpico de Serguey Torres y el jovencito Fernando Dayán Jorge, que estuvieron en la final del C2 a 1 000 metros, la embarcación insignia del canotaje cubano?


alt


Ver a Manrique Larduet cojeando, y a la vez compitiendo, fue una muestra del coraje de nuestros atletas, y exigirle la medalla de oro a Yarisley Silva es injusto, si se sabe que su compañero sufrió un accidente que la sacó del circuito de competencia: ganar una medalla no es solo cuestión de músculos, sino de estado sicológico.

Claro que aplaudo la triple corona de Mijaín López, un super dotado; los oros de Ismael Borrero Oliva, Julio César La Cruz, Arlen López y Robeisy Ramírez; las platas de Idalys Ortiz y Yasmany Lugo; los bronces de Denia Caballero, Joahnys Argilagos, Erislandy Savón y Lázaro Álvarez: todos tocaron la gloria olímpica, y hubiera querido que más integrantes de la tribu atlética cubana estuvieran en el podio.

Y bueno, las transmisiones televisivas como señales merecen una medalla, y como conducción, en una opinión compartida de colegas y hacedores de la televisión, el oro se lo lleva Renier González. Solo con la manera y el conocimiento que narró la discusión del voleibol de playa; la gimnástica femenina, con información acerca de la atleta afronorteamericana sobre la que hicieron un filme; y el partidazo de Brasil-Alemania de fútbol, que relató con la emoción justa de principio a fin, tendría el metal dorado, porque Renier no usa el micrófono para decir cosas superfluas, siempre ofrece información, y es que es un hombre culto. Espero poder compartir rápido una entrevista que le realicé.

En fin, ¿me conformo con cinco títulos? No, quiero más, pero no le pidamos —repito— peras al olmo. Nuestros atletas, en un alto por ciento, dejan la piel en la competencia… igual que otros mejor entrenados y con más condiciones, que les pueden ganar.    

alt             

Visto 1431 veces

Comentarios  

 
#8 Paquita Armas Fonsec 23-08-2016 10:59
Le ofrezco mis disculpas a los lectores. Copie mecanicamente el resultado de las medallas obtenidas por Cuba de un sitio en el que se pusieron 11 de bronce. La realidad es 5 de oro, 2 de plata y 4 de bronce, que en total hacen 11. La proxima vez sumare yo y no habrá deslices. De nuevo mis disculpas.
 
 
#7 lpf 22-08-2016 14:56
Cierto, faltó el primer Oro en las fotos, sólo hay 4, por qué no se incluyó? También por los motivos que sean, nuestro deporte ha decaído, hay que analizar bien las causas en cada una de las modalidades y hacer una buena proyección para el 2020, si no, seguimos para atrás.
 
 
#6 Roberto 22-08-2016 13:37
Considero estos juegos olímpicos como un fracaso para la delegación cubana, no me digan que la coyuntura y el bloqueo estadounidense pues a partir del restablecimient o o cambio de políticas de ambas orillas o como se diga, a venido mas intercambio deportivo en topes bilaterales entre equipos de altísimo nivel en Cuba y viceversa, esto ya se veía venir desde Pekin 2008 cuando solo obtuvimos 2 doradas, en Londres logramos maquillar la cara con 5, pero ya en los panamericanos de Toronto 2015 donde Canada y Brasil nos mandaron a un 4to lugar con Colombia y Mexico pisandonos los talones para los proximos panamericanos nos damos cuenta de que algo anda mal y parecer seguir asi, atletas fuera de forma, lejos de sus marcas y lesionados en el peor momento dan al traste con este resultado. A eso se le puede llamar mala preparación, y lo mas importante los funcionarios seguiran en los mismo puestos 4 años mas, la culpa entonces no la tiene nadie.
 
 
#5 mariana 22-08-2016 13:31
creo que los especialistas tienen que coger el lápiz y el papel, y hacer la tarea correspondiente , porque una cosa es entregarse y no alcanzar la medalla pq hay otros mejores que los nuestros (cosa lógica), y otra llegar a la competencia más importante del cuatrienio y no hacer siquiera la mejor marca personal del año... el atletismo se llevó las palmas en decepciones, y lo de menos fue Yarisley, no es justo que la cojamos con una atleta que nos ha dado muchas alegrías y que si esta vez no pudo por la causa que fuera, es que NO PUDO, pero hay unos cuantos ahí haciendo bulto y no entiendo como no pueden siquiera llegar a sus respectivas finales... Esperaba más del judo y la lucha libre, estaba convencida que al menos la libre nos daría otro campeón, pero los juegos son así... de todas maneras, Cuba tiene q revisar su deporte, todas las condiciones desventajosas que tenemos las sabemos pero si se quiere tener un deporte de alto rendimiento hay que invertir, masificar, sino, digámoslo de una vez antes de comenzar la competencia y evitemos crear falsas expectativas pq la mayoría del pueblo sigue viendo en nuestros atletas una fuente de alegría y de orgullo, y cuando al final el resultado difiere de la expectativa, viene la frustración...
 
 
#4 chicho 22-08-2016 11:02
Está muy bueno tu artículo, a pesar de no ser una periodista dedicada a este tema... Otras veces he dicho algo que se destaca aquí: un buen resultado no se traduce en obtener una medalla... un buen resultado es superar sus mejores marcas durante la competencia fundamental, como lo hizo el tirador con arco, la dupla de voleibol de playa, la muchacha del heptatlón y otros... El análisis con relación al enlace con la situación económica es muy correcto, no se desarrolla igual un deportista que de niño tuvo las proteínas necesarias a otro que no las tuvo, aunque sea igual de patriota y esforzado, esto se ve cuando vemos que un luchador no puede levantar a su rival en posición de inferioridad, sin embargo vemos con la facilidad que otros lo logran... Yo también sigo siendo Marxista y por tanto, considero que, dada nuestra situación económica actual, obtuvimos un buen lugar, pero también creo que debemos adaptar la forma de actuar a nuestras condiciones actuales, pues se actúa y piensa todavía como si estuviéramos en los años 80... Hace falta que nuestros dirigentes deportivos y entrenadores se ubiquen en esta época, con todo lo que ello trae consigo, que es bastante y no muy sencillo...
 
 
#3 telma 22-08-2016 09:48
Es inconcebible que un deportista se pase 4 años esperando la Olimpiada y que no pueda "con marcas" que ya han sido superadas con creces en otras ocasiones.... Los JO son cada 4 años, y entonces, Por ejemplo, ¿Ustedes creen que Yarisley no pudo alcanzar el ORO?, claro que sí, pero además de estar gorda se dio el lujo de pasarse un año casi, fuera de competencia por problemas sentimentales que ella no hiba a solucionar, y no estoy diciendo que no ame y sufra por quien ama, no, no es eso, es que ella para el 2020 no puede ni aspirar a hacer nada ya que los que vimos la competencia vimos que hay jovenes valores que estaran en condiciones estupenda para esa cita?.. Sotomayor dijo: "esperamos el ORO de Yarisley Silva", o sea que él estaba segura que si Murer no estaba, ella sí podía....... pero todos la vimos desde el comienzo sin interes en su rostro..... y por favor, este fue el ORO que más me dolió que no alcanzáramos... .......... Me encanto la valentía de Idalis cuando perdió que dijo "perdí y tengo que reconocerlo, no puedo justificarme con nada, hay que saber perder", esa fue una declaración digna........
 
 
#2 telma 22-08-2016 09:38
Paquita, para la proxima recuerda quien fue el Primer ORO en Río, el Santiaguero, las 4 fotos son de las otras 4 de oro, y sin embargo no retrataron a la primera alegria que recibio el pueblo
 
 
#1 Inye 22-08-2016 07:54
Si concuerdo con casi todo su artículo, pero aún sin tener los recursos necesarios podemos hacerlo mejor, muestra de ello es que muchos de nuestros deportistas llegaron a Rio sin estar en óptimas condiciones, esto no debemos permitirlo, si estás bien vas si no no vas a los JO, punto, tenemos que tener conciencia de que un deportista no es un ser humano cualquiera es una persona pública, que representa a un país, que a través de ellos todo un pueblo vive las victorias, y toda victoria, deporte, cultura ciencia, política, social o económica, reviven esperanzas, no podemos darnos el lujo de gastar recursos en quienes no dan lo mejor de sí en unos JO, y no hablo de ganar oro, sino de dar lo mejor, obtener marcas cercanas a las obtenidas en la temporada, incluso mejorarlas, eso es llegar en condiciones óptimas, no lo que vimos en muchos casos.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar