sábado, 17 noviembre 2018, 00:01
Jueves, 18 Agosto 2016 05:07

Río 2016: Entre la quietud y la apuesta por puños y tackles

Escrito por  Pablo Iglesias/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(5 votos)

Transcurría la jornada de miércoles y con ella iban cayendo otras esperanzas antillanas, la más notable, el revés del púgil Yosbany Veitía por veredicto dividido de 28-29, 29-28 y 28-29.

La mañana se esfumó a ritmo de campo y pista, con el decatlonista Leonel Suárez demostrando su estirpe, pese a incontables contratiempos con su preparación, observando de cerca a un Yordani García aún varado como eterna promesa, desde el Mundial de Osaka 2007. Esa fue la tónica del campo y pista.

 

Por enésima ocasión, las marcas de nuestros exponentes distaron mucho de sus mejores registros, al punto de que ninguno pudo incluirse en las respectivas finales de sus eventos: el martillista Roberto Janet solo pudo girar y enviar su implemento hasta 73.23 metros, casi cinco por debajo de sus 78.02 cúspides. Tal discreción lo varó en la plaza 14 de las preliminares. El polaco WojciechNowicki (77.64) lideró esa instancia, para corroborar que los hombres distaron de marcas de relieve, cercanas a los 80 metros.

 

Pero si Janet no encontró una órbita finalista, las piernas de Rose Mary Almanza, SahilyDiago y LisneidysVeitía no tuvieron las fuerzas suficientes para avanzar a las semifinales de 800 metros.

 

En una competición tan exigente como los Juegos Olímpicos, usted no puede aparecerse sin combustible en el tanque y con registros superiores a los dos minutos.

 

Así Almanza (2:00.50), Diago (2:01.38) y Veitía (2:02.10) recalaron en respectivos escaños 26, 36 y 43.

 

En medio de ese velo pálido de cronos, Leonel demostraba su valía. De a poco le fue tomando el pulso a las pruebas: 11.21 segundos-814 puntos en el hectómetro; 7.14 metros-847 en salto de longitud, 14.27 metros-745 en la bala; 2.07-868 en altura y 48.15 segundos-902 en la vuelta al óvalo. En esta última prueba estampó su mejor registro de la actual campaña. Tal rendimiento lo colocó al término del primer día, su menos contundente, en el puesto 15, avalado por 4 176 puntos, en tanto su coequipero García (4 130) se ubicaba en el 17 de una jornada liderada por el recordista del orbe y archifavoritoAshtonEaton (4621).

 

A propósito de los estadounidenses y hazañas dignas de destaque, sus vallistas cortas coparon el podio de premiaciones de manera histórica. BriannaRollins (12.48 segundos) encabezó el tridente que además conformaron NiaAli y CathlenCastlin.

 

SIN HALLAR LA FÓRMULA EN RODRIGO DE FREITAS

 

Al parecer las aguas de la laguna Rodrigo de Freitas tienen una densidad mayor, algo así como viscosidad de glicerina para los botes antillanos. De lo contrario como explicarse las posiciones de retaguardia que ocuparon la kayacistaYusmary Mengana (2:02.162 minutos) en el K-1 a 500 metros; y sus homólogos Reinier Torres-Jorge García (3:25.711) en el K-2 a mil. Falta de potencia y resistencia de la fuerza endeble en el caso de los varones, fueron algunas de las fisuras mostradas por Mengana, sexta en su heat y escaño 24 de la clasificación general y Torres-García, novenos entre 14 embarcaciones. De cualquier manera, las únicas opciones de avanzar que les restan a nuestros piragüistas, se concentran en el C-2 que componen Serguey Torres-Jorge Dayán. Ese es el bote que mayores alegrías nos ha brindado bajo los cinco aros. Recordemos a Ledi Frank Balceiro-Ibrahím Rojas. Claro, las diferencias son notables, máxime en materia de acople entre el stroke (hombre proa) y el bow, toda vez que Serguey, de Londres 2012 a la fecha, ha bogado con cuatro parejas. Confiemos en que con Jorge Dayán haya logrado esa química anhelada y que antes materializó con Karel Aguilar.

 

¿PUÑOS CONGELADOS EN LA ARENA CARIOCA?

 

Poco a poco han ido cayendo como castillos de naipes. Y pese a que se descubrió que algunos jueces inmersos en el torneo boxístico de Río recibieron dinero para ejercer sus respectivos veredictos y por sus acciones fueron expulsados de la cita, no creo que esos fallos amainados hayan perjudicado a nuestros púgiles, al menos no de una forma evidente. Los flamantes campeones de la VI Serie Mundial, fogueados durante buena parte del año y con una preparación que incluyó otros escenarios de confrontación, no podían permitirse llegar a la recta final del torneo con el buque haciendo aguas.

 

Solo tres boxeadores quedan con vida y todos tendrán escollos sumamente escabrosos en sus próximas presentaciones: Julio César La Cruz disputará la corona  de los 81 kg ante kazajo AdilbekNiyazymbekov; Robeisy Ramírez (56) buscará colarse en la definición frente al uzbeco MuradjonAkhmadaliev, y Arlen López intentará otro tanto cuando choque con el azerí KhamranShakhsuvarly.

 

Suceda lo que suceda, esta escuadra a medida que avanzó el torneo, ha dejado en sus adeptos una sensación muy similar a la que nos representó en Beijing 2008. Entonces no tuvimos monarca alguno. Depositemos nuestros restantes votos de confianza para que la historia no se repita.

 

En lo personal creo que el rey defensor cienfueguero Ramírez, es el que tiene enfrente el reto más complicado. Pero lo he visto plantar combate e intercambiar en todas las distancias sin miramientos ante cualquier oponente. Y eso, en su caso, es muy buena señal.

 

Sobre ellos estarán centradas todas las miradas, como también sobre Leonel y su segunda jornada imponente, con la jabalina, la pértiga y el disco, como recursos de mayor poder de fuego.

 

Por ahora, Cuba ostenta dos títulos, otras tantas platas y cinco bronces. Y parafraseando la letra de una canción que dice: yo tengo un amigo de nítida fe… depositemos confianza, energía positiva, y fe si es preciso, a los miembros de la legión que restan por mostrarse. Hablamos de los cinco luchadores del estilo libre, y el taekwondoca Rafael Alba (más de 80 kg).

 

De cualquier manera Río, como antes sucedió en los Panamericanos de Toronto 2015, ha puesto al descubierto el estado real del deporte cubano, algunas de sus vulnerabilidades, como también, observando el desarrollo de las potencias de siempre y otras naciones emergentes, nos ha mostrado el camino posible a seguir para crecer, y combatir el deterioro por el que atravesamos en la actualidad.

Visto 1445 veces

Comentarios  

 
#2 Inye 18-08-2016 12:22
Filosofar sobre lo que pasa o no pasa, es perder el tiempo, toda Cuba sabe lo que hay que hacer para elevar el rendimiento de nuestros deportistas, que se requiere de dinero y no lo hay?, si es cierto, pero no por gusto tenemos cientos de preparadores y profesionales de la cultura física, que busquen soluciones, que modifiquen métodos, pero lo cierto es que muchos atletas no llegaron en forma óptima a los JO, y esta no es la primera vez que sucede en eventos de envergadura, si no estás bien, no vas a al evento, eso repercute en costos innecesarios, dinero que bien podría emplearse en el desarrollo de adolecentes con vistas a crear un relevo con persectivas reales a futuro, considero que deben valorarse cambios de mando y pensamiento en los cuadros del deporte en Cuba, no estamos bien y no hacemos nada o casi nada para cambiarlo, y no solo de buena fé y buenas vibras se obtienen resultados, TIENE QUE CAMBIARSE LO QUE TENGA QUE SER CAMBIADO.
 
 
#1 VICEM 18-08-2016 11:00
No se puede hacer más con menos, por lo menos, por lo menos en el deporte eso no funciona, es conocido que Cuba viene pasando por un proceso de ajustes en su economía, y el deporte no escapa de eso.
Aunque no nunca se ha dicho (por lo menos que yo recuerde) a cuánto asciende el monto del presupuesto para el deporte, lo cierto es que sin dinero no hay resultado, los países desarrollados (los que tiene dinero) contratan buenos entrenadores, actualizan a sus técnicos, desarrollando implementos y aparatos con lo ultima de la tecnología y eso cuesta, algunos países mas pobres usan otra estrategia, concentran los pocos recursos en una especialidad, miren a Jamaica, muy buenos en atletismo especialmente en la velocidad.
No podemos esperar grandes resultados si no invertimos, lo que logramos es por el extra que tienen nuestros muchachos y muchachas y algún que otro entrenador que se destaca, fijémonos que no somos consistentes en ningún deporte, excepto el boxeo, subimos en uno y bajamos en otro, luego cambia el panorama en otra temporada, en fin no se puede esperar mucho más, ahora en Rio y tampoco en Tokio, quizás si se le pone más dinero (el que lleva) cosa que repito lejana en estos momentos, escalaremos a estar entre los 10 primeros, no se puede esperar más. Y la prensa que no den tanta expectativas que ellos saben que es así.
Y comparto lo que dice COMENTARISTA En fin llevar a todo los que se crea que puede hacer milagro, a ver si gana, no tiene sentido es botar dinero, que falta nos hace para otras cosas más rentables. Cuando se tenga un deportista solido hecho y derecho con posibilidades entonces va, sino que se quede en casita viendo las Olimpiadas por TV
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar