lunes, 16 julio 2018, 00:48
Jueves, 11 Agosto 2016 06:27

El "Rey de los habanos", un puro de 82 metros

Escrito por  ANSA


    José Castelar, de 72 años de edad, y con 50 años en su profesión de "hacer" puros, ya rompió su propio "record" de 81,80 metros con el que obtuvo su más reciente galardón de la británica Guinness y busca terminar un nuevo habano de casi cien metros.

    El trabajo de "Cueto", como lo conocen sus amigos, es minucioso, con hojas de la "tripa" o "corazón" del denominado megatabaco cubano y que enrolla y resguarda con la hoja tabacalera que lo convierte en una "vitola" o puro gigante.

    La primera vez que ganó un récord Guinness fue con un tabaco de 11,04 metros de longitud; el segundo lo obtuvo con uno de 14,86; el tercero con 20,4; el cuarto con 45,38, y el quinto con 81,80 metros, que sobrepasó en la última semana bajo la mirada atenta de Anthony Henderson de la embajada británica en La Habana, que debe aún certificar su éxito. No obstante, el de Cueto no es un "espectáculo de feria". El gran habano se enmarca en la también cada vez mayor promoción no solo de la próspera venta mundial de habanos hechos en Cuba, sino también de las ofertas del turismo nacional, en "boom" actualmente, e incluso de la posibilidad de vender tabacos en el codiciado mercado de Estados Unidos, en el contexto del deshielo.

    Pese a las crecientes prohibiciones planetarias contra el hábito de fumar, en 2015 las ventas de habanos de la compañía cubano-británica Habanos S.A, que controla el 70% del negocio en el mundo, crecieron un 4%.

    Un "atractivo" adicional de este afán tabacalero es que el éxito de Habanos S.A., una entidad de capital mixto con la participación del estado cubano, apoya los esfuerzos de la isla por "vender" ese tipo de entidad a posibles inversores foráneos.

    Los esfuerzos del "tabaquero mayor" Castelar, también "juegan" con las ofertas de la industria del turismo de Cuba, uno de los "arietes" con los cuales las autoridades quieren romper los severos problemas que sufre su economía, reconocidas oficialmente en julio último.

    Además, los habanos junto al ron, son las únicas mercancías que pueden comprar los estadounidenses que visitan este país en el contexto del deshielo. Esos viajeros pueden gastar aquí hasta 100 dólares en ambos productos y llevarlos a su país, como una aún muy modesta excepción de Washington al embargo que aplica a Cuba.

    Las perspectivas que ven los expertos sobre las potenciales exportaciones de la Habano S.A. al mercado estadounidense es que podrían alcanzar los 250 millones de dólares al año, si el "deshielo" lo permite.

    Actualmente el mercado europeo representa el 55% de las ventas de la empresa, seguido por América Latina (16%), África y Medio Oriente (15%) y Asia (14%).

Modificado por última vez en Domingo, 14 Agosto 2016 09:59

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar