martes, 20 noviembre 2018, 15:13
Viernes, 09 Septiembre 2016 05:00

Historias cotidianas: Regalitos van y vienen

Escrito por  Alina M. Lotti/CubaSí
Valora este artículo
(15 votos)

El agradecimiento ha sido parte de la idiosincrasia de los cubanos. No obstante, lo que no debe suceder es que se subordine la atención o la solicitud a lo que el otro puede obsequiar.

«¿Sueño o hambre?», le dije a un joven médico en una consulta de urgencias hace unos días. Él examinaba a mi madre y, al mismo tiempo, bostezaba sin recato alguno. «Las dos cosas», me respondió sin pena; como una especie de insinuación a que si le podía comprar algo de comer, él lo aceptaría.


Me apoyo en este ejemplo para poner en debate un asunto que ya se torna preocupante y —lo peor de todo— que ocurre a la vista y con la complicidad de todos.


Es un mal del que muy pocos escapan. ¡Que tire la primera piedra quien no ha caído en su ruedo! Me refiero a los «regalitos» que acostumbramos a llevar a consultas médicas o a otros lugares, con el deseo de ser atendidos bien y con rapidez.


No estoy en contra de quienes «premian» por un servicio brindado. El agradecimiento ha sido parte de la idiosincrasia de los cubanos. No obstante, lo que no debe suceder —y ya está echando raíces en nuestra sociedad— es que se subordine la atención o la solicitud a lo que «traigo en la cartera», pues, a decir verdad, casi siempre somos las del sexo femenino las que «caemos en tales detalles».


Sin embargo —y una vez más retorno al pasado en este tipo de comentario—, años atrás esta práctica no estaba tan generalizada, aunque siempre todos hemos retribuido, de alguna manera, cuando recibimos un trato adecuado y sentimos satisfacción por el servicio.  


En Salud Pública (y toda regla tiene su excepción), este mal hábito se ha extendido de tal manera, que ya en nuestro propio subconsciente, cuando vamos a una consulta como pacientes, enseguida pensamos en qué llevarle al médico y, en menor medida, a la enfermera.


He sido testigo de médicos/as que se van con las manos llenas (incluso con productos del agro, cuando los pacientes provienen del campo o de otras provincias) una vez terminada la jornada de trabajo. Ello no fuera criticable, como decía anteriormente, si el servicio no se supedita a «lo que el paciente me pueda llevar».


En Educación ocurre otro tanto. Se da el caso de padres y madres que incurren en conductas muy censurables al respecto, porque «silencian» las deficiencias o dificultades de los hijos con obsequios, y también están quienes son capaces de «comprar» mejores notas, a sabiendas de que no fueron obtenidas por los niños, adolescentes o jóvenes con inteligencia y perseverancia.  


«En la viña del señor hay de todo», diría un amigo. Sin embargo, considero que merece la pena reflexionar sobre una cuestión que, lejos de enaltecernos como pueblo, empobrece nuestra imagen.


Agradecimiento es una cosa y «comprar» a la gente es otra. No hay que confundir los términos. La ética, tanto en un sector como en otro, debe respetarse y hacerse cumplir. En eso consiste la profesionalidad y el respeto.

Visto 2305 veces

En algunos sectores de los servicios se ha instaurado una lógica: «regálame algo para tratarte mejor». La situación económica es difícil, pero la responsabilidad y la vocación solidaria deberían primar…

El que te maltrata fue maltratado, tú maltratas al otro porque te maltrataron a ti, el que maltrataste maltratará… Urge romper un círculo vicioso que agobia a la sociedad cubana contemporánea.

Comentarios  

 
#21 Alexis Peña Solano 19-04-2017 10:19
Consiente del mal que está impregnado entre algunos de nuestros funcionarios y trabajadores, de disimiles ramas de la sociedad, creo importante señalar que los "Regalos" no son el tema de análisis, sino lo que los motiva y los fomenta, que somos nosotros mismos, con actitudes a veces deshonesta y a veces por el mero hecho de la desesperación a que los propios funcionarios y trabajadores de los servicios nos llevan para provocar estos actos. El problema tiene dos sentidos: son más los que tienen problemas que los que tienen las soluciones y esto lleva a que el que tiene más u ofrece más, recibe más. Por mencionar un ejemplo, el estado gestionando el precio bajo de los taxis y alguno de nosotros decían "bueno pero si yo los pago para que me lleven rápido" sin pensar que todos no tienen iguales posibilidades, ¿qué paso? que los taxis se convirtieron en medios de transporte de los que tienen más y los que tienen menos sufrimos. Esto solo tendrá una salida o solución definitoria cuando exista la competencia de servicios y el verdadero respeto por el salario que hoy no constituye un incentivo para ninguno de nuestros trabajadores por que no está directamente relacionado con el servicio que brinda, lo hagas bien, mal o regular, toma lo tuyo. y créanme que se los digo con toda responsabilidad , sería bueno que usted periodista realizara un trabajo investigativo por sectores de servicios y analizara "los métodos de búsqueda por la izquierda" denominados regalitos, tenemos que desmantelarlos públicamente utilizar la prensa como arma de combate contra estos fenómenos y no lamentarnos por los que nuestra propia indolencia y a veces necesidad nos ha obligado a realizar y utilizar sistemáticament e. Sería bueno que además se analizara rápidamente y con seriedad que los salarios de los trabajadores de los servicios estuviera relacionado como este mismo y no por precios fijos que no significan nada. Si vendes pan con croqueta ganas por cuantos vendas, de los contrario estamos pagando la deshonestidad, el maltratado, el robo, el irrespeto y creo que en el presupuesto del estado no hay partidas para seguir manteniendo estas barbaridades.
 
 
#20 Elizabethcuba 12-04-2017 13:25
Estoy totalmente de acuerdo con Robert e Isabel. Es increíble la tendencia x algunos foristas a generalizar todo lo malo de cuanto se hable. Yo soy médico de varios años y aún me sonrojo cuando algún paciente decide, incluso anunciado “que no lo hiciera que no era necesario”, hacerme un regalo y mientras más humilde más dolor me da que hagan eso que llamo sacrificio. Para mí el mejor regalo que un paciente pueda hacerme es que se sienta mejor haciendo exactamente lo que le he indicado y que sea disciplinado, esa es mi mejor recompensa. Reconozco que hay algunos, los menos, inescrupulosos que lucran con el dolor ajeno, a esos la historia y la administración les pasará al final la cuenta más temprano que tarde.
 
 
#19 yipsi 12-04-2017 08:36
En el Julio Trigo conocí a una anciana que llevaba hospitalizada un mes y ningún especialista había pasado a verla, claro no tenía familia que reclamara por ella ni regalos que dar. Cuando dije que vivía cerca del Ministerio de Salud corrieron y al momento tenía a todos los médicos a su alrededor
 
 
#18 Irene 12-04-2017 08:00
Estoy de acuerdo con Ud, he estado en una consulta y he visto como llegan personas, aun con pelo mojado, o sea, acabados de levantar, y con jabas en la mano y entran en la consulta, sin mirar a las personas que estamos en la cola, incluso desde bien temprano, y que conste, en mi cartera llevaba un paquetico para la Dra, pero hice la cola, a las maestras que han tenido mis hijos, les estoy muyyy agradecida y en su momento se los he dado a demostrar, muchas veces sin regalo, otras con presentes acorde con mi economía, pero no es menos cierto que alumnos que estoy completamente segura que no tienen muchas habilidades, sacan excelentes notas, pero la mama anda toda elegante y con mucho glamour, tiene buen trabajo, no se debe ocupar mucho de los estudios del nene, pero no importa saca buenas notas para enseñarlas a sus compañeros porque le hago buenos regalos a la maestra, eso se va arrastrando, porque para que voy a estudiar si la maestra me dice la prueba, hasta que, no se, la misma mama le consigue un puesto en su buen lugar de trabajo, porque ¨en este país las carreras no sirven¨, no mama, es que se paso tda la vida comprando las notas de su hijo, cuando llego a las pruebas de ingreso, ponchaooo, en fin, en una larga cadena, que no sabemos si algún dia algún eslabon va a explotar, espero que si.
 
 
#17 LILY 21-12-2016 13:15
Y SEGUIMOS CON LO MISMO... DE NADA VALE VER EL EFECTO SI NO ANALIZAMOS LA CAUSA ...ESTAN MIRANDO EL PROBLEMA EN ESPECIFICO Y NO EL GRAN PROBLEMA.... CUAL ES... EL SALARIO- AUNQUE MUCHOS HABLEN DE ETICA , MORAL Y ETC .HAY QUE SER SINCEROS Y MIRARSE POR DENTRO. PARA NADA JUSTIFICO EL COMPORTAMIENTO TAN DESPECTIVO QUE AQUI SE PLANTEA, PERO ESTOY SIENDO REALISTA, NO ES SALUD O EDUCACION ES TODO. ES UN VIRUS QUE HA INFECTADO LA SOCIEDAD CUBANA. LA RAZON. MUY SIMPLE QUE EL SALARIO ES INCOMPATIBLE CON LOS GASTOS NECESARIOS PARA LA VIDA. LOS PROFESIONALES NO PUEDEN VIVIR DE SU TRABAJO. PQ HAY TANTOS QUE HAN DEJADO SU PROFECION PARA IR A TAXIAR O HASTA VENDER BOLLITOS EN UNA ESQUINA... CUANDO PODAMOS SOLUCIONAR LA CAUSA LOS EFECTOS CAMBIARAN....
 
 
#16 r@f@el 12-09-2016 08:26
periodista, estoy en deacauerdo con su artículo en primera da por sentado desde su punto de vista una respuesta cuyo interlocutor no da por sentada porque el médico jamás y nunca le dijo en la concreta que le diera almuerzo, ¿cuántas veces yo mismo he dicho esa misma respuesta y no quiere decir que me compren algo? ¡por favor, llegue pero no se pase!
 
 
#15 Mary84 10-09-2016 09:58
Estoy 100% de acuerdo con el comentario de Robert #10. Me gustó más que el artículo.
 
 
#14 elvira guilarte 09-09-2016 16:29
Hace mucho tiempo, muuuuchooosss años que los regalitos al personal de la salud, la educacion, la vivienda, etc, etc, etc, dejo de ser un pequeño estimulo al buen hacer, para convertirse en un soborno para el buen resolver. LO DIJO SOSA CAUSTICA.
 
 
#13 Cuba 09-09-2016 12:59
P.A. Saben que significan estas dos letras entre el personal de la salud del hospital Ameijeiras?: Paciente Agradecido. Así califican a los pacientes y familiares según el regalo que hagan y por supuesto en correspondencia son atendidos.
 
 
#12 admiradora 09-09-2016 12:41
pero que tienen hoy los foristas, solo ven las manchas del sol y no ven la luz, hay medicos tan buenos y tan humanos en nuestra Cuba, que uno como paciente se ve tan bien atendido que le nace obsequiar al galeno, muy dificil encontrar que un medico pida algo a un paciente, en cuanto lo que expreso el galeno a la periodista lo decimos todos los cubanos, no solo los medicos para q le compren comida, pero olvidamos tambien que ese doctor no puede abandonar su consulta y cuando lo hace enfurecemos, que pasa? acaso el medico es un ser humano o que cosa es. no creo que sea justo se generalice ese concepto, lo que pasa que nos creemos que el medico es de nuestra propiedad, y no hemos aprendido a valorar a estos profesionales, que dejan de vivir su vida para vivir la de otros.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar