miércoles, 20 junio 2018, 21:15
Martes, 13 Septiembre 2016 06:00

La «cultura» de las colas

Escrito por  Yuris Nórido/CubaSí
Valora este artículo
(7 votos)
Un cliente espera hasta que el portero del banco lo deje pasar. Esto puede demorar segundos o varios minutos. Un cliente espera hasta que el portero del banco lo deje pasar. Esto puede demorar segundos o varios minutos.

No nos gusta hacer colas, pero tenemos que lidiar con ellas a diario. Lo cierto es que son un fenómeno molesto… y a veces injustificado.

Fotos: Annaly Sánchez/CubaSí

No nos gusta hacer colas, pero tenemos que lidiar con ellas a diario. Hasta el punto de que muchos creen que ya constituyen un componente de la idiosincrasia nacional. Lo cierto es que son un fenómeno molesto… y a veces injustificado.

Colas en la parada de la guagua, colas en el mercado, colas en la agencia de viaje, colas en los bancos… y, las más molestas, colas en las oficinas de atención al público. Hemos hecho —hacemos— tantas colas, que ya muchos afirman que la cola es un elemento básico en la cotidianidad del cubano.


Los humoristas las han puesto en el centro mismo de muchas de sus creaciones, pero cuando uno tiene que hacerlas, casi nunca dan risa.

 

Es que una fila larga y demorada, digan lo que digan, es una anomalía (o al menos debería serlo, demasiado sabemos que la anomalía suele devenir “normalidad” en nuestras rutinas diarias).


La cola es la muestra del predominio de la demanda por encima de la oferta, de la falta de previsión de los que ofrecen un servicio, de los problemas organizativos de las instituciones… y también del puro capricho de algunos individuos con “poder”.

 

alt
Además de las colas, los clientes deben tener en cuenta que en Cuba muchos centros abren un poquito después y cierran un poquito antes.


Se puede entender la necesidad de una cola para montarse en un ómnibus urbano, más si el ómnibus, como suele suceder, demora. En ese sentido, una cola organizada es hasta sinónimo de organización, de urbanidad.


Pero ¿qué justifica las largas horas esperando hacer un trámite? Es sencillo: el imperio de la burocracia. Llevamos décadas apostando por simplificar el tortuoso entramado de tantas gestiones del día a día. Pero en la concreta, el simple acto de legalizar un documento puede implicar toda una odisea.


Y la cola es la expresión palpable de esa contingencia.


Si a eso le sumamos la indolencia personal de los encargados de organizar el flujo de público a las oficinas, es evidente el resultado: largas filas sin las más elementales condiciones para la estancia y la espera.


Nada, absolutamente nada puede justificar que las personas deban hacer una cola frente a una oficina o un centro comercial, de pie y al sol. Cuando eso pasa (y pasa mucho), es que no se tomaron las necesarias previsiones.


Hay un personaje singular que ha ganado protagonismo últimamente: el portero. Muchas entidades han asumido la práctica de “dosificar” la entrada de los clientes a los locales: de tres en tres, y no entran los próximos tres hasta que salgan los tres que están dentro.


Y mientras, la cola afuera, a la intemperie.

 

altMuchas veces existen los productos, pero no se puede entrar porque en el establecimiento están en el inventario, colocando los productos o cuadrando la caja en el horario establecido para la venta.


Muchas veces esta dinámica carece de la más elemental lógica, pero los mentados porteros (y sus directivos, obviamente) la hacen cumplir a rajatabla, como para afincarse en su pequeño espacio de poder.


El hecho de que esta situación se repita en tantos lugares a lo largo y ancho del país habla del menguado respeto a los tan reclamados derechos del consumidor. O mejor: del ciudadano.


En Cuba, no es secreto para nadie, sufrimos a diario la imposición del capricho como norma. ¿Por qué debo esperar fuera de un mercado, si es evidente que dentro hay suficiente capacidad? Una cosa es organizar el flujo de clientes para facilitar las operaciones; otra es ralentizar la cola sin sentido.


El fenómeno de las colas ha generado otros fenómenos igual de molestos: los famosos tickets y pretickets; la gente que marca para diez; los organizadores “profesionales” de la fila…


Está claro que habrá colas para rato, teniendo en cuenta que no se han resuelto de manera efectiva muchas de las demandas de la ciudadanía. La eliminación de muchas de las colas vendrá de la mano del aumento de las capacidades productivas, del desarrollo de las técnicas comerciales y de la simplificación de buena parte de los trámites.


Pero sería bueno que desaparecieran, mientras, tantas colas sin sentido. Esa sería una campaña muy popular… pregunten en una cola. 

 

alt
El portero, casi siempre, es quien genera la cola y la molestia de los clientes, quienes deben esperar, aun cuando la tienda no está llena, a que el portero diga, por ejemplo: pasen dos.

 

alt
Y a los clientes no les queda otra que esperar y tener mucha, pero mucha paciencia, para poder comprar.

Visto 1829 veces

Acompañé a mi amiga a una gestión cuyos sufrimientos adjuntos no imaginaba, y todavía ando con el mal recuerdo entre las cejas.

Mientras se insiste, con justicia, en la necesidad de aprovechar la jornada de trabajo, la mayoría de los cubanos salen a comprar entre las nueve de la mañana y las cinco de la tarde. ¿Un chiste?

Comentarios  

 
#19 LILI 01-11-2016 10:43
EL FIN DEL DISCURSO OIDO ES ESTE...EL 99.99' 0/0 DE LOS PROBLEMAS EN NUESTRO PAIS TIENEN UN NOMBRE EN COMUN Y ES SALARIOOOOO .,MIENTRAS QUE DICHO INDIVIDUO NO ALCANCE NI PARA 3 DIAS SEGUIREMOS VIENDO DESMOTIVACION POR TODOS LADOS EN TRABAJADORES DE CUALQUIER AREA..
 
 
#18 carlos_habana 15-09-2016 10:56
Al fin algo de las colas. Una noticia extra. AHORA EN EL BODEGON DE LA CALLE 42 ESQUINA A 9 SE INTERRUMPE EL SERVICIO PORQUE LA CAJERA DICE "TENGO QUE HACER LA EXTRACCIÓN DEL DINERO PORQUE SI ME ASALTAN LO TENGO QUE PAGAR YO". COROLARIO: ESE LUGAR EN QUE SIEMPRE HASY COLA PARA ENTRAR, AHORA LE AGREGARON LA INSEGURIDAD DE LA CAJERA. APRETARON.....
 
 
#17 david 14-09-2016 16:28
A veces me opregunto cómo se resuelve este tema ?, dando más servicio, aumentando la oferta? Claro, alquien dijo por este foro que se convierte en un negocio, pero señores bien sucio, por qué hacer esperar a los usuarios que desean comprar el pan liberado, solo porque quien entrega un turno necesita aunque ya lo tenga todo contado y cuadrado, recontar una y otra vez para que quien recibe vuelva a hacer la misma acción no importa que lo estén haciendo juntos ni que sea la hora de que todos salgamos a trabajar y así sucede con otros servicios que inexplicablemen te los directivos ni se inmutan en buscar alternativas para disminuir esa cola. Yio recuerdo un amigo que en su oficina aunque habían colas siempre disponía las cosas de tal forma que 20 minutos antes de abrir oficialmente al público ya estaban al menos en aluguna posición atendiendo al pueblo, o parado en la puerta de la oficina exigía y controlaba la circulación y el tiempo de atención a los usuarios, por supuesto eso es desagradable para los de adentro que lamentablemente tienen que laborar más y descansar menos.hay que exigir puertas adentro.
 
 
#16 Irai 14-09-2016 13:21
Holas, la primera foto no es de una tienda, es del banco metropolitano del Focsa, sdos
 
 
#15 Gulner R. Rodríguez 14-09-2016 11:40
!Buen artículo acerca de este tema! Considero que cada cubano a sufrido las largas e innumerables colas que por necesidades básicas de "supervivencia" debemos enfrentar a diario, muchas veces se ha criticado el tema y los horarios de apertura y cierre de los establecimiento s comerciales, los cuales no son coordinados para que los trabajadores puedan efectuar sus adquisiciones en horarios que perjudiquen lo establecido por la Ley; o en muchos casos debemos abandonar nuestras funciones laborales para poder alcanzar aquellos productos que nos corresponden por la libreta de abastecimientos normados como el caso específico de los cárnicos, ejemplo de ello es mi pueblo Jobabo, ya que resulta que en la bodega donde me corresponde adquirir dichos productos de modo especial el Pollo por pescado, nuevamente se ha creado el dilema de que no alcance y es imposible que cada mes que lo traen debo de abandonar mi puesto laboral para tratar de adquirirlo, ya me deben dos meses (mayo y julio) y hasta la fecha no han podido pagarlo, a pesar que en pasados días lo trajeron y tampoco alcanzó, además que hubo falta de comunicación ya que toman direcciones de los consumidores que nos quedamos sin adquirir el producto y no avisan del pago del mismo. Cuando pregunto a la administradora o la persona responsable de anotar me dan respuesta esquiva como que pronto se pagará o que los chóferes de los camiones no saben cuando se resarcirán dichos faltantes, yo considero que existe desvío de ese producto porque en nuestro país que tanto se controla se debe conocer la cantidad de consumidores de cada bodega y por esas cifras emitir las cantidades de productos que corresponden adicionando las mermas que ellos contienen de hielo y envases o de lo contrario sería lógico que los administradores no reciban las mercancías cuando estás llegan incompletas, sabiendo en demasía que los salario de los trabajadores nunca alcanza para sortear los días o tiene ideados que se debe vivir comprando carne de cerdo a particulares a precio de $ 25.00 la libra (aunque por acuerdo del CAP de Las Tunas lo dispuso a $ 18.00) o huevos a $ 1.10. ¿Quién o quienes deben aclarar esto?. Muchos de los comentarios emitido de este artículo hacen referencia a las Tiendas en divisas en la capital y concuerdo en todo lo que plantean pues sucede en todo lo largo y ancho de nuestra Isla. Saludos.
 
 
#14 thelastsoulja 14-09-2016 11:25
La que pasa en cuba es que no hay compentencia, las vendedoras como no ven afectado su salario no se preocupan por lo que pasa en la tienda. Si esta vende o no, no es problema de la dependienta, para ella: te esta haciendo un favor, al atenderte, trampear productos y precios, pobre de ti que aun asi le dejas (a veces se quiera o no) propina.
 
 
#13 thelastsoulja 14-09-2016 11:21
o que una dependienta solo se especializa un perfumeria y si quieres un pomo de refresco debes de esperar que aparezca la especialista en vender liquidos.
 
 
#12 MANUEL BETANCOURT B 14-09-2016 08:09
SIN PALABRA...; SOLO ME QUEDA LANZAR UNA PREGUNTA AL AIRE:ESTE SITIO SOLO ES LEÍDO POR LOS QUE SUFRIMOS STAS CALAMIDADES?.¿N UESTROS PERIODISTAS (CUMPLIENDO CON LO PLANTEADO POR RAÚL ACERCA DE CRITICAR LO MALO)NO PUEDEN DIRIGIRSE A LAS INSTANCIAS SUPERIORES DE DIRECCIÓN ESTATAL Y PARTIDISTAS?.
 
 
#11 Andrés R 13-09-2016 16:13
Lo de las colas habia que revisarlo puntualmente por cada lugar, en muchos lugares no es necesario y ponen un portero para organizar la cola mandando a pasar dos o tres personas y la tienda está vacía y él no manda a entrar hasta tanto salen las que están adentro, será necesario?. Quisiera un día ver a Cuba sin porteros en las tiendas como en los demás paises, aquí revisan jabas y también se hacen colas para eso, acaso todas las personas roban en este país?, aquí también hay personas honestas y es la gran mayoría. Reflexionemos.
 
 
#10 haydee 13-09-2016 15:21
la culpa no es del portero, muchas veces o casi todas las veces la culpa es de la cajera que le dice al portero que no le pase a nadie que va al baño o que va a tomar agua o que está cansada y necesita cojer un 10.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar