martes, 19 junio 2018, 06:56
Viernes, 05 Agosto 2016 09:19

PARA BAILAR LA SAMBA: Perdóname, Yarisley

Escrito por  Víctor Joaquín Ortega/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(3 votos)

Me puse bravo. Hasta grité desde mi asiento frente al televisor: ¡Qué hace esa mujer ahí...? A ti me refería, Yarisley Silva, y a tu labor en la cita olímpica de Beijing 2008 cuando te despediste con 4. 15.

 

 

Me puse bravo. Hasta grité desde mi asiento frente al televisor: ¡Qué hace esa mujer ahí...? A ti me refería, Yarisley Silva, y a tu labor en la cita olímpica de Beijing 2008 cuando te despediste con 4. 15. La ira quemando mi pensar, y eso es malo, muy malo.


      
Cuatro años después me propinaste un hook a la punta del hígado como los de Kid Chocolate: medalla de plata en el salto con pértiga de los XXX Juegos Olímpicos Londres 2012 al sobrepasar la varilla a 4.75, solo superada por la estadounidense Jennifer Suhr con igual resultado; fallaste una vez. Lanzaron al tercer escalón a la mejor de todos los tiempos, la rusa Yelena Isinbayeba (4.71).

 

Digo golpe al hígado porque aquel pensamiento cuando la lid de China había sido "hepático". Y hay que reflexionar con el cerebro y el corazón sobre los hechos sin que la frialdad congele ni lo ardiente ciegue. Más obligado para un periodista, para un escritor, para un político, aunque esa "hepatitis aguda" en el pensamiento daña a cualquier persona aun en lo cotidiano. Quizás es allí donde fustiga mayor. Lo de la capital inglesa resultó el nocao a mi superficialidad, pero ha continuado tu andanada para bien mío. Citaré algunos logros y cifras, antes iré mucho más allá.

 

No te encontraste fácil, pinareña de 1.65 metros y 61 kilogramos con 29 años de edad actualmente. Con 8, intento en el ballet. Muy chiquita, muy gordita, dijeron: la despedida a esos sueños. ¿Y si en el piano...? No pasas del do, re, mi. No te vieron condiciones.Otro revés. El andar hacia otra rama de la cultura tan importante como el arte: el deporte.

 

De la educación física, de los senderos escolares hasta el gran amor: el salto con pértiga. Tienes 13 abriles y para que el atletismo te corresponda el amor debes derrotar a los escépticos, a los amarrados al somatotipo, soslayadores de tantas cuestiones, de cualidades esenciales. Entre ellas, la voluntad, la pasión, el coraje, las ansias de vencer. Para gente así, Maradona y Messi no tenían futuro en el fútbol. Sufres de nuevo la opinión de los descreídos: "tan pequeña", "demasiado peso"... Les harías tragar las palabras como me hiciste tragar las mías con posterioridad, aunque ni se las dije a alguien ni las escribí; todavía me lastiman muy adentro.

 

Debí descubrir lo promisorio que latía en ti, aun sin refulgencia en los combates estudiantiles ni en el Mundial Juvenil Beijing 2006: plata en los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Cartagena de Indias 2006, superada por una coterránea, Maryoris Sánchez, 4.10 por 3.95; bronce en los Panamericanos Río de Janeiro 2007 con 4.30, detrás de la brasileña Fabiana Murer (4.60) y la norteamericana April Steiner (4.40); torneo de atletismo del subcontinente La Habana 2009, oro con 4.40; Mundial Daegu 2011, quinto peldaño con 4.70, mejor que la marca nacional.

 

Bronce en el Mundial de Moscú, agosto de 2013, (4.82); oro en Pekín 2015 (4.90), con Fabiana (4.85) y la griega Nikola Kyriakopoúlou (4.80) como rivales más cercanas; oro en el Mundial Bajo Techo  Sopot 2014 (4.70); campeona de los Juegos Panamericanos en Guadalajara 2011(4.75), nueva marca para la lid; la Murer, segunda (4.70). y  Toronto 2015 (4.85, eleva el récord para la lidia); titular de los Centroamericanos y del Caribe en Veracruz 2014 (4.60).


 
Consigues sobrepasar la marca personal en tres ocasiones en el año 2013: febrero, Copa Cuba (4.81); abril, Des Moines, USA. (4.85) y junio, reunión de Hengelo, Holanda, 4.90. El dos de agosto de 2015, en Beckum, Alemania, conquistas tu altura suprema: 4.91.

 

Más que un estallido, muchacha, maduraste paso a paso, firme siempre, como garrochista, como deportista, como mujer. Cuando te batas en el magno certamen de Río de Janeiro, contigo saltarán todas las cubanas y todos los cubanos. En la primera fila, este compatriota que te pide perdón.

Visto 2294 veces

Comentarios  

 
#1 Roberto 05-08-2016 11:54
Me sorprende esta ironia, asi que a los 8 años le dijeron que no podia ser bailarina de ballet por muy chiquita y gordita, que raro, despues va para el piano y no pasaba del do, re, mi, al final fue para el deporte y que bueno por sus resultados, lo que no me convence fue la justificacion de las dos anteriores cosas el por que no podia ser, lo unico que falto fue que fuera para natacion y le dijeran que tenia los pies cortos, es evidente que los estereotipos pueden marcar la vida de los afrodescendient es y no quiero ser prejuicioso.Y mi animo no es criticar ni ofender a tan bella persona con grandes resultados , que estoy seguro que nos dara un alegron, pero hay cosas que todavia no logro entender en plena Revolucion.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar