domingo, 18 noviembre 2018, 00:32
Miércoles, 03 Agosto 2016 23:26

DIARIO DE UNA ESPERA: El complot cuerpo-mente

Escrito por  Liz Martínez Vivero/Especial para CubaSi
Valora este artículo
(3 votos)

Pongo 200% de mi parte, pero casi siempre van -incluso mis temores- mucho más allá.

Mi cuerpo y mi mente se han puesto de acuerdo para el cambio. Me altero sin mayores razones incluso con asuntos que antes no tenían autoridad para quitarme el sueño ni la tranquilidad. Pongo 200% de mi parte, pero casi siempre van -incluso mis temores- mucho más allá.

 

Claro, yo sé, el embarazo no es una enfermedad: todo lo contrario, pero igualmente necesito cuidados especiales de manera que mi bienestar redunde al final de la espera en un niño sano. Suena egoísta, también lo sé, pero muchas veces trato de enajenarme del mundo porque somos (en el planeta Tierra) por siempre y para siempre mi bebé y yo.

 

Respecto a él me la paso pensando: cómo será, a quién se parecerá, si tendrá mis ojos o los de L. Cuando me siento más triste inmediatamente pienso en su seguridad y la pena se disipa en algún punto. Dicen los especialistas que me han atendido que incluso en los mejores embarazos se pueden experimentar días de depresión, ansiedad y confusión.

 

Mis necesidades de afecto se han incrementado y recibo lo que busco porque mi esposo entiende su responsabilidad en el proceso. No obstante, segura como estoy de vivir el mejor momento de mis casi 27 años, trato de poner el mejor semblante y disfrutar al máximo este proceso.

 

Presumiblemente nacerá el día de mi cumple. Puede adelantarse o atrasarse pero de todos modos ahora ese mes tendrá otro significado. Por decreto universal mi cumpleaños ya no será el mayor festejo. No me quejo.
Habitualmente recibo, sin previo aviso, ráfagas de consejos y preguntas constantes sobre cómo me siento. Ninguna de las dos cosas me molestan en absoluto, pero a solas, en mi interior, voy escribiendo mi propio manual de maternidad todos los días de esta espera.

 

2017 llegará con la muy buena noticia de mi bebé en mis brazos. Aunque pensaba lo contrario, el tiempo pasa velozmente y en lo que canta un gallo ya estará conmigo complicando sin remedio mis horarios de sueño y alterando mis gustos en todos los ámbitos de mi existencia. Reitero, no me quejo.

 

Actualmente circulan muchos libros y folletos que ofrecen información sobre el embarazo y el parto. Es importante informarse sobre lo que puede beneficiar o perjudicar a la mujer y al bebé para convertirse en protagonista del propio embarazo, encontrar el propio estilo de vida y escuchar las señales del cuerpo.

 

Cada mujer y cada embarazo son únicos y, por lo tanto se lo puede vivir de mil maneras diferentes, todas ellas satisfactorias, sobre todo sí el embarazo es fruto de una decisión compartida como es felizmente mi caso.

Visto 1757 veces

Comentarios  

 
#4 telma 30-08-2016 12:53
Liz, no temas, lee mucho y escucha los consejos de especialistas.. .todas no traemos al mundo al fruto de nuestro amor de igual manera...Ahora bien, tengo una observación y quiero expresarla, lo publicas o no, segun tu criterio, allá voy: No me gusta que hablas de tu esposo y sin embargo lo llamas L, ¿es que ese es su nombre, o es que, algo te impide mencionar a viva voz el nombre del causante de tus pecados amorosos, el hombre que hizo que hoy hagas estas historias maravillosas de tu embarazo porque él te embarazó?....pi ensa...no es justo que todas sepamos que te llamas Liz, que traerás al mundo a un varoncito y sin embargo no conozcamos el nombre de ese hombre que te está haciendo feliz.......... ..
 
 
#3 daniris 05-08-2016 10:34
arlene yo si pude parir despues de muchas horas de tormento pero me lo ayudaron a salir con espatulas que todos sabemos las consecuencias que pueden tener hoy mi niño tiene 9 meses es un bebe saludable y que dios lo bendiga al igual que al tuyo y ojala lo que nos sucedio a nosotras no sea algo que le ocurra a la mayoria quiza depende del lugar donde vivimos
 
 
#2 @rlene 05-08-2016 06:49
Comparto tu criterio, Daniris, porque viví los mismos miedos por falta de orientación. Me documenté de forma autodidacta sobre el tema pero, sin dudas la opinión de los médicos en ese momento es muy importante para nosotras. Sus consejos y recomendaciones siempre son bienvenidos y hasta agradecidos pues aumentan nuestra confianza y seguridad en nosotras. Considero que estos temas son muy beneficiosos para la futura mamá y cruciales para un buen desempeño en el momento del parto. Se debería tener en cuenta esto por parte de los ginecólogos y hasta el psicólogo que nos debe atender durante el embarazo. En mi caso no hubo tal consulta de psicología y tenía la fé que me ayudaran a sentirme más segura pero no fue así. Gracias a Dios, di a luz a mi bebé y, al final ni siquiera pudo ser por parto normal, pero sé que todas las que pasamos por esto, por primera vez, agradeceríamos una mayor orientación para afrontar este momento a la altura de las espectativas del personal médico.
 
 
#1 daniris 04-08-2016 08:43
tuve un embarazo maraviloso sin el temido mal embarazo fueron 9 meses maravillosos donde todos te consienten y mi esposo ni hablar sin embargo nunca recibi en las consultas la educacion necesaria para el momento del parto a mis 30 años nunca habia sentido tanto miedo y estoy tan aterrada que no creo que vuelva a embarazarme. Se que cada parto es diferente para cada mujer pero algunos consejos de especialistas en nuestras consultas nos ayudarian a enfrentar mejor este momento y a colaborar con el medico para que madre e hijo no sufran en este momento tan crucial.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar