sábado, 20 julio 2019, 20:05
Miércoles, 03 Agosto 2016 08:15

PARA BAILAR LA SAMBA: Aún duele ese puesto 28 en Beijing

Escrito por  Víctor Joaquín Ortega/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(0 votos)

Dígase lo que se diga, duele ese 28 lugar en Beijing 2008. Con 2-11-11, Cuba finalizó en ese puesto entre 204 delegaciones (11 533 contendientes, 4 904 mujeres).

 

Dígase lo que se diga, duele ese 28 lugar en Beijing 2008. Con 2-11-11, Cuba finalizó en ese puesto entre 204 delegaciones (11 533 contendientes, 4 904 mujeres) para acumular en las magnas citas 67-64-63, ocupar el lugar 18, y mantenerse como segunda de América. Súmele las 5 de oro, 4 de plata y 6 de bronce de Londres 2012, su 18 asistencia a los Juegos. Del continente solo nos supera EE.UU. en el total de conquistas.


      
Presencia deportiva de peso después del triunfo de la Revolución, proceso creador de una estructura democrática y científica  que, ante todo, derrumbó el muro que separaba a las masas de la cultura física. Las mujeres, los negros, los mestizos, los pobres, los obreros y campesinos, sus hijos y nietos, en fin, los de abajo, hicieron crecer la masividad: sin ellos la nación nada sería, sin limitarnos a esta trinchera.
 


El concepto de Pierre de Coubertin, por el que tanto luchó, Deporte para todos, resultó hecho vida en la Mayor de las Antillas donde el Deporte es un derecho del pueblo.

 

ANTES DE LA REFLEXIÓN

 

Antes de la reflexión sobre la labor cubana en los XXIX Juegos, mencionaremos algunos triunfos y batallas. Únicamente doraron sus (nuestros) sueños Dayron Robles en los 110 con vallas y el luchador greco Mijaín López en la división mayor. Una mujer es la primera que consigue triunfar entre los ciclistas de la mayor de las Antillas en el trascendental clásico: Yoanka González, plata en la carrera por puntos a pesar de un trauma personal que la hirió muy duro. Supo levantarse y demostró ser estrella, más allá de numeritos y galardones. Esa victoria, junto a otros logros, la convierten en el mejor cubano de todos los tiempos en dicha disciplina.

 

Despojada del cetro la judoca Yalenis Castillo en su pelea final. ¿Dónde estaban los jueces? Yanet Bermoy y Anaisis Hernández, vicetitulares; Idalis Ortiz, Oscar Brayson y Yordanis Arencibia, sendos bronces. Driulis, como siempre, luchó cual fiera; mas le debía demasiado al entrenamiento y eso se paga: era preferible su no asistencia a verla perder ante contrarias que no hubieran podido con ella en otros momentos y con un adiestramiento completo.

 

Leonel Suárez se graduó en esta ciudad asiática: el tercero más completo de la justa. El disco y el martillo lanzados por Yarelis Barrios y Yipsi Moreno terminaron en vicecampeonatos. El boxeo no aportó coronas; los anhelos se limitaron a plata y bronce. Juveniles ocupando los puestos en una disciplina muy lesionada entre nosotros por el robo de músculos. El voleibol, la pelota, han sentido y sienten esos latigazos. ¿Dónde no ofende ese negocio que nada tiene que ver con el deporte, el olimpismo, lo humano?


   
Bronce de gran brillo el de la fusilera Eglys Cruz: con tantas limitaciones - hasta carencias de balas- que tenemos en el tiro deportivo, especialidad muy costosa: consiguió la incorporación femenina del país al medallero en esa disciplina. Aplausos para la taekwandoca Dianelis Montejo por su tercer peldaño.

 

A PENSAR Y... CAMBIAR LO INDISPENSABLE

 

Gran parte de mi escrito sobre el desarrollo de la cultura física en Cuba después de la victoria popular, titulado El gran salto de las lides del músculo, ha sido incluido en la enciclopedia Cuba, historia, cultura y sociedad, de la editorial Gale, y aquel, con textos añadidos, fue publicado por la página web Calibán.

 

Al referirme a la siguiente etapa considerada por mí: VI. Recuperación, 2000-2010, expreso con respecto a Beijing 2008: "A la delegación faltó preparación física y psíquica, visión táctica, sin negar un error anterior: el debilitamiento de la masividad. Fidel opinaría: '..nos hemos dormido sobre los laureles. Seamos honestos y reconozcámoslo todos... Revisemos cada disciplina, cada recurso humano y material que dedicamos al deporte. Debemos ser profundos en el análisis, aplicar nuevas ideas, nuevos conceptos y conocimientos".

 

Para que se conozca mejor lo que entiendo por masividad, voy al principio de mi citado estudio, dentro de la fase segunda que nombro. Del impulso decisivo: 1961-1970: "La transformación partía de que la misión fundamental de las lides del músculo es la forja de seres humano corporal y moralmente superiores, más plenos y saludables, con la educación física como base, convertida desde entonces en una asignatura obligatoria. Campeones, medallas, marcas, alimentan participación, autoestima, dignidad, la identidad nacional... y alegran, aunque la función primaria de la cultura física reside en esculpir seres humanos con mayor cantidad de virtudes que defectos en el cuerpo y el alma, amén de que la participación masiva y su avance cualitativo garantizan el alto rendimiento."
   


Aclarado esto, entremos en la fase VII. Gran Cambio: 2011-2020 cuando señalo: "Hay que rescatar la calidad del deporte mambí (la pelota). Y la de la disciplina de la malla alta. Al fútbol hay que alzarlo. A cien años de su llegada a Cuba está muy por debajo de donde debe estar.

 

"Para la etapa que ha comenzado, es importante comprender que está lesionada por la crisis mundial de la que no escapa ningún sector ni territorio alguno. Esencial: la búsqueda de nuevos caminos en pos de resultados superiores. Que la dialéctica venza al dogmatismo. Fidel nos ilumina con su concepto sobre la Revolución, ese poema que nos inspira a combatir sin abandonar principios y a desarrollarnos con '...Sentido del momento histórico...' y el cambio de todo lo que deba ser cambiado. No nos pueden temblar las manos para tomar medidas que duelen pero son inexcusables o lo perdemos todo.

 

"Harto criticable la negación de visas, el impedir que atletas cubanos participen en eliminaciones hasta olímpicas, el reforzamiento del negocio, el comercialismo y el robo de músculos; sin embargo, el incremento del bloqueo, las consecuencias del derrumbe de un campo amigo, la situación mundial laceran peor a la base y más allá del sector. ¿Acaso es fácil adquirir tenis, kimonos, guantes beisboleros y de pugilismo, bicicletas, balones, o canoas para quienes comienzan? ¿Y la talla, el peso disminuidos...?


      
"La gran transformación en lo deportivo exige tener presente los errores propios para derrotarlos. Lanzada la masividad a un segundo plano por muchos, culto al campeonismo, exaltación desmedida al somatotipo. Millones de participantes pero falta sistematicidad. Clases de educación física deficientes.

 

"Soslayamiento de la política de cuadros, personas no idóneas en diversos cargos. La riqueza científica sin utilizar plenamente. La Universidad de la Ciencia de la Cultura Física Comandante Manuel Fajardo debe ocupar un lugar aún más preponderante. Fallas en el mantenimiento a las instalaciones deportivas; las de los Panamericanos carecieron de buena construcción y cuidado. Fundamental: revivir los Consejos Voluntarios Deportivos, mejorar mucho más la atención espiritual y material a los (las) deportistas.

 

"Dogmas a un lado: el mundo es como es y no como queremos que sea, los seres humanos son como son y no como deseamos que sean. Y hasta debemos partir de sus flaquezas para formarlos. Racionalización de los recursos. Comprender mejor -y llevar la comprensión al quehacer-  que  el deporte no solo es las Escuelas de Iniciación Deportiva. y otros centros parecidos, ahora con más limitaciones. Mirada muy seria hacia la masividad. Y a convertirla en acciones. Fortalecimiento de las áreas y los combinados.

 

"El movimiento deportivo cubano, el más puro del mundo pero perfectible, no puede olvidar que aunque hay factores externos terribles, lastiman demasiado los internos de esa clase. A pesar del bloqueo y otras arbitrariedades, mucho más conseguiremos si trabajamos con unidad, eficiencia, inteligencia, amor supremos, con la clara conciencia del papel de la cultura física en la batalla por un mundo mejor".


 
En vísperas de Río de Janeiro 2016, hay cierto avance, pero a la Mayor de las Antillas todavía le queda mucho camino por recorrer en este sentido, con los pies en la tierra sin destrozar los sueños. Y en los conceptos de Fidel sobre aquella caída en la gran lidia de hace ocho años, hay un material que ilumina.


 
Medallistas cubanos en Beijing 2008. Oro: el luchador greco Mijaín López y el vallista Dayron Robles. Plata: la ciclista Yoanka González, los púgiles Emilio Correa, hijo, Carlos Banteur, Andri Laffita y Yankiel León, y los judocas Yalenis Castillo, Yanet Bermoy y Anaisis Hernández, la martillista Yipsi Moreno y la discóbola Yarelis Barrios y los peloteros. Bronce: el decatlonista Leonel Suárez, el saltador de longitud Ibrahim Camejo, los boxeadores Yampier Hernández, Rosniel Iglesias, Osmany Acosta y Yordenis Ugás, la tiradora Eglys Cruz, la taekwandoca Dianelis Montejo, y los judokas Idalis Ortiz, Oscar Bryson y Yordanis Arencibia.

Visto 2142 veces

Comentarios  

 
#2 optimista 04-08-2016 10:52
honestamente creo que en rio a lo maximo que se debe llegar en titulos son 4 o 5 hay que poner los pies sobre la tierra y no dejar que el triunfalismo nos ciegue.
 
 
#1 Dornes 04-08-2016 02:25
Que si duele, ese recuerdo amargo lo llevo por dentro hasta el fin de mis días. Espero que las estrategias trazadas rindan fruto en Rio.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar