domingo, 24 junio 2018, 03:18
Sábado, 30 Julio 2016 06:22

Juegos Olímpicos de Río: Hitos, ausencias y números

Escrito por  Redacción Cubasí
Valora este artículo
(2 votos)

Los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro están al doblar de la esquina, el Cristo Redentor lucirá novedosas galas y abrigará entre sus brazos cerca de 10 500 deportistas que pugnarán en 306 pruebas, con 37 escenarios de competencias y 206 naciones inscritas a la mayor fiesta deportiva Mundial.


En medio de ese concierto Cuba, con una delegación de 120 deportistas, extendida a cuatro otras plazas por la inclusión de último momento del relevo 4x400 metros femenino, se halla en la sede, ultimando detalles para enfrentar la hora cero a partir del próximo viernes 5 de agosto lo más cercano posible a la forma óptima. Sin problemas de lesión evidentes, nuestra legión necesitará rendir al máximo para superar la actuación de Londres 2012, cuando foja de cinco oros, tres platas y seis bronces, nos permitió colocarnos en el lugar 16 por países.

Varios hitos marcarán, como es habitual, esta edición de los Juegos. En el orden individual el velocista jamaicano Usain Bolt (seis cetros en las versiones de Beijing 2008 y Londres 2012), el nadador estadounidense Michael Phelps (18-2-2) de ellas 11 en pruebas individuales, y los astros de deportes colectivos Neymar Jr (Brasil-fútbol) y Kevin Durant (Estados Unidos-baloncesto), serán algunos de los que captarán los lentes y miradas de todos.

Ciertamente, los auriverdes se convertirán en la primera nación de Sudamérica en acoger la cita bajo los cinco aros, aunque los Juegos no llegan en un buen momento desde el punto de vista político y social, además de que en el plano económico Brasil sobregiró el costo de la competición por concepto de inversiones, estimadas en 11 mil millones de euros.

Dos disciplinas deportivas irrumpirán en la palestra: se trata del golf, que retorna tras 112 años de espera y el rugby siete, que vuelve luego de 92.

En el plano de las estrellas latinoamericanas que prestigiarán la urbe carioca se hallan el esgrimista venezolano Rubén Limardo, la triplista colombiana Catherine Ibargüen, la ciclista cafetera Mariana Pajón (BMX), elenco anfitrión de voleibol femenino, y los ases cubanos Mijaín López  e Idalys Ortiz.

Un elemento curioso lo constituye el hecho de que tres trillizas estonias de 30 años, Leila, Liina y Lily se clasificaron a la lid de maratón femenina.

En esa cuerda de luminarias el ciclista británico Chris Froome, ganador del Tour de Francia, el gimnasta japonés Kohei Uchimura, el judoca francés Teddy Rinner y los tenistas Serena Williams, Novak Djokovic, y Rafael Nadal.

Justamente otro tenista de pedigrí supremo, el suizo Roger Federer, se perderá la cita por lesión, igual que el pesista colombiano Francisco Mosquera (62 kg), y la pertiguista rusa Yelena Isinbaeva, a quien en definitiva la IAAF no le concedió el permiso.

Continuamos en la cuerda de  participación, pues cinco fondistas de Sudán del Sur se unirán a otros cinco atletas de Siria, República Democrática del Congo y Etiopía para hacer historia al formar parte del primer Equipo Olímpico de Refugiados.

“Me siento muy emocionada. Esta es la primera oportunidad para que los refugiados puedan participar en los Juegos Olímpicos y esto nos da mucha esperanza. Es un orgullo para nosotros poder animar a las generaciones jóvenes de compañeros refugiados que se están quedando en los campamentos, y tal vez podremos alentarlos para continuar con su talento”, Rose Nathike Lokonyen, de 23 años, dijo al ACNUR en una entrevista antes de partir.

El equipo de 10 miembros, respaldado por el ACNUR y el Comité Olímpico Internacional, se ha creado para llamar la atención mundial sobre la magnitud de la crisis global de refugiados y así actuar como un símbolo de esperanza para los refugiados en todo el mundo, privados de la posibilidad, por conflictos y persecución, de representar a sus países o incluso de practicar deporte en lo absoluto.

Palestina competirá con seis efectivos, uno más que en la capital británica y su mayor número desde que incursionaron por primera vez en Atlanta 1996, mientras cuatro mujeres de Arabia Saudita medirán sus capacidades, aún cuando su participación esté prohibida por las leyes religiosas de esa nación.

Igualmente se estima que más de un millón y medio de espectadores atestiguarán las competiciones. Además impartirán justicia 3 200 árbitros, 25 000 trabajadores de prensa y 45 000 voluntarios.

El azote atenuado del virus del Zika, un ambiente que quieren trastocar a inestable, y otras presiones asociadas a sucesos de boicot, también se han murmurado en mayor o menor medida.

Río está en recta final del conteo regresivo. Millares de atletas de disímiles latitudes buscarán dejar su impronta. Los antillanos, en el orden competitivo, tienen entre ceja y ceja aproximarse a las 20 preseas y superar los cinco vellocinos materializados en la ciudad del Big-Ben. Cubasí, entre pinceladas y curiosidades, también se prepara para ofrecerles pormenores del crucial evento.

Visto 1205 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar