miércoles, 14 noviembre 2018, 02:39
Jueves, 21 Julio 2016 23:36

MIRAR(NOS): La magia de perseverar

Escrito por  Liz Martínez Vivero/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(9 votos)
Bob Humphries y Bernie Bluett Bob Humphries y Bernie Bluett

Hablando justamente de este particular, alguien me recordaba la historia de Bob Humphries, de 89 años, y Bernie Bluett, de 87.

A los que se rendían antes de hoy y, por supuesto, a los que perseveran.

 

Hace unos días yo leía, no me acuerdo dónde, que el detalle por el cual el rey Schariar mantuvo la vigilia durante las mil y una noches, no radicaba únicamente en el encanto para contar de Sherezade.

 

Para los que no los han leído, son relatos que surgen uno a partir del otro como las “matrioskas” rusas. Así, cada noche la hábil hija del visir interrumpe el relato dejando al rey enganchado hasta el próximo día.

 

Las historias son muy diferentes, incluyen cuentos, historias de amor o tanto trágicas como cómicas, poemas, parodias y leyendas religiosas musulmanas. Algunas de las historias más famosas de Sherezade se reconocen todavía: Aladino y la lámpara maravillosa, Simbad el marino y Alí Babá y los cuarenta ladrones son algunas de ellas.


 
El caso es que había mucho más en las historias que el simple deseo de salvar la vida (si dejaba de contar moría decapitada). Presiento, a siglos de distancia, que la instaba el ánimo de perseverar porque los seres humanos somos así de complejos y constantemente nos probamos incluso a nosotros mismos nuestro alto (o muy bajo) nivel de resistencia.

 

Hablando justamente de este particular, alguien me recordaba la historia de Bob Humphries, de 89 años y Bernie Bluett, de 87. Viviendo por separado como a cada uno de dio la gana durante todas esas lunas, probablemente esperaran la muerte cuando se reencontraron.

 

Claro, no hay nada de particular en que usted encuentre alguien cuando ambos ya peinan canas. El caso es que específicamente ellos se habían conocido en Reino Unido, se enamoraron y eso siendo adolescentes.  

 

Cuando empezó la Segunda Guerra Mundial Bob Humphries fue enviado al frente. Aunque intentaron mantener contacto por carta, los padres de Bernie Bluett, que no veían con buenos ojos  esta relación, no le pasaron las misivas a su hija. Tras dos años sin respuesta, Bernie se trasladó a Nueva Zelanda y se casó allí.


 
Solo recientemente se localizaron con ayuda de la hija de Bernie Bluett. Los dos confiesan que vivieron felices con sus esposos, pero que siempre se preguntaron qué fue lo que pasó mal y cómo pudo morir su amor.

 

"No sabía lo que iba a decirle cuando estuve esperando su llamada. Había pasado demasiado tiempo. Cuando contesté al teléfono, lo único que él quería saber era lo que me había sucedido. Me preguntó qué habíamos hecho mal", cuenta Bernie Bluet, que añade: "Yo no dije nada, solo me eché a llorar".  

 
Mágico, ¿verdad? Y el gran final:  

 

Bernie Bluett regresó a Reino Unido, donde la pareja se ha casado este fin de semana en una pequeña localidad en el condado Somerset.

 

"Podremos pasar solo un año juntos, pero es el año que nunca hemos tenido. Ambos somos viejos, ambos estamos mal, pero nos sentimos como si volviéramos a tener 18 años. La felicidad lo es todo. Ni qué decir que él es un romántico tan incurable como yo", explicó la flamante esposa.

 

A pesar de todo, ninguno dejó de soñar, de creer que era posible. Muchas veces nos perdemos las mejores cosas de la vida por no estar mirando en la dirección correcta o por tener el cristal empañado y demasiada pereza como para volver a limpiarlo.

Visto 3366 veces Modificado por última vez en Viernes, 22 Julio 2016 11:53

Increíblemente, todavía a algunas mujeres les cuesta reconocerlo. Por supuesto, en pleno siglo XXI cualquiera pensaría con mayor desenfado...

Claro, yo me he referido alguna otra vez al tema de la infidelidad.

Alguna vez, en la universidad creo, yo escuché hablar del sexo tántrico.

No la estaba buscando y ahora que tengo tanto tiempo libre apareció, en el orden preestablecido...

Por lo menos en Cuba, a los 18 años las leyes dicen que estás apto para votar y para tomar otras decisiones aunque siempre existen los adelantados en las diferentes materias.

¿Qué es más difícil, ser amigo o tenerlos?

En el complejo mundo de la sexualidad no todo está escrito...

Siempre he pensado que es bueno llorar, pero cuando todavía hay algún remedio o cuando funciona como vía de escape...

Hace algunas columnas alguien sugería que comentara sobre el sexo transaccional, en mi opinión variante tan antigua como el acto en sí mismo.

No sé si por un lapso breve o probablemente tendría que pasar más tiempo para el reencuentro… pero A primera vista parecía una despedida.

Comentarios  

 
#7 lpf 22-07-2016 13:42
Que bella historia, que conmovedora!! Que Dios le de mucha salud y puedan disfrutarla mucho tiempo.
 
 
#6 Amanda 22-07-2016 11:53
Bellísima historia. Gracias por compartirla.
 
 
#5 1986LIS 22-07-2016 11:17
que linda historia, el verdadero amor nunca muere, se mantiene intacto con el decursar de los años........... .... que dios los bendiga y le permita vivir muchos dias mas
 
 
#4 telma 22-07-2016 09:41
Igual que Inye, lo que mas me emocionó fue el final, pues quedaron juntos... muestra de que el amor verdadero no se apaga aunque no haya combustible para generar electricidad... ............ Bella historia....... ....
 
 
#3 Lisyi 22-07-2016 09:19
Que bella historia, me inspira a luchar por mis sueños y a ver que en el amor no hay nada imposibe. que nuestros sueños y nuestros anhelo son posibles siempre y cuando mantengamos la esperanza y el deseo de luchar por nuestra felicidad.
 
 
#2 chicho 22-07-2016 08:33
El amor real todo lo puede... nunca es tarde para comenzar algo que te haga feliz...
 
 
#1 Inye 22-07-2016 08:05
Ah! pequeña, te luciste al compartir esta historia, realmente hermosa y conmovedora, definitivamente me he quedado con una sensación de triunfo inexplicable, como si fuera yo el mismísimo Bob Humphries, la historia me ha trasmitido la alegría de saberlos juntos después de tanto tiempo, más que el deseo de comentar sobre la perseverancia y la necesidad de luchar por lo que se quiere.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar