viernes, 19 abril 2019, 20:15
Viernes, 22 Julio 2016 06:00

¿Yo quiero ser una chica Almodóvar?

Escrito por  Giusette León García/CubaSí
Valora este artículo
(5 votos)
No a la violencia contra la mujer No a la violencia contra la mujer

Las mujeres tenemos cada día más conciencia de nuestros derechos, pero el machismo persiste y la violencia se disfraza de tal forma que a veces ni una misma la nota.

De ser actriz desistí hace años, en la adolescencia que ya se me ha ido alejando bastante, pero escuchando a Joaquín Sabina noto que sí, que a veces la vida real pasa como una película y las mujeres vivimos toda clase de situaciones, algunas que parecen de ficción, otras que quisiéramos que efectivamente solo fueran eso, pero están ahí y nos acosan con la insistencia de una cicatriz.

Cada día más estudios teóricos discuten sobre la violencia contra la mujer, más campañas de bien público se dedican al tema, la ONU, la OMS, cuanto organismo internacional puede tener cartas en el asunto, las toma; en Cuba las leyes nos protegen, los padres y la escuela nos enseñan a ser independientes, fuertes y seguras, ocupamos cada vez más cargos de dirección, nos vestimos como mejor nos plazca y ejercemos la profesión o el oficio que más nos guste. Sin embargo, nada de eso alcanza, el machismo persiste y la violencia se disfraza de tal forma que a veces ni una misma la nota.

Las mujeres hablamos mucho, nos contamos las cosas, nos echamos a llorar en la parada de la guagua, pero a veces decimos mucho menos que la verdad completa, porque es duro aceptar, en pleno siglo XXI, que somos víctimas de la discriminación y la violencia en nuestras propias casas. Los fragmentos de historias que me he decidido a contar pertenecen a mujeres que conozco, algunas, otras no, son de esas que llegan entre el chisme y la solidaridad, pero son todas ciertas, aunque preferí cambiar los nombres por letras.

… no gritar ¿qué he hecho yo para merecer esto?

Y no lo hace, D ni siquiera llora, se queja poco, como si no supiera realmente lo que sucede en su casa. Es madre de tres hijos, ama de casa, no para de limpiar, lavar, fregar, cocinar… desde que amanece y cría como puede a dos varones y una niña que tienen “la suerte” de vivir con sus padres casados en una casa que es propiedad de la abuela. La abuela no pierde oportunidad de recordarle a D, su nuera,  que no le toca nada, ni un cuartico, si se separan tiene que “recoger sus chelines”.  

El esposo es bueno, trabaja y mantiene la casa, el único defecto es que cuando se toma un trago le cierra la puerta del cuarto y la deja durmiendo en la sala o le grita como para que se entere el barrio, o le dice que recoja y se vaya o, lo menos grave, sin tomarse un trago le exige que suelte lo que esté haciendo y le planche el pulóver que quiere ponerse para ir a tirar una placa y llenarlo de cemento, ella le propone usar otro, pero él quiere ese, es el que le gusta… tiene sus cosas, piensa D, pero es el padre de sus hijos y jamás le ha levantado la mano.

… ir por la vida al borde de un ataque de nervios…

C fue al psiquiatra hace años, tomó pastillas, se escondió porque el ex marido la amenazó de muerte, su familia intervino para apoyarla, lo sacaron de la casa, pero pasó un poco de tiempo, él se arrepintió y ella lo perdonó, decidió que al final los errores no eran tan grandes o que quizás ella no iba a encontrar algo mejor.

Ya llevan veinte años juntos y para él vociferar es un hábito, solo que ahora ella “no le hace caso”. No es el padre de sus hijos, ella tiene su casa propia, es una mujer hábil, inteligente, con mucha gente que la quiere, nada la ata o sí, supuestamente la lástima, porque “el pobre no tiene a nadie más”, en definitiva ya están viejos y con un clordiazepóxido casi todo se alivia.

… encontrar la salida de este gris laberinto…

L es una profesional, tiene un buen trabajo y un salario bastante alto para la media de su país, pero el peso económico de la casa está sobre su esposo, un padre maravilloso que vive para su familia, que pierde la calma por darles todo lo que él cree que necesitan. Pero hay un problema: ella piensa y, a veces, dice lo que piensa, incluso juraría que de eso se enamoró su pareja, pero ya no lo enamora, le molesta, así que prefiere estar solo o con otros.

No obstante, L creía que podía pasar todo por alto, entiende que la vida es compleja y que la gente tiene crisis. También sabe que ella misma no es perfecta, puede hasta llegar a ser un desastre como ama de casa, por ejemplo. Así que fue corriendo los límites y terminó contra el refrigerador, con las manos de su esposo apretándola menos fuerte que las cosas que salían de su boca. Y no sabe qué hacer ahora con sus límites, cómo salir de la encrucijada entre el amor, la familia, y el respeto perdido…

Visto 3380 veces Modificado por última vez en Domingo, 24 Julio 2016 06:58

Comentarios  

 
#10 Andrés R 24-07-2016 17:18
Es tan complejo el mundo que a veces no se creé las cosas que pasan en este sentido y las personas siguen ahí como si nada hubiese pasado, tenía una vecina que le soportaba muchos golpes al marido que a diario llegaba borracho, tenían tres niños pequeños y veían aquella situación, un día me lié con el hombre y nos fuimos a los golpes por abusador y por defender a aquella infelíz mujer, por la noche la mujer y él sentados en el portal se daban besos como dos tórtolos.
 
 
#9 Liu 24-07-2016 14:47
Hola gran tema...bien polemico y doloroso ademas...Gracia s Inye...bonito gesto de tu parte...todas de un modo u otro...ya sea fisico o psicologico...h emos sido maltratadas alguna vez...no vale entrar en detalles ni guardar rencor ira o resentimiento esos sentimientos negativos pesan tanto..se vuelve dificil vivir con tan pesada carga...apuesto que lo mas sano...conste cuesta muchisimo...es olvidar y perdonar a las personas y a uno mismo por permitirselo..e stamos criados bajo modelos mentales erroneos como no perdonar..pero eso puede cambiar..aunque lleva mucho esfuerzo y tiempo vale la pena...se vive mejor..cuando nos libramos de tanto dolor...y continuar la vida...siendo libre...feliz.. .GRACIAS!!!
 
 
#8 Paloma 23-07-2016 15:08
El maltrato es pura decisión femenina, soy mujer y NUNCA!!! estaría con un hombre que yo imaginara siquiera pudiera maltratarme físicamente o de otra forma, las Cubanas somos simplemente CUBANAS estamos preparadas geneticamente para que ningún macho nos ponga la mano encima, es más los pantalones en casa los llevamos nosotras. La que aguante golpes, maltrato psicológico y esas cosas que por favor abra los ojos, le meta un palo en la cabeza al tipo o que simplemente se busque otro, nadie pero nadie queridas mujeres amigas se muere por nadie y cuando vean que el camino se les tuerce un poquito, tranquilas que la vida hoy te da la espalda pero mañana te sonríe.Ánimo a todas y no dejen que les hagan cosas feas, al final todos, toditos, todos, tienen que venir a morir a nuestros pies.
 
 
#7 daisy 22-07-2016 15:55
glendit@5 No no tienes ni la remota idea de mi experiencia,no se puede dar por seguro de lo que no se conoce
 
 
#6 joelluis 22-07-2016 14:47
Tengo dos niñas y siempre les he enseñado que nadie en el mundo las puede tocar ni con un pétalo de una rosa... que para eso deben prepararse para la vida, de forma intelectual, mental y física y que aunque el mundo no es una selva y existen leyes, es real que a las mujeres siempre las tratan de violentar de alguna manera, yo que soy su padre a veces cuando las regaño, me paso semanas arrepintiéndome de haberlo hecho y casi les pido perdón de mil maneras, y las exhorto a que tengan siempre su ego por el cielo, y que ningún hombre tiene el derecho a mirarla ni a tensionarla por nada, que solo el que se lo merezca, amor con amor devuelvan, de hecho tengo una niña que tiene habilidades en artes marciales y aunque las artes marciales te enseñan a llevar la vida calmada y segura, si hace falta usarla en caso extremo, que la use sin compasión... disculpen, pero soy hombre, y de mi perspectiva, a este mundo aún le falta mucho para dejar de ser machista y a veces las propias mujeres contribuyen a eso...
 
 
#5 Glendit@5 22-07-2016 12:30
disculpa, daisy, no se que experiencias hayas tenido, pero te aseguro que uno de los sistemas legales que mas justicia le hacen a la mujer es el nuestro, asi que no se como puedes expresarte asi. por otra parte, considero que el mal viene desde la misma crianza, que se trasmite de generacion en generacion, y todo por una mujer que no tuvo bien puesto el nombre, y se dejo avasallar, PODER FEMENINO no es maltratar a los hombres, es no permitir ningun tipo de violencia, y despojarnos de la mal llamada lastima, o de los prejuicios, o de las justificaciones de primero los hijos y la familia
 
 
#4 Mayte 22-07-2016 12:30
Mi consejo:

Ninguno de los hombres de los 3 ejemplos merecen a las mujeres que tienen y la única forma de acabar con la violencia que sufren es terminar la relación con ellos para respetarse ellas mismas.

No hay otra solución.
 
 
#3 Orochimaru 22-07-2016 11:30
Yo mas bien iria un poco mas alla, soy del concepto de que los problemas hay que arrancarlos de raiz y en estos casos tanta culpa tiene el hombre por hacer esas atrocidades (sin darse cuenta que salio de una mujer) como la mujer por permitir, para mi la relacion entre otras cosas se sostiene sobre dos pilares principales, respeto y comunicacion, cuando se pierden estas dos generalmente no hay forma de enderezarla entonces es hora de buscar otro camino.
 
 
#2 Inye 22-07-2016 09:46
Tristes histórias, lamentables hechos, opacos personajes, como creo que serán las mujeres las que más comentarán sobre el tema, me adelanto a solidarisarme con todas las que de una forma u otra sufren la discriminación y violencia por nosotros los hombres, y condeno esas deplorables conductas, carentes de juicio, valentía y humanismo, se que de nada sirve, pues no basta y deberían venir de quienes las maltratan, pero quisiera aprovechar el artículo para, en nombre de todos los hombres que respetamos y amamos a ese dulce ser que se llama mujer, pedirles perdón por aquellos que no merecen ni siquiera ser llamados hombres.
 
 
#1 daisy 22-07-2016 08:53
Y lo peor de todo cuando decides salirte de todo eso, denuncias ante las autoridades que fuiste violentada con pruebas fisicamente visibles ,te encuentras que el proceso es violento en si contra ti, te juzgan, por ejemplo que Hiciste para merecer esa paliza, por que no lo denunciaste antes , ni se te ocurra retirar la denuncia que te mata, tus amigos o vecinos tambien se sienten en el derecho de pregunatr o esclamar que Hizo? seguro la cogio pegandole los tarros, es cruel, y al final te mata y a los pocos años por buena conducta sale y tiene derecho a seguir criando a esos hijos que no tuvo en cuenta cuando te golpeaba frente a ellos o te grito estupida, o pasó cuando tu estabas limpiando, creo que tambien nuestras leyes deben ser más duras en ese sentido un hombre padre de familia que golpea, abusa, o denigra a su mujer no debe tener derecho a la patria potestad de sus hijos porque para mi no es ni será núnca un buen padre y aqui en cuba ni aunque te mate ese derecho no se lo quitan, Giusette muy buen reportaje MUJERES AL PODER
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar