martes, 18 diciembre 2018, 18:09
Miércoles, 20 Julio 2016 07:16

DE CUBA, SU GENTE: Qué tipo de cubana soy

Escrito por  Diana Castaños, especial para CubaSí
Valora este artículo
(20 votos)

La Embajada de Francia me invitó a una recepción este jueves. Así, sin conocerme. Nada más, me dijeron, porque gustó un texto que escribí hace par de meses sobre el Mes de la Cultura Francesa.


Su especialista en Relaciones Públicas me comentó, muy amablemente, que les había costado trabajo localizarme porque no tengo teléfono ni dirección fija, pero que lo habían intentado a toda costa, porque no era una opción que pasara la fiesta sin invitarme.


La fiesta era la Feria Nacional de Francia en La Habana. Cuando ustedes lean este texto ya habrá pasado, pero para mí que ahora estoy sentada en el césped de la Embajada Francesa en Cuba, es el más absoluto presente.

 

alt

Yo tengo en mano un mojito. Lo que se sobra en esta fiesta es bebida. Hay Cuba Libre, Cubata, y hasta Bloody Mary… Pasando por un montón de Cristal y de Heineken, que abren los meseros con una agilidad envidiable, y sirven en vasos y hasta los desbordan,… como si no hubiera un mañana; como si no estuvieran fuera de las amplias paredes de esta embajada, las cervezas a un precio que implica ser prohibitiva, la mayoría del tiempo, para la mayoría de la población cubana.


Pero no se puede escatimar recursos en la Feria Nacional de Francia. Qué se le va a hacer. Así son las coberturas de primer nivel. En mi carrera he tenido unas cuantas. No les puedo comentar lo que se siente estar un momento en una habitación, –de hoteles, de embajadas- rodeada de los más exquisitos vinos y licores, con bandejas constantes de los más exuberantes dulces, y luego, como si de mundo paralelo se tratara, salir a la calle, y ver balcones raídos y gente sentada en el Malecón, esquivando a las cucarachas. La primera vez que tuve este choque alguna inocencia dentro de mí murió para siempre. Todavía la extraño.


Pero volviendo a la fiesta. Puedo saber quién es francés y quién autóctono de Cuba. Y no por el idioma (hasta yo dije bonne soir en la puerta de entrada, que para algo me tiene que servir el par de años en la Alianza Francesa). Sino por la actitud. Los franceses están todos vestidos de gala y se mueven parcamente. Están parados en actitud de velitas; apenas tuvieron que cambiar de postura cuando un coro de niños cantó los himnos de Cuba y de Francia. Están, eso sí, todos muy preocupados por cierto atentado que ha habido en Francia. Par de ellos me preguntaron –en francés- si tengo noticias frescas del mismo. Y yo, siempre con la misma respuesta.


-Je ne sai pas.


Los cubanos, en cambio, son harina de otro costal... siempre. Nada de estar parados inmóviles, cuando hay todo un jardín que recorrer, surtido con bebida y comida. No vi a uno solo que hablara sobre atentados al otro lado del Atlántico. En cambio, escuché cómo se preguntaban sobre qué hotel de Varadero estaría mejor este año… y sobre si volverían o no a surtir el stand con jamón serrano y pedazos de melón, rociados con crema de chocolate por encima.


Yo, lo confieso, no tengo ahora mismo otra preocupación que mi pluma. Ella me domina. Mi segundo mojito, ya en vena, no me dejará mentir. Mi pluma es mi sangre y a ella me debo. No sé qué tipo de francesa sería. Me preocupa qué tipo de cubana soy.


Sé qué tipo de pluma sostengo.

Visto 4998 veces Modificado por última vez en Jueves, 21 Julio 2016 04:21

Gustavo dice lo que piensa, cuando y como lo piensa. No tiene el filtro de la hipocresía. Se ha pasado toda su vida rehusándose a tenerlo, y siempre ha estado orgulloso de su actitud.

Dice Andrés que en Ariza, pueblo de Cienfuegos, los gritos se confunden con el rugir del viento sobre los naranjales.

Cogía el telescopio con la zurda. Disparaba par de escopetazos al aire cuando estaba muy molesto. Decía que el vodka era la bebida definitiva. Escuchaba a Edith Piaf y a Rita Montaner.  

Pues sí, estoy de celibato. Pues sí, lo disfruto. El recorrer incesante de energía en mi cuerpo, la juventud buscando alguna salida, siempre presta. Pero en espera.

Cuando me senté en el taxi, el chofer me dijo: ¿a dónde? Entonces le expliqué mi proyecto del día: viajar por realidades desiguales —discrepantes— de la ciudad, sentir que estaba viviendo distintos contextos al mismo tiempo, como si poseyera el don de la ubicuidad.

Me gustaría tener el don de la ubicuidad. Pero claro, no soy un dios de la mitología griega —si acaso mi nombre de pila proviene de ahí— ni tengo los poderes de la Bella en la saga Twilight.

Comentarios  

 
#21 Tyrion 06-10-2016 15:34
Muy buenos tus articulos, me ha pasado como el q comento anteriormente: me he leído casi todos tus artículos hoy.
Felicidades, narras muy bien.
 
 
#20 Michel 30-09-2016 13:49
Sabes Diana, Me Encantan tus historias, hoy te leo por primera vez y creo q las he leido todas, Felicidades!
 
 
#19 r@f@ 10-08-2016 10:15
es una lástima la perdida de ética y de educación cuando se hablan de estos eventos y más por parte de los que supuestamente nos representan somos cubanos y tenemos nuestras diferencias, estoy claro en eso, pero la educación y las conductas son universales señores no nos engañemos, fui testigo de una premiación en el centro dulce maria loynaz, para qué hablar, hubo gente que fueron regañados por querer robarse el bufet de las bandejas a la hora de repartirlo (si es que se le podía llamar así)
 
 
#18 Nesbys 22-07-2016 10:46
Después de leer el artículo y cerrar la pestaña, me sentí obligada a voler para hacer este breve comentario.
Querida Diana, no he tenido la oportunidad de ....no diría disfrutar.... más bien de asistir a uno de estos eventos. Soy una simple cubana que lucha por triunfar en la vida profesional y así poder tener una vida lo más cómoda posible, y a la vez poder brindársela a mi hija y familia. Aún así se cómo se sintió, pues en eventos mucho menos lujosos que el que describe me he sentido muy afectada por situaciones similares. Me alegra saber que no soy solo yo la que por más que quiera disfrutar no puede más que pensar.... y pensar......... y pensar........
 
 
#17 ALFREDO GARCIA RUBIO 22-07-2016 09:56
EN RESUMEN:
-Los asistentes a la recepción, ante todo, debían de expresar a los anfitriones sus condolencias, por los sucesos de Niza.
-Podían comer y beber placenteramente , si la disponibilidad de los recursos lo permitía ,sin de ninguna manera olvidar, las normas elemetales de educación, cortesía y convivencia.
-El que asiste a estas actividades, no puede pretender abstraerse de nuestra realidad nacional, ni identificarlas como la solución a la misma.
-La posición de franceses y cubanos ante esta situación, no puede ser la misma, por razones que, si somos cubanos, y nos conocemos bien, no necesitan explicación.
-Los cubanos estamos optando, por justificar nuestras penurias con nuestros desmanes en nuestro comportamiento social y en nuestra actitud negativa ante los deberes, y creo que este es el gran tumor maligno que nos agota...... y lo que más me preocupa...... es que no sé de que forma se puede extirpar.

#13 Julia. Muchas gracias Julia por su comentario, es tan breve como convincente. Ojalá que este sea su primer comentario, pero no el ultimo.

Querida Diana...... me has hecho hablar demasiado...... no importa..... te espero.
 
 
#16 Liu 22-07-2016 08:33
Hola Querida Diana
En verdad admiro tu peculiar y especial manera de trasmitirnos tus vivencias.. siempre con vivaz cubania... con tu peculiar manera de ver nuestras cotidianidades. ... encuentro todos tus articulos excelentes y alguno que otro me hace sonreir.. MIL GRACIAS!!!
 
 
#15 chicho 22-07-2016 08:26
Claro que no podemos comportarnos como franceses y el que se esfuerce por serlo, logrará ser una mala copia del original... mejor ser como somos, sin sonrojarnos por eso... todos tenemos defectos y virtudes en un abanico de diversidad... solo debemos preocuparnos por saber a cuál de los bandos definidos por Martí pertenecemos... al de los que aman y construyen, o al de los que odian y destruyen... lo demás es insignificante. .. somos también bulleros, hablamos más con las manos que con la boca, alardeamos mucho, etc, etc... pero tenemos muchas virtudes... estamos orgullosos por eso....
 
 
#14 ALFREDO GARCIA RUBIO 21-07-2016 15:49
Por supuesto..... que en una situación como la que se descríbe....... se puede comer, beber y disfrutar de la ocasión...... sin necesidad de renunciar a las buenas costumbres..... .. y en ello va la condición personal de cada cual....... tambien debe de quedar claro....... que la posición de los franceses...... y la nuestra...... no puede ser exactamente la mísma...... y negarlo...... es ir contra la realidad!!!!!!. ... el análisis de este asunto..... no se puede emprender en una sola dirección..... de lo contario caeríamos en extremos!!!!!.. .... y si somos cubanos...... y verdaderamente nos conocemos...... se sabe..... que no se puede ser..... ni muy, muy...... ni tan, tan!!!!!
 
 
#13 JULIA 21-07-2016 12:04
Hola, es la primera vez que escribo, y me ha motivado el tema. Creo que cabe la pregunta ¿Qué se celebraba, el mes de la cultura francesa? Bueno, la descripción no me lo reflejó. No se qué tipo de Cubana soy, pero considero que los cubanos que tienen acceso a esas actividades, son personas específicas que nos representan y no todos nos comportamos de esa manera, a pesar de las necesidades por las que estamos pasando, los valores y las buenas costumbres no están en los bolsillos sino en nuestros actos diarios. Gracias Diana, me gusta como escribes y me alegro que aún queden personas que escriban y vean las cosas más que con los ojos.
 
 
#12 ALFREDO GARCIA RUBIO 21-07-2016 11:14
Cuando se presenta la oportunidad.... ..hay que disfrutarla.... ...porque nuestra vida cotidiana está llena de esfuerzos y de sacrificios.... ..en aras de subistir y de vencer......por nuestro pais......y por todos los pueblos del mundo......dond e tambien la sangre cubana ha quedado......es cribiendo la palabra.....int ernacionalismo proletario.
La clave está.....en gozar cuando se puede.......y esforzarnos y sacrificarnos cuando corresponde hacerlo.
Me alegro mucho querida Diana....por de algún modo.... haber disfrutado de la recepción...... aunque despues regreses al contraste de nuestra realidad cubana....yo soy uno de los muchísimos cubanos revolucionarios .....que tambien me enfrento cotidianamente a mi realidad nacional,....pa ra luchar por mi pais y su socialismo..... .pero que no obstante....... .tambien me encantaría estar en una de esas recepciones.... ...para comer y beber bastante......p orque de otra forma......no podría hacerlo!!!!!!.. .....y estas cosas......tamb ien son necesarias en la vida!!!!!!
Por supuesto.....qu e todos los cubanos nos condolemos con las tragedias de todos los pueblos del mundo......y con los franceses....no es una excepción...... .¿ellos tambien se conduelen igualmente con todos nuestros problemas?..... ..¿sí?.....que bueno!!!!!
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar