lunes, 19 noviembre 2018, 01:52
Miércoles, 20 Julio 2016 05:00

Novela cubana: La sal del paraíso, primeras reflexiones

Escrito por  Yuris Nórido/CubaSí
Valora este artículo
(24 votos)

La telenovela cubana está causando revuelo entre los espectadores. Algunos piden, incluso, que la retiren o que la reprogramen. Ofrecemos algunas consideraciones…

Normalmente esperamos un poco más para valorar una telenovela en pantalla, al menos que transmitan más de la mitad de los capítulos, pero La sal del paraíso (martes, jueves y sábado; Cubavisión) ha originado un gran revuelo entre los televidentes.


Muchos de ellos han escrito a esta redacción, la mayoría indignados por esta propuesta. Demandan que la retiren o que la cambien de horario. Se quejan por la violencia y los “malos ejemplos”. Claman porque nos pronunciemos.


Primero que todo, no creemos que sea conveniente retirar del aire una telenovela, por muy tremebunda que les parezca a muchos de los espectadores. Convendría mucho más debatirla, sacar experiencias, tomar notas… y no hablamos solo de los televidentes, sino de los realizadores y productores.


La sal del paraíso está en su etapa inicial, y aunque no nos parece que pueda revertir buena parte de sus puntos débiles, todavía nos queda mucho por ver. Sería apresurado sacar conclusiones definitivas.


Algunos de las personas que nos han escrito afirman que los temas que aborda no tienen nada que ver con lo que se supone que deba y pueda abordar una telenovela. Pero nosotros pensamos que más que problemas con los temas, La sal… los tiene con la manera en que se plantean esos temas.


Otras telenovelas del patio (o más bien, otras teleseries que se asumen telenovelas, ya sabemos de las particularidades del género en Cuba) han centrado sus peripecias en un contexto bien actual y cercano, con una visión bastante crítica.


A La sal… no le faltan tramas potencialmente atractivas… lo que le falta es balance a la hora de presentarlas. Por fuerza tiene que abrumar ese alud de personajes conflictivos, de situaciones escabrosas, de violencia explícita o sugerida. Abruma porque no hay contraparte contundente.


Y eso sí no puede permitírselo una telenovela, uno de cuyos presupuestos es precisamente el pulso permanente entre “los buenos” y “los malos”. Sin villanos no hay telenovela. Pero sin héroes convincentes tampoco. (Y disculpen la estereotipada manera de referirnos a buenos y malos, está claro que los matices importan mucho a la hora de concebir personajes y situaciones).


No pueden pasar capítulos y capítulos en una sucesión casi continua de “malos ejemplos” (para decirlo en palabras de una de las foristas de este sitio), sin que asomen más a menudo las buenas acciones, aunque sea por pura reacción. Hay demasiada sal en ese paraíso.


Pero también es una cuestión de tono. Alguien decía el otro día que la telenovela parecía un Tras la huella sin sentencia. Y está claro que los realizadores obviaron resortes efectivos del folletín televisivo. Falta humor, falta romance, falta belleza.


No menospreciemos la belleza, que en una telenovela es un asunto prioritario. Es más, algunas de las producciones brasileñas transmitidas en Cuba durante los últimos tiempos han disimulado sus muchas manquedades gracias a las esplendorosas puestas en pantalla. Quizás suene absoluto y hasta frívolo, pero nadie va a buscar fealdad en una telenovela.


Y La sal del paraíso es muy fea, hasta el punto de que la chapucería parece ya premeditación (ojo, no afirmamos que lo sea).


Por poner solo un ejemplo: la Televisión Cubana no podía permitirse, a estas alturas, decorados con tan poco vuelo y acabado. No hablemos, por ahora, de los demás apartados de una puesta.


Algunos dicen que el público cubano suele pasar por encima de la factura si la historia llega a convencer. No estamos tan convencidos, pero lo que sí resulta claro es que en La sal… no convencen ni una ni otra.


Y no es que resulten inverosímiles las situaciones, sobradamente sabemos que la realidad es dura y compleja, pero la estilización ha sido insuficiente. Y estilización, que conste, no es lo mismo que edulcoración.


Defendemos, claro, el derecho de los creadores a escoger el espectro temático que consideren más atractivo. Y los teledramatizados cubanos muchas veces han asumido las responsabilidades que en buena lid les corresponderían al periodismo nacional. El debate no está en si La sal… debió o no hablar de las peleas de perros (por ejemplificar con algo que irrita a mucha gente), sino en las dosis y la eficacia del posicionamiento ante ese conflicto.


Algunos foristas nos piden un análisis desde la ética... Necesariamente regresaremos sobre esta telenovela. Queda mucho en el tintero.

Visto 8579 veces

Comentarios  

 
#91 Gretel 29-09-2016 07:46
Para mi La sal del paraiso no es más que la reiterativa puesta en escena de los mismo temas de siempre, con el mismo problema que vemos diariamente en la sociedad cubana, opino que el televidente cuando llega a su casa luego del trabajo y los quiaseres de la casa lo único que desea es entretenerse con algo divertido o relajante como vimos en latidos compartidos donde las desgracias y el humor iban a la par.
 
 
#90 Yuya 12-09-2016 19:26
A mi me gustó, cuando ponen CSI hay mucho más violencia, cuando vemos películas cubanas de las más premiadas vemos partes más denigrantes de las ciudades, interiores y suburbanidad más bruta, y se premian, las novelitas rosas de que todo el mundo es lindo y todo el mundo es bueno y siempre un final feliz no aporta, esto es un pelo de realidad que muchos desconocen y que al final nos pone a reflexionar, que hacen nuestros hijos cuando los creemos en las escuelas? son siempre buenos los hijos de padres buenos y sacificados? son felices todas las personas que economicamente están cómodas? son intachables los padres que aparentan serlos? viven satisfechos social, emocional y economicamente los que viven del negocio ilícito? puede una persona que no ha podido disfrutar su madre, su unica hermana no es coherente ni buena, y vive agregada en cualquier parte tener hijos y criarlos con cordura? muchas veces vivimos agitados de la casa al trabajo y viceversa y no paramos a ver el mundo que gira a nuestros lados y son acercamientos de este tipo que nos hacen meditar, nos quejamos mucho y no percibimos cuantos estan viviendo peores cosas que nosotros, que Yerlin no sea "la rubia de pateando la lata" no quiere decir que no sea atractiva o sensual, su marido tampoco era un hombe bello, ni siquiera tan interesante, y el chico más joven con su moda feliz tampoco lo era, creo que criticamos a veces muy superficialment e, las novelas tienen gente mala, buena, fea, linda, sensual, apática, malo cuando en un programa regular de la televisión en vivo o no ponemos personas que por talentosas son feas, pues no, para eso la radio, caras frescas como Diuber, Barbarita, Amelia Flores, en fin, algunos mayores como Marino, Edith, pero hay otros que han sido íconos de la televisión y ya no son atractivos, por Dios, eso si hay que cambiarlo, hasta de horario... la mayoría de los comentarios de la novela son negativos, es una pena, pero me encuentro en la minoría...
 
 
#89 disney 23-08-2016 15:45
el cubano es una persona que es muy inculta pero la novela es verdad que tiene muchas cosas que son fuerte pero no hay que exagerar es la realidad que se vive a diario en nuestra sociedad para que ocurtarla lo que deberian con la novela es dar mnsajes que educaran a nuestra juventud y a la sociedad en comun que si la sigan poniendo porque lo que le gusta no tienen culpa de las personas que viven en un nivel cultural no puedan verlas lo dems
 
 
#88 anita 23-08-2016 09:14
Hola, he visto pocos capítulos de esa telenovela y no me han gustado, nosotros vivimos esa cotidianidad, en dependencia del barrio donde nos movamos, en mi caso para nada es así, pero en lo personal me gustaría ver algo agradable, para que repetir las crueldades de esta vida diaria en que nos queda trabajar, luchar (los que lo hacen() con el transporte, e inventar las comidas de todos los días, cuando nos sentamos a descansar no debe ser para ver más de lo mismo, es cierto que le falta belleza, no pienso que la deban quitar, pero sí los productores y realizadores pensar como se ha planteado en los Congresos de la UNEAC en poner clásicos de Cuba y el mundo que hay bastante.
 
 
#87 pedro 19-08-2016 12:23
a quien se le ocurrio hacer una novela así , es que no se revisa bien lo que se hace antes de exibirlo, la novela es la mas pesima que he visto en mis 48 años, no trasmite nada, no tiene argumento, todo es negativo, para resumir un horror con pastilla para mandarte a dormir. QUITEN ESA BASURA YA
 
 
#86 app 15-08-2016 19:47
no creo que alguna de las telenovelas que se trasmiten por estos dias: imperio y la sal del paraiso tengan la aceptacion de la mayoria y estoy de acuerdo con esa mayoria tratese de reflejar la realidad pero de esa manera????.... familias que se tratan mal, se odian, se humillan ..... juegos ilicitos en manos de menores de edad, abuso hacia los mismos,infelici dad en todos los matrimonios....
malas producciones, que dan mal ejemplo a la sociedad.....
que reflejo de cuba tan desagradable??? ¡¡¡¡¡
 
 
#85 Dunia 11-08-2016 14:05
Señores realmente la novela esta pesima pero tenemos que pensar que ha habido novelas peores con Santa Maria de Porvenir o Diana que daban ganas de llorar y la han puesto en su horario habitual sin mas opcion , tenemos que mejorar muchisimo parece mentira que una novela brasileña sea la preferida en estos momentos ,que pena
 
 
#84 FRIDA 28-07-2016 14:38
PERO QUE ESTUPIDEZ HABLAN EN LAS SERIES AMERICANAS , COLOMBIANAS Y HASTA EN LAS MISMAS NOVELAS BRASILEÑAS NO HAN MATADO PERSONAS, HAN VIOLADO , Y HASTA INFINIDADES DE COSAS PEORES... LO QUE PASA ES QUE A LAS PERSONAS LE DUELE MIRARSE EN SU PROPIO ESPEJO. ESTA BUENISIMA
 
 
#83 Javier 24-07-2016 06:42
Una buena critica por parte de Yuri. Creo que que se puede salvar la música.
 
 
#82 claudiaa 22-07-2016 14:57
ESTÁ EN CANDELA LA NOVELA!!!!!
HACE FALTA QUE LA QUITEN YA!!!!!
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar