lunes, 25 junio 2018, 01:52
Jueves, 14 Julio 2016 00:33

DIARIO DE UNA ESPERA: Madre primeriza

Escrito por  Liz Martínez Vivero/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(4 votos)

De un modo que no controlo, me he vuelto sobreprotectora. Pero no es lo único. También he empezado a recopilar toda suerte de películas infantiles y canciones.

 

De un modo que no controlo, me he vuelto sobreprotectora. Pero no es lo único. También he empezado a recopilar toda suerte de películas infantiles y canciones. Voy a las tiendas y arrebolada me quedo mirando las cosas de bebé, ¡son tan lindas! Antes estaban, claro, siempre han estado…, pero hace unos meses figuraban lejos de mi vista y de mi interés.

 

Quizás estas cosas que escribo le sucedan a todas las madres del mundo. Ellas tendrán que perdonarme entonces, por sentirme como en una nube, como flotando. Aunque no estoy exenta de dificultades, no hago mucho hincapié en ellas. Pienso en mi hijo(a), egoístamente en nadie más: mi garantía de jamás estar sola, porque cuando llegue el momento y tome su rumbo, me veré multiplicada en sus maneras y formas de proceder ante el mundo.

 

No pienso ahora en el momento que se vaya, a lo mejor decide quedarse. La idea que no me abandona es la de no poder librarlo (a mi bebé) de algunas circunstancias adversas, como el desamor y la incomprensión.

 

Mi esposo me consuela diciendo que algunas cosas se deben aprender solos. Que hay que caerse para aprender a levantarse. En el momento cuando lo plantea, lo pienso, y hago como que lo acepto, pero muy en el fondo: siempre quiero librarlo de cualquier dolor del alma (con mayor énfasis en lo que viví yo).

 

Probablemente parezca demasiado. Ya me dirán ustedes. Sí, quiero que sea fuerte, noble y valiente. También me gustaría que se convirtiera, a pesar de los pesares, en una persona de bien, con la capacidad suficiente para impedir que los vientos contrarios cambien el rumbo de su embarcación. A lo mejor es pronto para pensar en todo esto.

 

Desde antes de su nacimiento, ya tengo la responsabilidad sobre mis hombros de estar formando a una persona. Una persona que tiene el deber humano de integrarse a la sociedad, aunque duela, y entregarlo a ella lo mejor posible resulta mi mayor compromiso. Sí, soy sobreprotectora… no me justifico en el hecho de ser una madre primeriza. Cúlpenme si quieren, pero quisiera tenerlo(a) siempre colgado(a) de mi regazo, aun cuando llegado el día, no alcancen mis manos para rodearlo(a).

Visto 2510 veces Modificado por última vez en Jueves, 14 Julio 2016 13:22

Desde hace unos días, con mayor seriedad, me he puesto a mirar mi ombligo. Está ahí desde que estoy yo...

Durante el embarazo, de conjunto con todas las preocupaciones y nuevas experiencias, surge una interrogante: ¿está bien mantener relaciones sexuales?

Cinco días en un hospital me han parecido los más largos de toda mi vida.

Algunas semanas atrás yo era menos supersticiosa. Me parecían creencias de un pasado lejanísimo, aunque bastante frescas en la memoria de casi todos los que peinan canas a mi alrededor.

Él me mira y yo, por toda respuesta, sonrío. A ratos también lo observo y contemplo (aunque no es algo que se vea a simple vista) lo mucho que ambos hemos crecido.

Imaginen ustedes la escena: me encuentro con dos ex compañeras de la secundaria, una embarazada y la otra con un bebé en brazos y como un bofetón me llegaba: “¿Cuándo vas a parir tú?”

Comentarios  

 
#6 ANGEL desde Cfgos 15-07-2016 11:13
Hoy imprimí todo el diario y se lo enviaré a una amiga que por estos días también esta disfrutando del embarazo, Gracias Liz
 
 
#5 lin 14-07-2016 14:06
me siento muy identificada con los comentarios de hoy, hasta ayer estaba con un retraso de 3 dias y estaba esperando con muchas ansias que fuera por un embarazo, pero nada, cuando cayó, creanme, ahi mismo cai yo tambien, ya estaba empezando a hacerme ilusiones. Pero bueno, ya mi esposo y yo planificamos para ir a una consulta especializada, pues llevamos bastante tiempo ya tratando y para colmo nunca he salido embarazada y ya tengo 33 años, bueno, creo que me he desahogado un poco con ustedes... graciass
 
 
#4 Sara 14-07-2016 12:49
Un hijo es el regalo mas lindo que Dios nos da en esta tierra, como se quieren casi se adoran, es un amor que se siente por ellos sobrenatural, yo tengo uno y es un motivo para vivir en esta tierra, tiene 15 años pero para mi sigue siendo mi pequeño, mi retoño y no quisiera que se fuera de mi lado nunca. Cuando mi hijo me da un beso, me abraza para mi es lo máximo me da una sensación de bienestar, confianza es un sentimiento inexplicable. Liz muy bonito el comentario, que Dios te bendiga a ti a tu futuro niño(a).
 
 
#3 Ary-Pinar 14-07-2016 10:48
Hola querida Liz, la verdad que hasta ahora no me había motivado a comentar tus artículos, única y exclusivamente porque no me gusta mucho dejar comentarios, soy un poco vaga también, y hoy no es que esté con mucha energía, todo lo contrario, pero es como que si se hubiesen acumulado en mí las emociones que he venido sintiendo cada vez que leo tus publicaciones que me encantan, tan hermosas y llenas del único amor verdadero que existe. Hoy justamente me has hecho llorar con tan bonitas confesiones, y tampoco es la primera vez que me sacas una lágrima, pero en este caso me veo muy semejante a ti con esas mismas manías propias de tu estado, con la abismal diferencia de que yo no estoy embarazada, ni sé cuando pueda lograr ese sueño, mi sueño, puesto q tengo problemas de fertilidad y no logro cumplirlo aún. Quizás debido a eso también me llama mucho la atención las cositas de bebés o todo lo relacionado con los niños. Además me vislumbro muy protectora de mis posibles retoños puesto q ya lo soy con los que no son míos. Pero bueno, el objetivo esencial de mi comentario es elogiar todo lo que escribes con respecto a tu gestación, y mostrarte mi gran admiración por tu trabajo. Es maravilloso leer cada nuevo decubrimiento que haces, cada cambio en tu cuerpo, en tu manera de pensar, de sentir, y con esa manera de expresarlo tan cautivadora que tienes. Y me pregunto: si es así de lindo visualizarlo a través de tus descripciones, como será cuando pueda tener mi propia experiencia...? ???? Creo que sería sin dudas lo mejor que puede pasar en mi vida... Gracias Liz por compartir a través de este sitio tan hermoso trabajo, no dejes de entregarlo en la medida de tus posibilidades, que hay gente que lo aprecia muchísimo, como yo.. Muchas gracias..

Nota: También me emocionó mucho en tu artículo 'Búsquese un amante' la parte en la que asocias el concepto de amante con lo que sientes por tu diminuto bebé o lo que este te hace sentir con apenas 5 meses de vida. Es impresionante como te sobra razón en esa reflexión.. Viéndolo así yo quiero 2 o 3 amantes jajaja..

Saludos..
 
 
#2 telma 14-07-2016 09:44
Conmovedor tu artículo de hoy.
Sí, puede ser que estes corriendo aún y cuando estas comenzando a gatear, PERO, somos así, debes pensar que tu madre tambien pensó en todo eso y... sin embargo... ¿estás cerca de ella?.... los hijos son la alegría del alma y no siempre todo es color de rosa, pero son la alegría, no lo dudes nunca y no importa si están con nosotras, si están lejos, como bien dices: ..."me veré multiplicada en sus maneras y formas de proceder ante el mundo"..... lejos, cerca estaremos siempre ahí para ellos, no importa, incluso, cómo son, qué hacen o dejan de hacer, cuánto se equivocan y rectifican o no, nunca olvides que TÚ serás por sobre todas las cosas de la vida la única personita que siempre, siempre perdonaras sus errores, sean cuales sean..... FELIZ EMBARAZO....
 
 
#1 Lisyi 14-07-2016 08:43
Gracias Liz por tan bello y conmovedor comentario. En mi caso, aún no he tenido la dicha de ser mamá y es el anhelo más grande que tengo. Deseo tanto tener en mi vientre ese pedacito de cielo, esa semillita del amor más grande; tenerlo en mi regazo y darle mi vida entera. Cuando voy caminando por la calle y veo las cositas de bebés, cuando veo a los padres tan felices con sus criaturitas, me reboso de tanta emoción unida a miedo que me hace doler el alma. Digo miedo al pensar si DIOS no me da ese regalo tan hermoso, creo que sin eso mi vida se tornaría un tanto vacía. Felicidades Liz, y sé que vas a ser una estupenda mamá.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar