viernes, 19 octubre 2018, 23:58
Viernes, 08 Julio 2016 00:13

MIRAR(NOS): Búsquese un amante

Escrito por  Liz Martínez Vivero/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(20 votos)

Claro, yo me he referido alguna otra vez al tema de la infidelidad.

Con ciertas personas vale más ser traicionado que desconfiar.

Arthur Schopenhauer

 

Con una tranquilidad casi pasmosa alguien me pone un enlace de un post donde el autor recomienda (más bien exhorta) a los lectores, y a las lectoras también, a tener un amante. Casi en tono de súplica su “minuta reflexiva” termina por poco convenciéndonos de lo importante que resulta para el ego.

 

Claro, yo me he referido alguna otra vez al tema de la infidelidad. Ante todo porque parece que se ha puesto o no ha pasado de moda traicionar promesas de fidelidad, aunque a partir de ahora yo pueda volver a parecerles la desfasada de siempre.

 

Que si hay que velar por la chispa, que si de nosotros depende la actuación de la contraparte, que si esto, que si lo otro… la traición no está justificada en ninguna circunstancia ni siquiera cuando nos encontremos al límite de todas las posibilidades para escapar de cualquier mal.

 

Incluso algunos ponen etiquetas a esta pandemia de la que no escapa  ningún punto geográfico dentro del planeta Tierra. Los más teóricos, aquellos que se duermen colocando nombres a todas las circunstancias plantean, con alguna razón, la diferencia entre infidelidad sexual y emocional.

 

De cualquier forma, por donde sea que volteemos siempre en cada una de las variantes hay historia de erotismo o por lo menos de atracción en algún sentido.

 

Adentrándome en el texto en cuestión, comprendo inmediatamente mi error. Como tantas veces he hecho un juicio equivocado.
 
Amante es: “Lo que nos apasiona”. Lo que ocupa nuestro pensamiento antes de quedarnos dormidos y es también quien a veces, no nos deja dormir. Nuestro amante es lo que nos vuelve distraídos frente al entorno. Lo que nos deja saber que la vida tiene motivación y sentido.

 

Leyendo esto empiezo a darme cuenta de que en mi vientre llevo un amante. Nuestra relación ya casi va para cinco meses y sigue cumpliendo, como todos los amores al inicio, con cada una de esas características enunciadas.

 

Si no quedó claro, mi hijo(a) es mi pequeñísimo amante pero ¡lo qué son las cosas! me lo regaló mi propio esposo.

 

Sigo con el artículo, el autor sugiere que busquemos “alguien” o “algo” que nos ponga a noviar con la vida y sobre todos nos aleje del triste destino de durar. ¡Wow!, que terminologías más raras. Ahora ¿qué querrá decir con “durar”?

 

Es tener miedo a vivir, desvivirse por la forma en que subsisten los demás, tomarse la presión a menudo y ante el menor inconveniente, deambular por consultorios médicos, tomar remedios multicolores, alejarse de las gratificaciones, observar con decepción cada nueva arruga que nos devuelve el espejo, cuidarnos del frío, del calor, de la humedad, del sol y de la lluvia. Durar es postergar la posibilidad de disfrutar hoy, esgrimiendo el incierto y frágil razonamiento de que quizás podamos hacerlo mañana.

Visto 6652 veces Modificado por última vez en Lunes, 11 Julio 2016 10:32

Alguna vez, en la universidad creo, yo escuché hablar del sexo tántrico.

No la estaba buscando y ahora que tengo tanto tiempo libre apareció, en el orden preestablecido...

Por lo menos en Cuba, a los 18 años las leyes dicen que estás apto para votar y para tomar otras decisiones aunque siempre existen los adelantados en las diferentes materias.

¿Qué es más difícil, ser amigo o tenerlos?

Comentarios  

 
#17 lany santiago 16-08-2016 09:58
Tener un amante es parte de la vida, es como dice el autor(....) Lo que nos deja saber que la vida tiene motivación y sentido.
Nunca las relaciones estables son perfectas, siempre falta lo que precisamente se encuentra en un amanate y la mayoría de las veces las dos relaciones compensan la vida y nos estaviliza emocionalmente.
El autor de lo antes citado no precisamente habla de la infidelidad, entiendase también de un libro, una película, un lugar donde se pueda meditar, un niño ect, algo que nos saque de la rutina diaria, de lo cotidiano, de lo que nos haga sentir un momento de satisfacción absoluta.
 
 
#16 Ary-Pinar 22-07-2016 20:20
jajaja.. ARQUERO.. me haz hecho reir con tu comentario, aunque aun no guarda relación con la idea del artículo. Ese error al que te refieres se debe a que la bella mamá, a veces de forma inconsciente (concuerdo que también las hay despreocupadas de su apariencia), le da toda la prioridad a su bebé y piensan erroneamente que el bondadoso papá (el que les hizo el regalito) ahora la ama más que antes porque comparten un pedacito de ambos, y q la va a ver linda siempre, incluso con los estragos que deja la gestación y la práctica adulta y real de "jugar a las muñecas".. El hombre en ese entonces quizás quiere algo más fresco que no lo colme, más bien lo alivie, de quejas, llanto de niño, cansancio y aburrimiento, como mismo lo quisiera la mujer si fuera al revés la cosa.. Te imaginas a Liz llegando del trabajo a la casa y encontrándose a su esposo tirado en el sofá roncando con media de ron al lado, la casa hecha un desastre, el niño dando gritos con todas sus necesidades fisiológicas de todo el día encima y sin probar bocado.. Yo creo que con niño y todo salgo corriendo a buscarme un amante de esos que nos hacen ser infieles. En mi opinión es mejor tener la casa y el bebé en óptimas condiciones que a una misma, no siempre, pero hay momentos y momentos. También hay recién paridas que cuentan con el apoyo de la madre o la suegra, que casi siempre se cogen la peor parte, y les donan el tiempo para su reparación física y emocional. Lo bueno y maravilloso es poder contar con un papá que se ponga voluntariamente en los zapatos de la siempre hermosa mamá..
 
 
#15 Arquero 18-07-2016 12:51
Ary Pinno si entendi el articulo pero no aclare o no me explique bien por asi decirlo. Existen muchos tipos de traiciones hasta uno mismo se traiciona muchas veces tomemos (en son de broma) el caso de la misma periodista. Esta encinta (felicidades) y dice que fue su propio esposo quien le regalo su nuevo amor. Tu te imaginas a Liz (Con todo respeto) con un cigarro de medio lado en la boca, dos rolos en el pelo, una bata de casa humeda de lavar culeros y embarrada de papilla, cansada con su gordo(a) bebe arriba, llorando pues hace cuatro viernes que no puede escribir articulos ni ideas nuevas tiene. Todo lo anterior se encuentra el esposo cuando llega del trabajo. Son errores que ocurren mucho y se pagan caros. hay mujeres que no se si por enfermedad o felicidad terminan la etapa del embarazo y la lactancia pesando un cuarto de tonelada.
 
 
#14 Ary-Pinar 14-07-2016 11:09
Aquí muchos no han interpretado la idea esencial del contenido. No se trata en sí de traicionar a tu pareja, en este caso, el amante puede ser cualquier cosa que te apasione, sea alguien o algo que te haga feliz y te haga sentir a gusto con tus dias, que te llene de optimismo y positividad.. Para esto no es necesario una infidelidad porque esta puede resultarte todo lo contrario, quizás no al principio pero sí después, cuando empienza a terminarse..
 
 
#13 MANUEL BETANCOURT BA 13-07-2016 09:45
DE VERÁS ESTABA DECIDIDO A COMETAR, PERO CUANDO LEÍ EL NÚMERO 12 (ARQUERO)QUIERO SIMPLEMETE SUMARME A ESTE SEÑOR.
 
 
#12 Arquero 13-07-2016 09:09
La traicion no tiene justificacion. Verdad que la amante tiene sus encantos pero cuando lo analizas objetivamente sus encantos vienen mas bien de sus ventajas. Ella esta para ti y solo para ti arreglada, perfumada lista para tu placer ajena o lejana a tus problemas. Tu compañera no,ella esta contigo en la linea de fuego, con tus problemas, los de la casa, los de ella, tus hijos, etc.Cuando los hombres somos estupidos lo anterior es una pelea de leon para mono como dice el dicho, muchos cuando se quedan ciegos con la amante y dan el paso se dan cuenta despues que con el tiempo la amante se convierte en lo mismo que teniamos o a lo mejor peor.
 
 
#11 Pablito 12-07-2016 08:57
Liz, Felicidades por tu estado y tu reflexión. Yo estaré atrasado también, pues luego de haber experimentado ambas cosas, casi en la longevidad, reconozco que nada justifica la traición.
 
 
#10 Paloma 12-07-2016 07:30
Ser o tener una amante es pura persepción social, Mi amante y yo no queríamos hacerle daño ni lastimar a nadie, solo queríamos amarno y ya!! compartimos tantas cosas que pudiéramos decir que nacimos el uno para el otro, teníamos la misma inclinación ideológica, sentido del humor, conceptos de la moral y la ética y un sexo alucinante que no palideció aún cuando pasaran los años. La sociedad nos separó, ahora la apatía y el dolor me consumen. Me atreví a escribir porque sé que vas a leer esto. ME te extraño y yo sé que tú a mi también.Y.
 
 
#9 Samantha 11-07-2016 15:58
Mientras las cosas marchan bien y estás gozando con tu amante todo es una maravilla, pero cuando el romance termina o uno de los dos se retira, el otro sufre mucho porque es algo difícil de manejar si te quedaste enganchado. Aún así no hay nada más rico que tu amante aparezca en los momentos que más lo necesitas y te robe el corazón y la voluntad.
 
 
#8 r@f@ 11-07-2016 12:37
pues yo que quiero una amante que a la vez sea mi compañera, mi amiga, mi mujer, mi prostituta, mi acompañante de ocación, mi esposa... estoy luchando por ella lo que no se decide.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar