sábado, 22 septiembre 2018, 12:35
Jueves, 07 Julio 2016 00:00

DIARIO DE UNA ESPERA: La revolución de mis emociones

Escrito por  Liz Martínez Vivero/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(5 votos)

Desde hace unos días, con mayor seriedad, me he puesto a mirar mi ombligo. Está ahí desde que estoy yo...

 

Desde hace unos días, con mayor seriedad, me he puesto a mirar mi ombligo. Está ahí desde que estoy yo, hacen casi 27 años pero igual desde aproximadamente cinco meses se ha ganado un lugar de honor en mi vida.

 

Al parecer se me había extraviado el conocimiento de que es una hermosa cicatriz que deja al descubierto, para todos y todas, aquella etapa feliz cuando vivíamos en el vientre de nuestras mamis.

 

No me he puesto más sentimental, o quizás sí, no soy la voz autorizada para asegurarlo pero a medida que mi cuerpo ha ido cambiando nuevos detalles empiezo a apreciar. Siempre estuvieron ahí pero ahora los miro con mayor detenimiento.

 

¿No debería estar feliz, en lugar de estar asustada y hasta molesta? Son algunas de mis interrogantes más frecuentes.

 

Desde el inicio de la gestación, el cuerpo de la mujer experimenta transformaciones. Pero no sólo cambia el cuerpo: tratándose de una experiencia tan nueva como la de engendrar vida, la afectividad se ve intensamente comprometida.

 

Recientemente leí que "Las emociones que se manifiestan son diversas en cada caso. La singularidad de cada mujer se expresa con más fuerza en torno a esta experiencia nueva, ya que cada embarazo es de alguna forma una primera vez. Los sentimientos pueden ser encontrados, no necesariamente positivos. Hay que tener en cuenta cómo se llegó a ese embarazo y en qué situación está cada mujer."

 

Algunas emociones son propias de cada trimestre: "En el primer trimestre predominan la sorpresa, la emoción. Paralelamente, algunos malestares físicos pueden interferir en el estado de ánimo. Suelen aparecer temores con respecto a la permanencia de la gestación. Por eso, muchas eligen no comunicar su estado antes de estar seguras de que todo está en orden.

 

Es común que se esté con ganas de llorar o más sensibles. Hay cansancio y un cierto desinterés por cualquier otro tema que no se relacione con la gestación.

 

En el segundo trimestre se recupera el buen estado físico. Aparece la ansiedad por "sentir al bebé". Se afianza la relación con el obstetra y se está con más energías. Puede surgir temor por la normalidad del bebé. La embarazada se acerca más a la pareja, retoma más intensamente la sexualidad. Comienza a conectarse con el proyecto en sí. El estado de ánimo es más estable”.

 

Por su parte en el 2° trimestre no están las molestias físicas, pero tampoco se perciben mucho los movimientos del bebé: "Sé que estoy embarazada pero no me siento así...". Esto trae angustia y al mismo hay una conexión mayor con el cuerpo, ya que uno está alerta a todas las sensaciones.

 

Algunas embarazadas comienzan a sentir más incomodidad, a verse más torpes; y en lo que a mí respecta puesto que aún no se mueve demasiado cuento los días para el próximo ultrasonido que corrobore en definitiva el orden de las cosas aquí dentro.

 

Con la pareja hay más acercamiento, en tanto que la actividad normal comienza a costar más. Hacia el final del séptimo u octavo mes cuesta concentrarse en las tareas, dormir, movilizarse. Cerca de la fecha de parto, hay una mezcla de ganas enormes por un lado y de miedo por otro."


 
Pero por supuesto también existen temores, incertidumbres, preguntas que se disparan al éter y como es de suponer... se quedan sin respuesta. Muchos comentarios que escucho suelen ponerme con los pelos de punta por más que procuro no hacer demasiado caso y en vez de eso prestar oídos sordos a los problemas o dificultades típicos de cualquier período gestacional.

 

Puesto que escogí esta circunstancia que hoy vivo, intento disfrutarla tanto como me sea posible. Si al final convenzo a mi pareja para dentro de unos añitos aventurarnos de nuevo, de todos modos está será siempre la primera vez.

Visto 2248 veces

Comentarios  

 
#6 Adny 19-07-2016 09:08
El embarazo es algo maravilloso, y yo lo disfruté en cada etapa, eso si al final ya estaba impaciente por conocer a mi bb y llegué hasta las 41.6 pero gracias a Dios todo salió bien y nunca olvidaré ese momento en el que escuché y vi por primera vez a mi nena.
Dios te bendiga mucho Liz y que tengas una magnífica experiencia.
 
 
#5 Daysi Diaz 16-07-2016 01:00
Hermoso Liz estas justo en uno de los momentos más lindos q Dios regalo a la, mujer " el embarazo" y sin dudas más q protectora serás una mamá elicoptero, esas q constantemente sobrevuelan encima de los hijos sin apartarse un instante ni apagar los motores.
Dios bendiga tu "hombresito"... Amen.
 
 
#4 Daima 11-07-2016 14:05
Muy ciertas tus palabras, el embarazo es lo mas hermoso que le sucede a una mujer, es cierto que pasan muchas cosas incomodas pero una vez que nace el bebe te parece que nada mas importa en el mundo.
 
 
#3 cubana 10-07-2016 09:41
Liz también estoy embarazada tengo 3 meses y me gusta leer tus artículos.
 
 
#2 telma 09-07-2016 08:58
Liz, de nuevo te escribo, hoy para decirte que solo tú puedes vencer esas emociones....ni ngun embarazo es igual a otro ni en uno mismo ni con respecto a los de otras mujeres...así que quiero expresarte como otras veces lo he hecho..."vive estos momentos como únicos en tu vida".....nada será más reconfortante al final de los 9 meses que ese llanto, al salir tu bebe, del vientre TUYO....fíjate "TUYO" porque aunque dos se compenetran para traerlos al mundo solo uno de ellos, (NOSOTRAS) vivimos la experiencia del momento del alumbramiento.. ...y cuando lo tengas en tus brazos, acabadito de llegar a este terrible mundo, y cuando te sonría o te diga mamá,(aunque casi siempre dicen papá primero) entonces comprenderás que VALIÓ LA PENA....Exitos al final de tu embarazo.....
 
 
#1 Linda 07-07-2016 15:32
buen resumen, solo falta en el ultimo trimestre la incomodidad, sobre todo para dormir, la inseguridad, el miedo a que suceda algo, el calor, lo desconocido y el inmenso amor hacia tu bebe.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar