miércoles, 11 diciembre 2019, 14:44
Viernes, 01 Julio 2016 08:43

Mijaín López, sin margen de error en Río-2016

Escrito por  Lemay Padrón Oliveros, especial para CubaSí
Valora este artículo
(7 votos)

Es el deportista cubano por excelencia en el siglo XXI, el abanderado y campeón de las dos más recientes citas olímpicas: Beijing-2008 y Londres-2012, y dueño también de cinco títulos mundiales.

El luchador del estilo grecorromano Mijaín López portará también la enseña nacional para Río de Janeiro-2016, donde buscará su tercer oro en este tipo de lides.


CubaSí lo abordó hace unos días, tras coronarse en el tradicional torneo internacional Granma, en el cual no competía hace unos años.


“Todos los torneos son importantes, porque uno no debe estar alejado mucho tiempo del colchón. Me sirve de preparación, y aunque no enfrente a grandes rivales aprovecho para mantenerme en forma, no alejarme del peso de competencia y eso es fructífero”, confesó.


En suelo habanero, el gigante de la occidental provincia de Pinar del Río paseó la distancia, e incluso su último combate lo ganó por no presentación.


Al hacer un balance del ritmo de la preparación rumbo al principal objetivo de la temporada, el también cuatro veces campeón panamericano valoró como muy positiva la estancia en Azerbaiyán, donde los equipos cubanos de los dos estilos realizaron una base de entrenamiento el mes pasado.


“En Azerbaiyán nos fue muy bien, compartí con el atleta de ellos que está clasificado y discutió bronce en el pasado Mundial. Entrenamos bastante porque había tres pesos completos con los cuales pude medirme. Estuvimos en un gimnasio inmenso, con 14 colchones para entrenamiento, y eso fue muy positivo para todo el equipo, para poder desarrollarnos y trabajar mejor individualmente”, explicó.


Proveniente de una familia puramente deportiva (su hermano Michel fue medallista de bronce en boxeo en Atenas-2004), y casado con la exesgrimista Maylín González, Mijaín nos confesó que ya era suficiente para deportistas en la familia, y quiere que su hijo, de solamente seis años, se dedique a otra cosa. “¡Que sea médico, maestro, lo que quiera, pero no deportista, porque eso lleva mucho sacrificio!”.


Hoy con 33 años, casi dos metros de estatura y 130 kilogramos de peso, el nacido en Consolación del Sur, Pinar del Río, sabe que los venideros Juegos marcarán su adiós de los colchones. En su palmarés se incluyen también los cetros en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Cartagena de Indias-2006 y Veracruz-2014, donde completó su medallero dorado.


Por último, la pregunta obligada, y la respuesta también casi forzada:


“Lo mío es el tercer oro, lo espera todo el mundo y no tengo otra opción”.

Visto 1991 veces

Comentarios  

 
#1 MaryT 04-07-2016 06:24
Para mí es uno de los deportistas más completo de Cuba, no solo por sus resultados, sino por su constancia, sencillez y humildad y por sobre todas las cosas su incondicionalid ad con la patria y la Revolución, porque hoy por hoy debe ser uno de los atletas más codiciado del mundo y se ha mantenido firme a su pueblo y a Fidel.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar