sábado, 20 octubre 2018, 12:44
Jueves, 30 Junio 2016 05:00

Historias de perros: Lulú llegó a casa

Escrito por  Alina M. Lotti/CubaSí
Valora este artículo
(12 votos)

Tener mascotas ayuda, sobre todo, a sortear la soledad de quienes viven sin compañía, y también a mejorar indicadores de salud y superar estados de ánimo depresivos.

Después de un largo “luto” por un canino perdido, Lulú, la perrita del momento, llegó a casa tan flaca como una lagartija y tan sonriente como la más feliz mascota de su tipo. A un año de su nacimiento, ya tuvo un primer dueño, Rafa, el zapatero del barrio, y de vez en vez escapa escurridiza hasta la puerta de su casa, quizás añorando su pasado.
 

En la nueva casa tiene comida, resguardo para el sueño, y puede sentirse afortunada, en tiempos en que no todos profesamos sentimientos nobles hacia los animales.

 

alt


Este comentario, precisamente, es un pretexto para referirme a quienes los dejan a la intemperie, no los atienden, y en el peor de los casos, los maltratan e impulsan al ruedo de las peleas que los dejan desangrando, y donde muchas veces pierden hasta la vida.


“No existen adjetivos capaces de calificar la monstruosidad que encarnan las peleas de perros y otros animales a los que el hombre, sediento de goces primitivos y salvajes, obliga a contender para su diversión personal, y para que el dinero fluya por los bolsillos de las personas viles que crean las condiciones necesarias para que estos espectáculos puedan suceder”, asegura la narradora Gina Picart en su blog Hija del Aire.


Se trata de un asunto recurrente, abordado en la prensa más de una vez, pero del cual —por lo menos hasta el momento— no se avizora solución alguna, a pesar de que constituye un reclamo de los grupos protectores de animales, que desde hace años luchan por conseguir que el Estado instituya una Ley de Protección contra el Maltrato Animal.


Nos resulta habitual ver en las calles de cualquier lugar de este país a quienes nombro “seres despiadados”, que —montados en bicicletas— arrastran a los caninos con cadenas o sogas, bajo el argumento de “fortalecer” sus músculos, para después lanzarlos en las peleas a cambio de cuantiosos dividendos.


Hace algunos años escribí un reportaje nombrado “¿Perros malos o personas crueles?”, motivada por la historia personal de un amigo que, mientras hacía ejercicios en la explanada del túnel de La Habana, fue asaltado por uno de estos llamados “perros de pelea”, y en cuyo avatar casi pierde una oreja.


Unos días después, el propio animal puso en peligro la vida de una abuela que acompañaba al nieto en un parque de La Habana Vieja, muy cerca de donde había ocurrido el suceso anterior. La historia terminó con el sacrificio del perro, muy a pesar del dueño. Verdadera lástima, pero no quedaba otro remedio.


Claro que los comentarios al respecto abundaron en aquella época, pero hoy la situación sigue siendo la misma, y en algunos lugares, hasta peor. Al margen de las peleas de perros, también están quienes se hacen cargo de los animales (cualquiera que ellos sean) y los maltratan, los mantienen en el abandono, al amparo de la luna y las estrellas, sin importarles si cae un aguacero o truena, lo cual asusta a muchos.


Conozco seres humanos que los adoran, que los cuidan y miman como si fueran bebés —tampoco hay que exagerar—, pero es cierto que las mascotas en la casa ayudan, sobre todo a quienes viven sin compañía, a sortear la soledad y, por ende, a mejorar indicadores de salud, que van desde controlar la presión arterial y disminuir el estrés hasta superar los estados de ánimo depresivos.  


Cuánto dolor entonces causan las imágenes antes narradas, que confirman una realidad: no hay perros malos, sino personas crueles.


Ya Lulú lleva más un mes en la familia, tiene unas libritas de más, y se conoce todos los recovecos del patio. Sencillamente, está feliz, y mi tía Nelia ha encontrado un consuelo tras la pérdida involuntaria de Boni, el canino anterior.

alt

 

alt


Nuestro pueblo tiene mucho que enseñar a otros en cuanto a hospitalidad y generosidad, pero todavía le queda un largo trecho por recorrer en relación con este tema.


Es una suerte que existan personas que aman a los perros (u otras mascotas), esos seres indefensos, pero simpáticos y cariñosos, a los que, como decía la colega y amiga Barbarita de Breno y Bruno de la raza bichón habanero, “solo les falta hablar y decirnos cuánto nos aman”.  


Por lo pronto, si tiene cerca a algún “ser despiadado” con los animales, llámele le atención y trate de que reflexione al respecto, pues tal y como dijo el pensador indio Mahatma Gandhi: “Un país, una civilización se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales”.

Visto 12955 veces Modificado por última vez en Sábado, 09 Julio 2016 08:37

Comentarios  

 
#28 Armando17 25-05-2017 09:13
El mejor amigo del hombre merece todo nuestro amor y cariño, animal noble, fiel que hasta conoce y brinda apoyo, a su manera, en los momentos difíciles de sus dueños. Verdad que exige cuidados pero la recompensa es muy grata para uno.
 
 
#27 Baby 25-05-2017 08:21
estoy de acuerdo los perros se deben cuidar y dar cariño porque ellos nos dan a nosotros y mucho, pero que hacer con las personas que los maltratan y no se ocupan de ellos, con aquellos que botan los recien nacidos a un basurero y son más y más los que nos encontramos a diario en la calles olvidados por sus dueños porque son perras que paren mucho o porque tienen sarna u otra enfermedad que los dueños no quieren hacer el esfuerzo en curarsela, yo pregunto que medidas se va a tomar con esas personas y cuando, me parece que ya llueve sobre mojado ..........
 
 
#26 vida 10-08-2016 11:59
SOCIEDAD DESPIERTA!!!!!! !! TODOS, INCLUSO LOS ANIMALES TENEM0S SENTIMIENTOS, Y ELLOS NOS AGRADECEN LOS CUIDADOS QUE LES PROPORCIONEMOS, NO LOS MALTRATES, LOS PERROS SON SIN DUDAS UNA ALEGRÍA DONDE QUIERA QUE ESTÉN.
 
 
#25 gallego 18-07-2016 06:40
los perroa se deberien cuidar y rescatar de las calles,aunque muchos no lo crean son muy intelijentes y carinosos,les cuento que ase unos anos ya mi difunto abuelo tenia un perro y el dia que el fallecio el perro se metia debajo de la caja que lo estaban belando en su casa mi papa lo saco barias beces,salia por una puerta y entraba por otra asta que una persona le dijo que lo dejara,cuando lo yebaro al sementerio que queda serca el perrito fue detras de las personas,despue s de eso el perro no comio mas de la tristesa asta que murio.
 
 
#24 1986lis 06-07-2016 10:46
muy buen articulo, es necesario crear conciencia y no maltratar a los animales y en especial los perros ellos nos alegran cada dia la vida. En mi caso tengo dos son mis tesoros, amigo pancho los perros satos tienen tanto valor como uno de clase PIENSA EN ESO....
 
 
#23 corazón 04-07-2016 16:28
pancho yo estoy segura que esa perrita sata es mejor que tú.
 
 
#22 dynneke 04-07-2016 16:19
A mi me gustan los animales, tengo un yorshire, ya es el tercero, los cuido como es debido, no lo maltrato pero le enseño a obedecer, pero el maltrato animal es algo que sucede en todo los paises, en cuba no lo maltratan pero si lo matan a golpe, tanto los caballos como otros animales que tambien sufren de lo mismo, maltrato y hambre, lastima que no se defiende esa parte ni tampoco existe una organizacion para apoyar a esos animales maltratados, no hay amor entre personas tampoco existe para animales inofensivos y la educacion y enseñanza viene del dueño
 
 
#21 jorge 01-07-2016 13:21
nada es perfecto en este mundo, EU agrede paises, se matan entre ellos mismos, no tienen compasion del ser humano, sin embargo hay leyes muy estrictas para el cuidado de los animales de hasta prision, incluso en NYork q hay como calesas de lujo cuando los termometros marcan 30 g no pueden circular. en Cuba no hay tradicion ni organismo encargado de proteger a los animales, vengan a Santa Clara para q observen el maltrato a los caballos, es realmente inhumano, por eso ya sea sato o de raza hay cuidarlos, es un animal inferior al hombre q muchas veces se comporta de una forma inhumana
 
 
#20 Yanekis 01-07-2016 13:12
es muy triste que un país como el nuestro donde se habla del sentimiento de los cubanos no haya una ley ya en este siglo sobre la protección a los animales, me sumo a sus palabras porque soy de las que defiende a todos los animales inclusive me he buscado problemas por ello, pero no importa seguiré insistiendo en que se haga el bien.
Pero sin la ayuda de la ley no creo que vayamos a lograr mucho. No solo hay que parar las peleas de perros sino hacer que los dueños de los animales se ocupen de ellos y lo hagan bien, sino que no los tengan y recoger a esos animalitos de las calles que la mayoría están porque los dueños tienen un perrito o gatico y les pare y como no quieren tener más a botarlos para la calle, en ves de ocuparse de ligarlos y otros que los usan de negocios, es muy triste lo que sucede con los animales en este país, por favor tenemos que seguir insistiendo en que se haga la ley.
 
 
#19 maria 01-07-2016 12:35
Pancho el perro eres tú, lo único que siento que en este pais las leyes para la protección de animales no existan especificamente los perros como en otros paises, yo tengo un sarchicha y es mi vida.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar