lunes, 20 agosto 2018, 22:40
Jueves, 09 Junio 2016 06:00

Disciplina laboral: ¿Qué hace falta para alcanzarla?

Escrito por  Alina M. Lotti / CubaSí
Valora este artículo
(12 votos)

No se trata solo de establecer normas y principios, sino de velar por el estricto cumplimiento y en ello deben desempeñar un rol activo directivos y administraciones.

Salió de su casa temprano. Por aquello de “quien madruga Dios lo ayuda”. Imaginó que el día sería “fructífero”, pues prácticamente cuando amaneció ya estaba en la calle. Tenía la idea de ir al trabajo y hacer un par de trámites. En la noche, cansado y sin ánimos, pensó que no era difícil cumplir lo que se había propuesto, pero, sencillamente, el “aprovechamiento de su jornada dependía de otros”.


La guagua (ómnibus) no paró en la parada y tuvo que correr a expensas de una caída. En la oficina de trámites —el primero de los destinos—,  donde debían proporcionarle un documento importante, lo atendieron después de las nueve, a pesar de que la cita era a las ocho de la mañana.  


Ya en dirección a su institución laboral se propuso recoger el par de zapatos que había dejado el fin de semana, y el zapatero, aunque le había dado su palabra de que lo terminaría, no lo hizo.  


A pesar de las dificultades, llegó puntual a su centro, pues esa semana debía entrar a las diez.  Allí también encontró un sinnúmero de contratiempos, los cuales lógicamente influyeron en el servicio que él brindó.


A su regreso al hogar, casi al anochecer, se dirigió a la farmacia de su barrio pues hacía días que “andaba con una receta en el bolsillo”. El medicamento existía, pero al papel le faltaba el cuño.


En este relato, que puede verse reflejado cualquier cubano, encontramos un denominador común: las indisciplinas laborales; mal contemporáneo que será imprescindible borrar si queremos vivir en una sociedad superior.


El chofer del ómnibus y la trabajadora de la oficina de trámites están en la obligación —respectivamente— de parar donde está señalizado y de llegar temprano, más cuando otras personas dependen de este servicio.


De igual manera, el zapatero no debe empeñar su palabra; en tanto el médico, sobre todo porque tiene incidencia en la salud de los seres humanos, debe llenar el recetario con responsabilidad, sin dejar margen a la equivocación.


Los ejemplos antes comentados forman parte de nuestra vida cotidiana y, lamentablemente, guardan relación con los estados de ánimo de las personas y, por tanto, en su disposición para realizar algunas tareas o servir a los demás.


En los últimos años las indisciplinas laborales se han extendido como una plaga. La gente se molesta y no pocos se cuestionan cuándo estas tendrán fin. Mas lo peor del caso es que, en sentido general, la población se ha acostumbrado a convivir con signos de burocracia, irrespeto, y hasta de burla.


Si bien la persuasión, el convencimiento y el trabajo político no deben ser obviados (aunque no siempre han dado los resultados esperados),  la exigencia administrativa resulta esencial para imponer disciplina que, por supuesto, presupone controlar, verificar, fiscalizar.


No se trata solo de establecer normas y principios, sino de velar por su estricto cumplimiento. En esto deben desempeñar un rol activo —también educativo— los directivos y las administraciones que, por demás, constituyen el espejo donde se miran los subordinados.


Alguien decía hace unos días: “Si cada cual cumple con su función en la sociedad, entonces todo marcharía bien y la cotidianidad sería más llevadera”. Cierto. Pero no todo se puede dejar a la espontaneidad, o a los buenos deseos de quienes tienen deberes y obligaciones.


Una jueza del Tribunal Supremo Popular apuntaba recientemente que en este contexto  “predominan los litigios sobre indisciplinas laborales, generalmente conflictos derivados de la inconformidad de los trabajadores con la aplicación de correcciones disciplinarias ante conductas que, a criterio de los empleadores, quebrantan el orden laboral de las entidades”.


No obstante, hay que pensar que no siempre los incumplimientos (de cualquier tipo) llevan algún tipo de corrección, pues en algunos casos el desorden conviene, ya que como dice el refrán “a río revuelto ganancia de pescadores”.


Lo que sí está claro es que una sociedad “próspera y sostenible”, tal y como ha señalado el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, General de Ejército Raúl Castro Ruz, reclama control, disciplina y exigencia, pilares básicos que inciden en la vida socio-económica del país, y sin lo cual no podremos tampoco lograr la institucionalización del país.


Si cada cual cumple en su pedacito con lo que le corresponde, si el que brinda servicios lo hace a tiempo y con calidad; si los profesionales ponen todas las capacidades y los conocimientos al servicio de quien los necesite (independientemente de la esfera y el sector), y si directivos y funcionarios velan por la eficiencia y el cumplimiento de lo establecido, entonces habremos caminado un trecho en pos de la disciplina laboral.


Por lo pronto voy terminando este comentario, convencida de que el que el tema tiene bastante tela por donde cortar.

Visto 10828 veces Modificado por última vez en Martes, 14 Junio 2016 17:15

Viernes a media mañana, salgo a realizar una gestión X, el transporte no ayuda. Llego al lugar y… ¿Por qué no vienes el lunes y lo vemos a primera hora? Es que hoy viernes terminamos temprano.

Comentarios  

 
#36 ELR 13-07-2016 17:00
Concuerdo en mayor o menor medida con los criterios de la mayoría, discrepo con los que consideran que incrementando salarios se mejorará en disciplina. A mi juicio, la disciplina transita por los valores, de los que se ha escrito y hablado en términos de pérdida de valores. El declive de los valores en la sociedad cubana se inicia a finales de los 80s y principios de los 90s del pasado siglo cuando a los educadores de: primaria, secundaria y pre-universitar io se les comenzó a evaluar por promoción, medida que conllevó a promover estudiantes de pésimo índice académico; en otros términos a la mayoría de los educadores, dicha disposición, les impuso: mentir, permitir y practicar el engaño aprobando estudiantes que no lo lograban. Con ese ejemplo fueron graduados decenas de estudiantes que hoy es la generación que está asumiendo la dirección de las instituciones estatales, padres que están formando hijos sin importar a qué costo moral. Para parte de esa generación mentir, adulterar información y mantener conductas reprochables, es lo más natural aunque exista un código de ética para los cuadros. Desde el momento que un dirigente administrativo comete esas faltas, está perdiendo su ejemplaridad y liderazgo, entonces ¿cómo controlar y exigir apego a la disciplina laboral?, el mal ejemplo, la indolencia y la falta de compromiso de los que deben liderar conllevan a una respuesta de los trabajadores que hoy se manifiesta como apatía, pereza, falta de compromiso con la organización, desmotivación, etc… mañana será ¿?.
 
 
#35 cubana 30-06-2016 16:36
a mi modo de entender, creo que la indisciplina laboral es:
1- falta de exigencia y control
2- falta de responsabilidad
3- falta de etica profesional tanto de un directivo como de un trabajador, funcionario, especialista de una entidad.
4- falta de amor al trabajo a la funcion que realizas y a la que te comprometiste a cumplir, firmando un contrato de trabajo.
4- falta de SENTIDO DE PERTENENCIA por el centro de trabajo donde trabajes, por las funciones que realices.
5- falta de direccion y control de los directivos.
CREO QUE EN TODOS LOS CENTROS DE TRABAJO HOY EN CUBA ESO ESTA A LA 1ERA. ORDEN DE ANALIZAR. VAS A CUALQUIER IDENTIDAD Y NO TE ATIENDEN COMO ES DEBIDO, Y DESPUES COBRAN UN SALARIO Y UNA ESTIMULACION SALARIAL POR LA RES. 17. QUIEN EVALUA A ESE TRABAJADOR AHI ESTA LA MAYOR GRAVEDAD DE LAS INDICIPLINA LABORAL, DE LOS JEFES QUE NO SE DAN A RESPETAR.
 
 
#34 carlosvaradero 24-06-2016 11:04
La indisciplina laboral, como la Indisciplina Social, es la respuesta de la gente ante el descontento y la falta de esperanzas de un futuro mejor..
Aunque no quiera verse de ese modo... y mucho menos decirlo, es asi..
Porquè no se hace nada?... sencillamente porque no hay manera de mejorar ni los salarios, ni la calidad de vida de la gente... calidad de vida que no es sòlo gratuidad en salud y educaciòn... el concepto va màs allà..
Entonces todas esas indisciplinas, todas,.. es la respuesta de la gente ante tantas insatisfacciones...
Màs claro??.. ni el agua!
 
 
#33 Carlitín 11-06-2016 13:10
Que el salario que percibimos permita enfrentarnos en la vida, a veces con solo buscarnos unas pocas propinas mejoramos, pero desgraciadament e las propinas en ocasiones escasean, a pesar de estos mucho luchamos por brindarlo todo para poder seguir en el trabajo que tenemos, pero realmente es muy insuficiente lo que recibimos porlo que aportamos a la sociedad luego incluso de haber estudiado y obtener una Licenciatura o una Maestría. Es cierto que tenemos "gratuidades" y lo escribo así pues eso era antes, ya que para recibir algún servicio que ncesitemos tenemos que brindar atenciones a quienes nos sirven de lo contrario o se delita la solución o no logramos alcanzar. En resumen si nuestro salario sirviera para satisfacer nuestras necesidades considero que existirían menos indisciplinas, sustracciones de bienes, en fin no existieran tantos delitos contra la economía.
 
 
#32 e.tellez 10-06-2016 22:00
Estos asuntos son complicados porque forman parte de una cadena, como lo reflejara un documental sobre este tema, una cadena donde cada eslabon es un problema no resuelto que complica el otro eslabon y el otro y demas, hay personas que quieren y son disciplinadas por principio, jovenes, no jovenes, con poco o mucho salario, PERO... hay tanta indisciplina desde las administracione s, direcciones que no hay ejemplo que dar, no hay rigor, no hay respeto por el semejante, te maltrata el chofer, te maltrata el empleado de vivienda si tienes que hacer una gestion de este tipo, te maltrata el personal medico, te maltrata todo el mundo y a quien te puedes quejar, si nadie te respeta... buen trabajo alina ese es un tema de siempre y urge ponerle mas interes, pero quien, no con codigos,ni resoluciones sino con acciones
 
 
#31 arturo manuel 10-06-2016 14:45
Las autoridades del MTSS, por lo menos en los niveles provinciales y municipales, los gobiernos locales en los propios niveles más las organizaciones sindicales de cualquier gremio, toleran, consienten, estimulan y se hacen de la vista gorda con celebraciones que no gozan de amparo legal para suspender las actividades laborales: !He aquí otro elemento resquebrajante de la disciplina laboral! Ejemplos: conceden el día de la mujer a las féminas y estas abandonan las faenas antes de culminar la jornada; las celebraciones por los tantos días del trabajador .... y hasta conceden la tarde o el día por el de las madres. !Así no se rescata ni se impone la disciplina laboral!
 
 
#30 Vicfente Machado Ron 10-06-2016 13:40
¿Qué mecanismo de la sociedad debe de utilizar la sociedad para lograr mayor disciplina del trabajo?

Organizativas e ideológicas

 Disciplina social y del trabajo
 Control interno y contabilidad
 Condiciones de trabajo
 Trabajo político e ideológico

mecanismos económicos

 Descentralización y autonomía funcional
 El salario y otra remuneraciones
 La ganancia y su distribución

Técnica y tecnología

 Desarrollo de los servicios
 Desarrollo del capital humano
 Expansión de la Técnica y la tecnología

Cultura económica

 Cultura organizacional
 Cultura económica de la sociedad
 Educación y conciencia económicas.
 
 
#29 Borracho 10-06-2016 13:36
falta unicamente ejemplo
 
 
#28 Pedro 10-06-2016 12:04
Cuando el salario de para comer, vestir, pasear, ahorrar, en fin para vivir y no sobrevivir a duras penas.
Como dijo Rufo Caballero, el estado finge que me paga y yo que trabajo
Saludos
 
 
#27 CRIPTO 10-06-2016 11:59
Solo AMOR, no importa que sea áspero, feo o sucio, te tienes que enamorar de sus motivaciones, condiciones de trabajo, atención, comprensión de los jefes, sentir que te hagan realmente, que eres importante, que te paguen un mes trece, que tengas un Sindicato, opuesto a la administración, que no tengas que hacer el trabajo de otros de tu misma área, que te feliciten en tu cumpleaños, que te visiten cuando estas enfermo, que el carro de la empresa es de todos, no solo del jefe, que el día que tengas que ausentarte, lo puedas recuperar y que te machaquen los pezones si lo traicionas. Si ya se que todo esto es virtual, pero si te enamoras de verdad y no sientes celos de otro trabajo, o trabajador, la disciplina se convierte en un aspecto mas del trabajo, y no en problema.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar