martes, 13 noviembre 2018, 00:08
Viernes, 17 Junio 2016 05:00

Responsabilidad ante el trabajo: Estar no significa hacer

Escrito por  Redacción CubaSí
Valora este artículo
(7 votos)

Hace unos días en este mismo portal describimos un fenómeno creciente: la reducción, o distorsión más bien, de la jornada laboral de viernes por disímiles causas.

Fotos: Annaly Sánchez


Vaya forma de saber, que aún puede llover, sobre mojado… Derechos, deberes y responsabilidad ciudadana.


Trabajo, variable sobre la que necesariamente volvemos. Su simple mención abre el espectro de sucesos y aristas posibles, muchos de ellos asociados a la responsabilidad, el sentido de pertenencia, productividad y remuneración, entre otros.


Hace unos días en este mismo portal describimos un fenómeno creciente: la reducción, o distorsión más bien, de la jornada laboral de viernes por disímiles causas. Fue como desatar un diluvio, pues muchos de los lectores expusieron sus visiones y asumieron posiciones frente al asunto.

 

Ciertamente hay que hurgar en las estructuras o sistemas que rigen los establecimientos e instituciones que brindan servicios. Casi la totalidad de ellos carece de jornada laboral extendida, lo que significa que de alguna forma esta limitante incide en la ocurrencia de salidas en horario laboral, traducidas en indisciplina o violación cuando algún trámite o problema toca a nuestra puerta. El horario de almuerzo, o la mágica hora-media hora previa a la salida, se perfilan como los horarios más propensos para la escapada resolutiva.


 
Acompáñame al Agro de Tulipán, sacaron papas en el EJT; vamos a la shopping, que surtieron detergente y picadillo… ¿Por qué no me haces la media a la terminal?

 

alt

 

Estas manifestaciones, más allá de diversas causas o estructuras “maquiavélicas” han proliferado. Eso es incuestionable, como también lo ha hecho otra asociada a la irresponsabilidad, la ineficiencia o la improductividad: el estar sin hacer.

 

Algunos de los que asumen esta posición, incluso, se auto catalogan de intachables. Llegan temprano a diario, en apariencia están muy activos o siempre ejecutando alguna tarea, pero en esencia no producen ni tributan mucho al objeto social de su entidad. Buena parte de esta especie pasa por los endebles procesos de selección y completamiento de la plantilla en cada sitio. Para nadie es un secreto que en no pocos centros de trabajo, donde una o dos personas deben cubrir sin contratiempos la ejecución del contenido de trabajo, nos hemos encontrado cinco. No solo se propicia de esa manera que varios de los trabajadores soporten o recarguen su actividad sobre aquellos compañeros más conscientes o capaces, sino que evidentemente estamos en presencia de otra variante de paternalismo.

 

Al término del año 2014, y según la Oficina Nacional de Estadística e Información (ONEI), la población cubana en edad laboral ascendía a 7 097200 personas, de ellas 5 105500 se consideraba activa. En esa misma cuerda de datos estadísticos, 4 969800 ciudadanos se hallaban oficialmente ocupados. ¿Nos hemos puesto a reflexionar, ̶ sin contar los trabajadores por cuenta propia, cooperativistas o del sector privado, que en teoría tienen otros incentivos y estándares de exigencia ̶  cuántos de esos millones han incurrido o practican de algún modo la filosofía del estar y no hacer? ¿Hemos pensado en cuánto velo de improductividad y gastos, de ineficiencia y poco sentido de pertenencia, de brechas en la fluidez de los procesos nos cubre a diario por estas razones?

 

Eso sin contar aquellos funcionarios, ocupantes de puestos de dirección o no, que padecen de “reunionismo”. Un virus que bien pudiera atribuírsele al peor de los insectos, familia en el árbol genealógico del mosquito Aedes Aegypti. Esos compañeros que sencillamente centran su accionar e incluso lo cuantifican en correspondencia con su presencia en reuniones. Aquellos inoculados o con la teoría del quórum y los múltiples informes que entregar adheridas.

 

“Disculpa, pero estoy muy ocupado con un informe que debo presentar. Perdona, si puedes ventilamos ese asunto el lunes pues tengo una reunión en 15 minutos…” Más o menos así de hueco nos suena su modus operandi.

 

Es sinceramente una espiral, en la que no estamos despreciando ni devaluando la pobre remuneración, el grado de insatisfacción existente o simplemente el desagrado o no realización respecto al camino profesional o laboral escogido. En ella, como montaña rusa volvemos una y otra vez sobre los mismos senderos. El paternalismo, ese compañero fiel durante décadas, nuevamente acecha.

 

Como manifestamos con anterioridad, los valores y las posturas que asumimos, no siempre son obra y gracia de la espontaneidad o voluntariedad, también se inculcan, aunque para ello, en ocasiones, tengamos que apelar al control, la fiscalización y otras medidas que coadyuven a que deberes y derechos transiten por el mismo cauce de responsabilidad. Solo así estaremos enrumbando esta nave de nombre Cuba, y expresión país hacia el puerto deseado, tal y como lo expresara en más de una ocasión y partiendo del postulado marxista, el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros Raul Castro: “A cada cual según su capacidad, a cada cual según su trabajo”.

 

alt 

Visto 8801 veces Modificado por última vez en Jueves, 20 Octubre 2016 11:02

Viernes a media mañana, salgo a realizar una gestión X, el transporte no ayuda. Llego al lugar y… ¿Por qué no vienes el lunes y lo vemos a primera hora? Es que hoy viernes terminamos temprano.

No se trata solo de establecer normas y principios, sino de velar por el estricto cumplimiento y en ello deben desempeñar un rol activo directivos y administraciones.

Si con cada reunión que se hace en esta Isla engordara nuestro Producto Interno Bruto, ya estuviéramos entre las diez naciones más desarrolladas del planeta.

Comentarios  

 
#20 Javier 21-06-2016 05:17
En cuanto a lo que dice coco: "hemos visto muchas promesas de mejoras y a la hora de cumplirlas siempre hay un "responsable" que no se conoce quién es que descubrió un coeficiente infinitesimal, ultragaláctico"
pasa lo de siempre, el primer punto que veo en cuanto a: "promesas" y los trabajadores pierden la credibilidad en los de arriba, lo prometedores y en el segundo caso: "que descubrió un coeficiente infinitesimal, ultragaláctico" el pero para no pagar o retrasar el pago ya sea sobrecumplimien to o lo que sea, este bello país tiene algo: le cuesta pagar al trabajador.
 
 
#19 Javier 21-06-2016 05:13
Muy de acuerdo con Andrés R., hay que pagar, incentivar el bolsillo y cuando haya que penalizar que sea por el bolsillo, para que vean que sube la MOTIVACIÓN.
 
 
#18 vilma 18-06-2016 10:58
Por lo que veo conozco a muchas personas por la Television,Reun iones y mas reuniones discursos y mas discursos, estos eventos de tantas reuniones que cantidad de personas participan, me pongo a pensar y a sumar en los costos de estas reuniones, que incluyen Trasporte de todo este personal,merien da,almuerzo,rec eso mas merienda y asi todos los dias,en distintas provincias y muchas mas reuniones y eventos y la conclucion, en que momento estas personas trabajan, o ese es su trabajo y que producen y en ese mes cobran su salario completo, por estar sentados en el aire acondicionado escuchando discursos y mas discursos, algunos hasta se duermen, parece una moda de nuestra sociedad.y los trabajadores esperando que hablen de lo que nos importa, el aumento del salario pero de ese tema no hablan, de verdad que la economia es complicada, pero los trabajadores nunca nos equivocamos cuando decimos que nos aumenten el salario, es una voz que se repite en las calles, en los hogares en todos lados porque no nos escuchan, porque no se centran en lo que nos esta afectando en todos los aspectos de nuestras vidas,tenemos hijos familias, que estan pasando apuros economicos esta situacion sin salida es estresante, es justo lo que pedimos poder ser oidos y debatir por la television, por la radio,por la prensa lo que es justo, el salario del trabajador, no puede existir el miedo a plantear lo que nos esta afectando y que las personas que se reunen tanto hablen directamente al pueblo y se nos pague un salario justo de acorde con los precios en que el Estado le vende a la poblacion los productos como: colchones,muebl es,refrigerador es,cocinas y mas sin hablar,que un trabajador necesita descansar en un Buen Hotel,una casa en la playa un buen Restaurante, no es un lujo el estres se elimina cuando las personas pueden ayudar a su familia, hacerle regalos a sus amigos, pasar ratos en buenos lugares de esparcimiento, porque la vida son dos dias o la vida es corta. Para cuando es la mejora y cuando llega por fin el buen futuro ya tengo cinco decadas y voy para los 60 y trabajo desde muy niña tanto en el campo como en la ciudad. Espero me publiquen.
 
 
#17 Andrés R 17-06-2016 17:13
Estos problemas solo tienen dos responsables, el primero es el jefe que no controla nada y permite cualquier cosa porque a él tampoco le interesa y lo justifica todo con reuniones y más reuniones y en segundo lugar el bajo salario que no estimula al trabajo, las personas trabajamos por que necesitamos resolver nuestros problemas y nuestras necesidades y si ud. no me paga como debe para estar estimulado, entonces a mi me da lo mismo, si además no soy controlado.El primer incentivo al trabajo es el salario que devengamos y si éste no responde a nuestras necesidades entonces no se puede trabajar por amor.
 
 
#16 grusa 17-06-2016 17:08
como vas a resolver las necesidads vitales si las ferias en los agro los lugares donde se vende el yogur o el refresco de la merienda de los hijos de la seman tienes que comprarla en ese horario el fenomeno es más complejo de lo que se piensa en decenas de países incluyendo en America Latina ecuador venezuela entre otros muchos no se trabaja la jornada del sábado es realmente productivo ir media jornada un sábado a el trabajo que se produce en una oficina donde se gasta electricidad y se malgasta el tiempo seria más productivo aprovechar bien el viernes y no malgastar el viernes y el sábado
 
 
#15 YARU 17-06-2016 16:05
Hace 19 años me gradué en una Universidad prestigiosa de este país, en período especial. Eran 3 grupos de 42 alumnos y se graduó 1. Años difíciles donde se almorzaba y comía arroz, sopa de col y plátano hervido, se desayunaba agua azúcar o ceralá, se estudiaba bajo un cartel lumínico por los apagones, se viajaba en camiones cuando tenías suerte o los cogías en movimiento o te tirabas en movimiento, caminabas hasta 30 Km para comer algo o para llegar a tu casa. Todas esas penurias de estudiante las sobrepasaba el gran deseo de ser profesional, de ser alguien, hacer por tu país y ganar tu salario según tu trabajo, tener una vida cómoda ganada con sudor. La máxima del Socialismo de cada cuál su capacidad a cada cuál su trabajo. ¡Muchos sueños!
Soy arquitecto, trabajo desde mi graduación en un polo turístico de este país en un contingente, de lunes a sábado más de 10 horas en doble turno, 3 veces al año he ido a mi hogar por 19 años (cerca de 60 veces), he vivido de todas formas en varios lugares. Tengo que trabajar hasta los 65 años de edad, 42 años laborando, que si calculo a este régimen en ese tiempo estipulado habré acumulado realmente 65 años de trabajo, si lo convierto a régimen de 8 horas.
Aquí he visto mucho. He aprendido que la máxima del Socialismo está solo en libros. Muchos llegan y son socios, o caen bien y sin mucho esfuerzo y hablando demasiado, escalan vertiginosament e. Otros llegan, son trabajadores serios, cumplidores, identificados, sinceros, de grandes conocimientos, responsables, y pasan el Niágara en bicicleta, ovejas negras. Yo digo que las condiciones siempre han estado sabrosas para hacer un buen sopón de doblemoralismo, iluminados, mediocres con poder, bribones inteligentes. La alabanza y premio al bueno y justo nunca ha estado.
Como todo el mundo ha visto estas cosas por años, la mayoría hace como que trabaja y piensa como que le pagan, le tiran al trabajo con la izquierda, no se buscan problemas, resuelven los suyos en horario laboral. Hay otros que no lo hacen, los menos, pero son los más machucados. Todos formamos parte de grupos salariales, los que trabajan, los que lo hacen menos y los que no hacen nada (estos últimos antes del triunfo se les llamaban botelleros), los 3 tipos de grupos, juntos y revueltos. Esto nunca fomentará las ganas de hacer más para ganar más; esto nunca ayudará a este país.
Solo pasa en el cooperativismo: de cada cuál su capacidad, a cada cuál su trabajo y a cada cuál su salario.
Gracias.
Todo trabajador es santo y cada productor es una raíz; y al que traiga trabajo útil y cariño, venga de tierra fría o caliente, se le ha de abrir hueco ancho, como a un árbol nuevo; pero con el pretexto del trabajo, y a la simpatía del americanismo, no han de venir a sentársenos sobre la tierra, sin dinero en la bolsa ni amistad en el corazón, los buscavidas y los ladrones. José J. Martí Pérez OC 8:36
 
 
#14 Ali 17-06-2016 15:47
triste esta historia. Mucho reclarmo a los trabajadores, que cumplan con sus horarios, que cumplan con sus trabajos. Yo jamás he tratado mal a alguien en mi trabajo e intento hacer las cosas lo mejor que puedo, pero por qué se le exige tanto al trabajador y sin embargo se le remunera tan poco??? tengo que hacerlo todo bien pero no recibo un salario que me alcance para lo más necesario en la vida, me parece muy injusto que yo tenga que seguir trabajando y cumpliendo si a mi no me estimulan con lo más mínimo, no tienen en cuenta mis derechos como trabajador, solo mis deberes.
La gente no trabaja porque no se les paga, esa es la única verdad, no se puede reclamar tanto a los trabajadores estatales que no tienen lo necesario para vivir con sus deprimidísimos salarios, basta ya de explotación, así lo veo yo y espero sinceramente que me publiquen
 
 
#13 coco 17-06-2016 15:34
Creo que a estas alturas hay muchos que aún no se percatan de que el principio socialista de distribución lleva una tilde que le da el significado correcto para una mejor interpretación y aplicación (si esto pudiera llegar a ser posible)"Dé (del verbo DAR, ENTREGAR) cada cual según su capacidad y cada cual recibirá según sea capaz de TRABAJAR", no de asistir a un centro laboral a estar sin hacer o aprovechando este tiempo en resolver cuestiones personales al amparo de las diferentes posibilidades de cada puesto laboral que se ocupe (si se tiene un carro es muchisísísímo mejor), es cierto que se debe motivar primero para exigir después, poner cascabel a ese gato va a ser difícil, en nuestro caso en particular hemos visto muchas promesas de mejoras y a la hora de cumplirlas siempre hay un "responsable" que no se conoce quién es que descubrió un coeficiente infinitesimal, ultragaláctico, de ponderación elevadísima que hace real el descontento,la apatía y la desmotivación en los de a pie, es un tema de muchas aristas para tratar en pocos comentarios, por lo pronto trato de quedar bien con mi conciencia y en lo que respecta a mis compromisos con el centro laboral trato de cumplirlos, ojalá y el resto de los trabajadores lo hagan.
 
 
#12 qbaneando.cubava.cu 17-06-2016 15:24
yo creo que; el propia deficinecia en cuanto salarios o reconimiento salarial así como los propios devenidos errores adminitrativos dados y sustentados por la meritocracia, amiguismo etc posibilitan esta realidad, puesto que ello lo permiten quienes no tienen a nadie que les exija por el debido cumplimiento... en fin esto es otro error d eneustros sitema socioeconomico! pero todos debemos igualmente debatir sobre como el denominado proceso de “actualización” parece o pretende esconder el aumento el alargamiento de la jornada laboral (que nos pocas veces va de 8AM hasta 6PM, según entrevistados por los propios medios…)-entre otras perdidas- tras los supuestos y muy promocionados “aumentos salariales”.Es decir, el “socialismo sustentable” y los beneficios materiales que este nos donan, parecen estar sujetos a; no pocas y nuevas desventajas...
 
 
#11 hades 17-06-2016 15:12
Se me quedaba y me disculpo, no veamos tanto lo de la jornada laboral miremos que si en 4horas soy eficiente, págame, después de ahí, estoy incurriendo en gastos, si no tengo nada que hacer y tengo una PC que hago Jugar, eso es por defecto
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar