martes, 18 septiembre 2018, 13:10
Jueves, 02 Junio 2016 21:54

EN CARTELERA: ¿Qué es lo permitido?

Escrito por  Yoel Almaguer de Armas, para CubaSí
Valora este artículo
(2 votos)
EN CARTELERA: ¿Qué es lo permitido? FOTO: BUBY

El grupo Teatro Punto Azul presenta la obra Nadar en Seco, una puesta con maneras discursivas exigentes para varios públicos. Se presenta en el Festival de las Artes.

Una muchacha vestida de carmelita está en medio el escenario cuando el público llega a la pequeña sala del teatro Bertolh Brecht. Una sala acomodada con dos telones negros en los laterales y uno blanco en el fondo. Una escenografía para un memento que quizás sea especial.


Esa muchacha, al rato, grita. Y se va.


Nadar en Seco es una obra de acción y gestos más que de palabras,  una obra  dirigida artísticamente por Lynet Rivero Rubio.


Con esta puesta el espectador pudiera preguntarse a dónde irá el teatro cubano en un periodo de tiempo corto. ¿Se harán obras que solo entenderán los asiduos a los teatros? ¿Se harán obras para el disfrute de la familia toda?


Nadar en Seco no es una obra fácil de comprender. Aunque sí es una obra con códigos y estrategias narrativas que advierten inteligencia y búsqueda por su equipo de dirección, que también le dio prioridad al trabajo de las luces.


Nadar en Seco, o nadar sobre lo mismo, o la Isla, o las carencias y las obstinaciones, o la agonía, o la fortaleza de seguir, o la fe, o la certeza. De eso trata la noche de teatro.  


En esta puesta los actores dependen, en alguna medida, de la interacción con el espectador: la actriz que debe asesorase de un caballero de barba gris, el muchacho que refleja en el espejo el ser y el no ser de los asistentes a la salita del Brecht…


Nadar en Seco es una excelente puesta en escena.  Es una obra que prioriza la música, la gestualidad y la preparación física de sus actores, para devolverle al público algunos recuerdos y retos, alcanzados con sacrificios.


En esta puesta convergen bailarines que actúan y actores que bailan, pero no supone una exageración en ninguno de los dos casos. Los intérpretes  buscan un acomodamiento del cuerpo, testigo y protagonista de las acciones que descubren o traducen en escena a partir de experiencias. Porque Nadar en Seco es eso: aceptación o no.


Claro, cuando termina la puesta el público aplaude con reticencias.


La falta de consumo de un teatro más experimental como la propuesta de Nadar… es muy probable que traiga al receptor muchos por qué y dudas. Es difícil para los que van un día al teatro y luego lo hacen pasado cierto tiempo, puedan aplaudir alegremente esta obra, en la que converge actuación, danza, audiovisual y música.


Nadar en Seco es una obra que el público no ve por segunda vez. Pero sí es una puesta interesante por los resortes estéticos que emplea para trasmitir mensajes. Yo diría que es Nadar en Seco es de las obras más inteligentes representadas en Cuba en los últimos largos años, por su tono dramatúrgico, por su guion metafórico y raro en ocasiones, por sus actuaciones y por la forma de capturar mentalmente y no emocionalmente, a los asistente a la sala.


Es destacado aquí la versatilidad de los actores en escena, cada uno con la oportunidad de lucirse, unos más libres que otros para la improvisación. Pero todo ellos dieron idea de trabajo anticipado en colectivo  e interés por impresionar, a pesar de la modestia reflejada.


Nadar… habla del arte como estrategia para el fin, de los deseos por y de los deseos para, de la Patria también, y de los sentimientos individuales llevados a las acciones.


Nadar… es una justificación, otra, para calar en lo espiritual como resultado de una culpa nacional. Es un resultado generacional que termina con el aplauso para Teatro Punto Azul, por las reflexiones.  Y la sonrisa agradecida para la actriz Yaite Ruiz Pupo, por su estilo y sutileza, por el sudor en la escena y la facilidad de rodar en el tabloncillo, por la forma de mirar a su espectador mudo y por lo enfático de su interpretación.


Entonces: que no acaben los aplausos

Visto 1860 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar