jueves, 15 noviembre 2018, 08:15
Jueves, 02 Junio 2016 23:49

MIRAR(NOS): La asexualidad, espacio para un amor limpísimo

Escrito por  Liz Martínez Vivero/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(8 votos)

En el complejo mundo de la sexualidad no todo está escrito...

«El amor es un misterio. Todo en él son fenómenos a cuál más inexplicable, todo en él es ilógico, todo en él es vaguedad y absurdo».

Gustavo Adolfo Bécquer

 

 

En el complejo mundo de la sexualidad no todo está escrito. A mi juicio porque cada persona es un mundo, si bien no una isla, y los comportamientos difieren dependiendo de contextos y situaciones en específico.

 

Uno de los tópicos más controvertidos resulta el de la orientación sexual. Explicaciones biológicas, científicas y sociales son puestas sobre el tamiz cada vez que sale a relucir. Entre las variantes menos conocidas de la sexualidad humana se encuentra la asexualidad.

 

Los estudios al respecto son recientes, hasta la década del 70 el término se asociaba a las personas que, por alguna razón, presentaban una malformación genital que impedía la consumación del acto sexual. Hoy en día, existe un consenso general de que una persona asexual es aquella que no siente atracción sexual hacia ninguna otra, aunque esté físicamente capacitada para ello, lo cual según algunos estudios, es aplicable a alrededor del 5% de la población mundial.

 

Estudios corroboran que las causas tienen un origen endocrino, mientras que otros señalan una predisposición genética causada por la ausencia de los componentes libidinales que llevan a la persona a sentir el deseo sexual. Sin embargo, no pocos aseguran que su origen es absolutamente psicológico, sin relacionarse con una enfermedad o trastorno.

 

Contrario a lo que se piensa las personas asexuales si entienden las relaciones, la excitación y la atracción física hacia los demás. Algunos corroboran que lo son en el momento cuando viven sus primeras experiencias. Ellos no son seres de otra galaxia ni enfermos, simplemente encuentran su clímax estando solas y en su propia intimidad.

 

Muchos otros sí gustan de establecer relaciones amorosas e incluso llegan a tener una pareja estable con la que comparten la vida desde un punto de vista romántico, sin que medie en estos casos el deseo sexual. Suelen llamarlos “homorrománticos”, “birrománticos” o “heterorrománticos”, en dependencia del o los géneros por el que sientan este deseo.

 

Ahora, pensando para escribir me está pareciendo que es muy transparente eso de amar sin necesidad de una atracción física. Sí, muy importante que exista y prevalezca pero más lindo sería el universo si las cosas fueran tan simples.

 

Que también se siente uno gratificado cuando sabe que su mera presencia física “afecta” de buen agrado la tranquilidad emocional del otro. Que deviene incentivo para levantarnos cada mañana, arreglarnos y busca encantar con un gesto y hasta con un nuevo corte de cabello.

 

Porque todo en el enamoramiento es lindo, de la forma y con el cristal que se mire. Si se mira con amor está garantizado el terrible pero agradable bloqueo de sentidos y el destello de luz que disloca y entumece todas las fibras del cuerpo que habitamos.

Visto 4146 veces Modificado por última vez en Viernes, 03 Junio 2016 10:24

Comentarios  

 
#8 chicho 06-06-2016 07:56
Angel, puede que yo no domine mucho el tema que se describe, pero de matemáticas algo conozco y el 5 % de 11 millones es 550 000 en cualquier país. Tú sacaste tan solo el 1 %... Bueno, en mi comentario anterior no quise herir a nadie cuando dige que compadezco a esas personas y ruego que me perdonen, pero el hecho de que no necesiten nuestro consuelo y sean personas adorables no quita mi sentimiento hacia esa dificultad...
 
 
#7 Abby 05-06-2016 11:23
Para Borracho: Sigue viendo el fútbol antes de escribir un comentario tan absurdo y ofensivo.
 
 
#6 El Analista Justicie 05-06-2016 09:43
Si no hay inclinación alguna entre ellas las sexuales, espera con calma que ya aparecerá su vocación, así me ocurrió con un brillante compañero, no gustaba del deporte, del baile, de la música, de las mujeres aunque tuvo para cumplir algunas bellas novias, en fin nunca llegamos a saber cuál era su debilidad o su inclinación, era ejemplar, Secretario de la FEEN en la Escuela Técnica, secretario de la UJC y del núcleo del PCC, hasta un dia, entonces supimos los que mucho lo queriamos que era homosexual.
 
 
#5 ANGEL desde 100Fuego 04-06-2016 12:48
para Chicho, rectifica la matemática, serian mas o menos 111 000 personas de tener un comportamiento similar en este país, no te precupes con el medio millón y de verdad que NO hay que tener lastima, este mundo es así de diverso
 
 
#4 Borracho 04-06-2016 08:24
que lastima me dan con esas personas que son así aunque no creo realmente que existan tal vez le gusten los animales y no los seres humanos aunque realmente lo dudo, no lo creo, es que ya no saben de que escribir, mejor veo el futbol por TV Cubana, ganó Colombia!!!
 
 
#3 AlinaR 03-06-2016 15:33
Chicho te puedo decir que tengo una sobrina que es asexual(es una muchacha fisicamente y emocionalmente normal o común) por lo que este artículo me gustó y como dice Chicho no compadezcas pues te puedo decir que el caso de mi sobrina es una excelente ser humano que ha dedicado toda su vida en ser buena en sus estudios y después su profesión (hoy licenciada en historia del arte) muy preocupada por sus amistades y familia y todo lo que le rodea y que tiene una vida ocupada en tantas actividades que es en ellas donde vuelca todo su amor y energía, por tanto sí claro que somos diversos lo que hay que aceptar la diferencia siempre como educación y respeto...
 
 
#2 lester 03-06-2016 14:55
Chicho

Yo soy asexual y no necesito tu lastima. Lo unico que se puede rescatar de tu comentario es cuando dices que este mundo es muy diverso...
 
 
#1 chicho 03-06-2016 10:32
Si el dato que se ofrece es real (5% de la población), entonces este problema adquiere matices casi epidémicos, pues en Cuba serían más de medio millón de personas que lo padecen... me parece algo exagerado este número... me resulta difícil imaginar cómo viven estas personas que no experimentan ese deseo, que de solo sentirlo nos mueve hacia un estado emocional placentero... No conozco ningún caso particular (Tal vez lo ocultan), pero compadezco a estas personas, que deben buscar entre el resto de las cosas de este diverso mundo, algo para llenar ese vacio...
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar