lunes, 21 mayo 2018, 10:57
Viernes, 23 Marzo 2012 15:40

Para los negros de EEUU "se clama justicia cuando llegan las cámaras"

Escrito por  AFP
Valora este artículo
(0 votos)
"Casos como el de Trayvon Martin pasan todo el tiempo en nuestra comunidad, sobre todo aquí en el sur de Estados Unidos, y la gente clama justicia solo cuando llegan las cámaras"

 

"Para nosotros los afroamericanos se clama justicia cuando llegan las cámaras", lamenta Damian Hidggerson en Sanford, la pequeña ciudad de Florida donde el homicidio impune de un adolescente negro desarmado hunde en la frustración a esta comunidad en Estados Unidos.

"Casos como estos pasan todo el tiempo en nuestra comunidad, sobre todo aquí en el sur de Estados Unidos, y la gente clama justicia solo cuando llegan las cámaras", recalcó frustrado Hidggerson, un hombre de 50 años que vive en Orlando y que viajó 20 minutos hasta Sanford para poner pancartas rabiosas por la muerte de Trayvon Martin.

"Trayvon no es más que otro joven negro sospechoso de delinquir por ser negro", dijo con los ojos rojos entre lágrimas e ira.

La frustración de Hidggerson es el reflejo del sentir de los afroamericanos que han llegado a esta pequeña ciudad del centro de Florida, 400 km al norte de Miami, y de las miles de personas que han marchado en los últimos días en al menos 10 ciudades de Estados Unidos pidiendo justicia.

La decepción es generalizada sobre la actuación de las autoridades ante el homicidio de Martin a manos de un vigilante voluntario, vecino de una casa que frecuentaba el padre de la víctima en una comunidad cerrada de Sanford.

El hecho sucedió el 26 de febrero y la policía local ni acusó ni arrestó a George Zimmerman, de 28 años, autor de los disparos, quien al alegar que lo hizo en defensa propia queda amparado una permisiva ley estatal sobre el uso de armas de fuego.

El jueves, una manifestación para reclamar una investigación convocó unas 20.000 personas en el centro de esta ciudad sureña. La gran mayoría de los negros en el lugar dijeron estar convencidos de que el factor racial fue determinante para disparar contra un joven desarmado que caminaba encapuchado porque llovía y que ello también influyó la reacción policial.

Pero si la protesta del jueves dejó algo en evidencia, es que que el tema racial divide a la sociedad de forma muy profunda: muy pocos blancos asistieron a este evento colectivo y no hubo ni un solo líder religioso blanco entre los oradores de iglesias y organizaciones afroamericanas que subieron a la tarima a expresar rabia, a reclamar investigación, lucha y justicia.

"Yo sé que no nos damos cuenta, porque tenemos que reconocer que no tenemos el mismo tipo de problemas, de relación con la policía", dijo a la AFP John Miller, un joven de 25 años, que llegó desde Orlando con amigos latinos y negros.

"La policía encontró a este vigilante voluntario George Zimmerman al lado del cadáver de Trayvon y le creyeron de inmediato que se defendió de un ataque", se quejó Tracy Means, una habitante de los alrededores donde sucedió el incidente.

"La policía no le hizo un test de droga ni de alcohol al autor de los disparos ¿Acaso crees que eso hubiera pasado a un niño blanco? ¿Acaso crees que en tú país lo hacen así?", increpó indignada Means a dos periodistas extranjeros, entre los cientos de medios que llegaron a cubrir este caso que tocó la herida más abierta de la sociedad estadounidense.

Para Diane Culmin, una médica retirada de 62 años, "es vergonzoso que todavía tengamos que salir a las calles a reclamar justicia cuando nos matan a nuestros hijos con completa impunidad", dijo a la AFP, como tantos otros, lagrimeando mientras miraba a la multitud pidiendo justicia.

"¿Hasta cuándo vamos a seguir convocando marchas para que estos casos no le sucedan a nuestros nietos?", agregó.

El presidente Barack Obama expresó su consternación por este caso el viernes y visiblemente emocionado dijo: "Si yo tuviera un hijo se parecería a Trayvon".

"Todos tenemos que hacer un examen de conciencia para comprender cómo puede suceder una cosa así y eso significa examinar la legislación y el contexto en el que ocurrió", recalcó el primer presidente negro de Estados Unidos.

"Obama sabe muy bien lo que pasó aquí, todos hemos levantado las mismas sospechas que levantó Trayvon; desde que eres adolescente, si eres negro, sabes que vas a asustar si caminas solo, o si te acercas a pedir una dirección", lamentó Jeoffrey Williams.

Este administrador de tiendas, negro, de 45 años, comentaba el mensaje del presidente Obama en un restaurante de comida rápida repleto de televisores que mostraban la marcha de ayer en este pueblo costero donde sus 53.570 habitantes viven entre esos paisajes apacibles donde siempre se sospecha que nunca pasa nada.

Visto 2394 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar