lunes, 24 septiembre 2018, 19:04
Lunes, 23 Mayo 2016 06:40

Ucrania: La otra invasión

Escrito por  Arnaldo Musa, especial de CubaSí
Valora este artículo
(0 votos)

En lo que concierne a Ucrania, se destaca la rápida extranjerización de sus terrenos, debido a la no costosa venta a entidades internacionales.



Luego que nazis, anticomunistas y otros reaccionarios tomaran el poder en Ucrania, bombardearan inmisericordemente zonas que no se han plegado a su mandato  y abrieran las puertas para que tropas norteamericanas y de sus socios de la Organización del Tratado del Atlántico Norte se acercaran a la frontera con Rusia, se produjo una nueva invasión, tan amenazante como la anterior, y que está liderada por la multinacional Monsanto, que ha aumentado sus inversiones para superar a sus competidoras Cargill y DuPont.


Como se recordará, Monsanto y Cargill están presentes en la destrucción del medio ambiente en Paraguay y la primera es tristemente famosa por su contribución para defoliar y deformar y matar seres humanos mediante enfermedades como el cáncer en Vietnam, acción que continúa presente y sin que Estados Unidos se disculpe y pague compensación  alguna a las víctimas locales.

En lo que concierne a Ucrania, se destaca la rápida extranjerización de sus terrenos, debido a la no costosa venta a entidades internacionales.

Como se ve, en el capitalismo los nuevos propietarios son los que mandan, y ello es más lamentable en una nación como Ucrania que, a pesar de los problemas políticos creados por la ultraderecha gobernante, sigue siendo el tercer exportador mundial de maíz y el quinto de trigo, con 32 millones de hectáreas de tierras de cultivo, un tercio de la tierra productiva total de la Unión Europea.

Ya el 75% de las tierras arables están en manos privadas, principalmente de las corporaciones agroindustriales europeas y norteamericanas.

Entre ellas descuella Monsanto, con una inversión multimillonaria, aprovechando el bajo costo y la fertilidad de las tierras negras, que las convierten en lugar ideal para cultivar alimentos genéticamente modificados y maíz para agrocombustibles.

Las pocas empresas norteamericanas descuellan sobre unas 40 alemanas que ya están en el lugar y a nadie le importa cuanto daño puedan hacer a la humanidad.

En este contexto, hay que recurrir nuevamente a Monsanto, al que más de 30 000 médicos y expertos de salud latinoamericanos piden la prohibición de sus productos, con el argumento de la reciente confirmación que el glifosato es causante de cáncer.

Monsanto desarrollo y patentizó este herbicida de amplio espectro en 1974, y aunque su patente expiró en el 2000, sigue siendo utilizado como ahora en Ucrania, sin que a las autoridades les importe.

Visto 1156 veces

Comentarios  

 
#1 edo 23-05-2016 10:24
eso es verdaderamente un crimen, quien ha estudiado los efectos de los alimentos genéticamente modificados sabe lo peligrosos que son, si monsanto satura el mercado con eso nadie va a estar bien a nivel global, porque lo que no entra por un lado entra por otro.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar