viernes, 14 diciembre 2018, 16:36
Miércoles, 18 Mayo 2016 06:15

Los paraguas de Cherburgo

Escrito por  Diana Castaños, especial para CubaSí
Los paraguas de Cherburgo Los paraguas de Cherburgo


Tres premios en Cannes, incluyendo la Palma de Oro. Cinco nominaciones a los Oscar en dos años diferentes (1964 y 1965). Los paraguas de Cherburgo no solo merecía todos aquellos premios sino que además supone una experiencia inolvidable y difícil de repetir.


Jacques Demy, uno de los directores franceses menos conocidos mencionados por los círculos cinéfilos (donde Godard, Resnais u otros son los nombres habituales) se atreve a contar una historia a modo de cuento y utilizando exclusivamente canciones para cada situación: no hay diálogos, todo está musicalizado. Incluso el hermoso rostro de la maravillosa Catherine Deneuve parece una composición de algún gran compositor.


El argumento del filme habla de una joven (la citada Deneuve) que está enamorada del hombre equivocado. Su madre, dueña de una tienda de paraguas, le organiza una cita con un hombre rico y la insta a que se case con él. Ella se resiste, pero la ausencia de Guy, quien se va por dos años a Argelia a cumplir su servicio militar, implica una prueba sumamente dura para la muchacha.


Es una película de tesis. Y lo que plantea es cruel, como solo pueden serlo las verdades. Los paraguas de Cherburgo tiene unos claros mensajes: no todas las historias de la vida real tienen final feliz; el azar es importante y juega caprichosamente con las personas; los sueños de juventud son frágiles y el destino ofrece segundas oportunidades, mejores o peores que las primeras.


La música contiene melodías que evocan la alegría de los enamorados y la melancolía de la separación. Ofrece canciones memorables, como Je t'attendrai (motivo central del film). La fotografía mueve la cámara con espectacularidad y se apoya en decorados de Bernard Evein, de gran fuerza visual y de un cromatismo tan irreal que no puede sino quedarse para siempre en el inconsciente del espectador.


El guión explica una historia romántica sencilla, de referencias cotidianas y provincianas. Usa numerosas elipsis, que elevan el tono del relato. La interpretación de Deneuve trasmite emoción y ternura.


Los Paraguas de Cherburgo (1964), quizás la película más famosa de Demy, y que empujó la carrera de Catherine Deneuve, debe verse vaciado de prejuicios: este es un filme innovador que supuso –y supone- una bocanada de aire fresco.


Clásico de la cinematografía de la década de los 60, Los paraguas de Cherburgo es un filme completamente cantado, como si fuera una ópera popular, y dividida en partes: la partida, la ausencia y el retorno. Sentimental historia de un primer amor con situaciones domésticas y diálogos comunes, y agridulce final; tan exquisitamente concebida y dirigida que adquirió con el tiempo categoría de película de culto.

Modificado por última vez en Martes, 31 Mayo 2016 07:32

Comentarios  

 
#3 Marta 18-05-2016 12:20
Una pelicula musical super clásica.
Diana comenta por favor Eclipse, a lo mejor en el ciclo de cine francés también la ponen
 
 
#2 LuLu 18-05-2016 11:54
Esta pelicula me encanta a pesar de que no termina muy feliz que me hizo llorara me encanto.
 
 
#1 NATIVIDAD LAINE 18-05-2016 10:00
extraordinaria película, muy bien actuada con la participación inigualable de la música de Michel Legrand. Es de esas historias de finales no tan felices y sin embargo siempre recordada como Casa Blanca.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar