jueves, 13 diciembre 2018, 11:31
Lunes, 16 Mayo 2016 05:00

Una telenovela “a la cubana”

Escrito por  Yuris Nórido
Valora este artículo
(28 votos)

Esta semana concluye Latidos compartidos, la telenovela cubana de Cubavisión. El público y la crítica parecen estar de acuerdo: ha sido una buena propuesta…

 

Ya se sabe que la telenovela cubana tiene retos que no comparten las brasileñas, las colombianas y mucho menos las mexicanas. A la telenovela cubana su público le exige, además de puro entretenimiento, un testimonio casi documental de un contexto.

 

Latidos compartidos, la teleserie que concluye esta semana en Cubavisión, ha aprobado con creces este apartado: Demostró que una telenovela nacional puede abordar con responsabilidad ciertas problemáticas sociales sin renunciar a la esencia misma del melodrama televisivo.

 

A algunos les parecerá una obviedad, pero en la concreción del género en Cuba se ha logrado ese difícil equilibrio en pocas ocasiones. En Latidos compartidos hay héroes y villanos perfectamente definidos (lo que no significa que no se vislumbren matices), se habla de los altibajos del amor (que tiene que ser el pollo del arroz con pollo de cualquier telenovela) y hay suspenso, intriga, humor enredos… pero al mismo tiempo se consolida una mirada intencionada, comprometida, sin banales concesiones a la realidad que se recrea.

 

Solo por el tratamiento sensible e interesante de algunos conflictos de nuestra cotidianidad, ya merecería aplausos esta propuesta de Cubavisión. Destaquemos dos tramas muy bien resueltas: primero, el conflicto de la religiosa enferma y su familia.

 

¡Con qué respeto, pero al mismo tiempo, con cuánta hondura se ha abordado un tema particularmente escabroso! No ha habido aquí encasillamiento, ni un didactismo abrumador. Todo se recreó desde la humanidad de los personajes, sin pretender ofrecer lecciones ejemplares.

 

La otra: la relación de la pareja homosexual. Latidos compartidos no se ha conformado con la búsqueda de la aceptación o la tolerancia, sino que ha ido más allá, y en ese sentido es prácticamente pionera: ha tratado también los conflictos de la pareja, independientemente de su orientación.

 

Son solo dos temas, pero el abanico es amplio: la corrupción, la inmigración interna y externa, la prostitución, la muerte, las relaciones filiales…

 

Alguien dirá que la zambullida en esos asuntos no fue demasiado profunda… pero hay que tener en cuenta las características del género. Una telenovela no es un documental, y mucho menos un ensayo sociológico.

 

Quizás el punto más débil de este entramado fue la manera en que se nos presentó su trama principal: ese triángulo entre Gabriela, Darío y Pedro Pablo se desdibujó más de una vez ante el empuje de otras tramas y en ocasiones funcionó, simplemente, como ente conector, más que como columna vertebral.

 

El resultado es una historia coral, que al principio prometía no serlo.

 

El personaje de Miguelito pareció en ocasiones fuera de tono, y no por incapacidad del actor, sino más bien por un problema de dirección. Ojo, no se trata de restar importancia al humor en la trama (Luz Marina es un ejemplo de personaje bien concebido y mejor defendido); la cosa está en no romper el pacto ficcional con el público: Miguelito fue más un personaje de farsa que de melodrama.

 

Más luces que sombras

 

Pero hasta el sol tiene manchas. Y lo cierto es que Latidos compartidos tiene más luces que sombras. La puesta en pantalla es un ejemplo. No vamos a decir que estuvo a la altura de los estándares brasileños, pero sí está claro que hay una dignidad formal que no es precisamente la pauta de nuestro dramatizado en televisión.

 

La fotografía se permite guiños y puntos de vista que tienen mucho que ver con la estética más moderna del folletín y que trascienden la gris funcionalidad a la que estamos acostumbrados.

 

Igual podría decirse de la edición y la ambientación de los espacios (hay que decirlo: antes que usar decorados chapuceros e inverosímiles en estudios, mejor salir a la calle). Y también el sonido, que tuvo incluso el reto de que toda la telenovela fue grabada en exteriores. Así y todo el resultado fue plausible.

 

Otro punto fuerte: el elenco. No todo el mundo está a la altura, pero casi todo el mundo sí. Hay que destacar sobre todo a esa hornada de jovencísimos actores, muchos de ellos sin experiencia previa en la televisión. Satisface mucho ver a intérpretes con la edad de los personajes que encarnan (eso es algo que las últimas telenovelas han ido resolviendo) y satisface mucho más comprobar que tienen credenciales suficientes para asumir esos personajes.

 

En definitiva, Latidos Compartidos es la mejor telenovela cubana de los últimos años, aunque está afirmación suene demasiado absoluta. Es un paso adelante, en un panorama en el que de cuando en cuando vivimos francos retrocesos…

Visto 13906 veces Modificado por última vez en Lunes, 23 Mayo 2016 08:00

Comentarios  

 
#33 Ledyan Suarez Badia 19-05-2016 15:29
Creo al igual que la mayoria de los televidentes que hemos seguido la telenovela que ha sido de las mejores en los ultimos años, al punto que he escuchado que alcanzo los niveles de teleaudiencia de la brasileña, en verdad las actuaciones de la mayoria del elenco fue muy buena, sobretodo la de los actores noveles, para mi el actor que interpreto al muchacho insoportable y desobediente hijo del gerente lo hizo muy creible al punto que me dan deseos de machucarlo, arianna con luz marina magistral, el de menos brillo creo que fue el de maikel junior, se vio muy superficial, pero bueno eso no hizo que le quitara el merito a la telenovela FELICIDADES a todos.
 
 
#32 FULLHAUSE 19-05-2016 14:37
Creo y comparto al 100 por c iento el escrito en el portal por la periodista, y no se porque critican tanto a dario y a la gabriela, su forma de desarrollar el personaje si me gusto y me lo crei, el que si no soportaba era el del papa de Dario,
 
 
#31 Alian 19-05-2016 10:26
La novela hacido una buena propuesta para la familia cubana.
 
 
#30 Grisell 18-05-2016 10:54
Mi opinión sobre la telenovela cubana es la siguiente:

Actuaciones de respeto y categoría las de Arianna en el papel de Luz Marina, Jorge Martínez y Fernando Echemendía

Actuaciones pésimas las de Maykel Junior, la religiosa, Darío (él es muy buen actor; pero en esta novela el personaje no le ha quedado bien), Gabriela fatal y el resto nada significativo
 
 
#29 daniel serrano 18-05-2016 10:42
Yo no creo que haya sido tan buena como dice la periodista, la trama me pareció bastante incoherente al igual que la forma en que se unían las historias y los tres protagónicos (el médico tieso, la abogada con cara de amargura perenne y Maikel Yunior) pésimos, actores que no comunican nada, planos todo el tiempo. Da pena ver actores como el premio nacional de teatro Pancho García (el padre del médico)en un papel sin importancia. Para mí las mejores actuaciones fueron Milton García (el loquito hijo de Omaida) y Manuel Porto, que con solo abrir los ojos eclipsaba al resto, aunque saliera un segundo. También promete mucho la actriz nueva que hizo de Angélica, la jinetera.
 
 
#28 Daniel Naite 18-05-2016 08:56
El tempo ritmo es muy lento, las escenas se caen, no existe un empaste en los diálogos por ende esto contribuye a las malas actuaciones, si volteamos a espalda del televisor y escuchamos atentamente los diálogos… Nos da la impresión de una lectura de mesa para una obra teatral…Está claro que no tenemos medios tecnológicos para ponernos a la altura de las novelas extranjeras…Al menos tomemos como arma la calidad actoral y dramatúrgica para lograr un producto de buena calidad…saludos .
 
 
#27 Any 18-05-2016 06:50
Bueno que decir de la novela cubana, hace unos días escribi un comentario sobre la novela imperio, donde la criticaban mucho, ahora digo es mejor ese producto cubano que el brasileño, para nada, no hay comparación si se han hecho novelas muy buenas en nuestra televisión, pero no critiquemos lo que no podemos superar. La novela Latidos Compartidos,tie ne muchos puntos de vista que nos interesan como sociedad actual, pero, los personajes principales Dario y gabriela, trabajaron mal , la ultima, no me agrado en lo absoluto irreal, una cara de amargada sobreactuada toda la novela, que cansaba el solo hecho de verla, Maikel yunior , mas o menos, los guajiros me gustan son toques de humor, muchas veces sin sentido , pero que entretienen,la testigo de jehova, valla no me gusto para nada,la ex de Dario en las mismas, mal trabajo como si las cosas fueran irreal,los otros actores si defendieron su papel, muy bien.la trama interesantes con muchos matices irreales, pero que entretetiene ese es el objetivo, pero lo que me molesta es las criticas de sobremanera a productos extranjeros, quecumplen muchos requisitos que nosotros pasamos por alto ,tengan en cuenta esas cosas
 
 
#26 Anais 17-05-2016 15:50
¿Por qué no publican los comentarios adversos? Para mi la novela fue fatal.
Ayer dos compañeras de trabajo enviaron sus comentarios que coinciden con los míos y no los han publicado. ¿Por qué solamente se publican los comentarios triunfalistas?? ?
 
 
#25 Diony CAV 17-05-2016 13:41
Esta telenovela es una de la mejores que han presentado en la TV, muy cuidadosa a la hora de tocar temas que para muchos son un tabuu e incluso no se les puede mencionar, para mi 150 puntos para su director, asistentes y demas, e incluso a sus elenco que es de lujo, FELICIDADES
 
 
#24 Betty 17-05-2016 13:11
A mí me encantó la telenovela, al punto que no salgo de la casa los días que la transmiten, buenas actuaciones, me encantó la de Mauricio, a Miguelito lo vi actuando en el teatro Bertold Brecht y lo admiro desde entonces, me gusta su personaje, y todos en general. Los personajes de Gabriela y Darío son los que menos me gustaron, no me fueron muy creíbles. En geneeral felicito al colectivo, y comparada con Imperio es mucho mejor propuesta, la brasileña me da sueño.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar