lunes, 12 noviembre 2018, 21:23
Viernes, 13 Mayo 2016 05:00

Cuba: No deshacerla en menudos pedazos

Escrito por  Vladia Rubio / CubaSí
Valora este artículo
(20 votos)

¿Hasta dónde resemantizar símbolos como la bandera nacional y recomponer memorias?


No tengo nada en contra de la resemantización de símbolos, como esgrimía un amigo tratando de defender lo ocurrido, pero de ahí a que un grupo de bailadoras, ¿coristas?, no sé, ataviadas con una especie de trusas que remedan la bandera cubana y meneando la cola con las cinco franjas reciban al primer crucero norteamericano que llega a Cuba, ya es otra cosa.

 

Ocurrió al comenzar este mes, pero no por eso ha perdido ni perderá vigencia el asunto porque seguimos izando la enseña nacional cada mañana en escuelas, centros de trabajo, instituciones… y apenas hace unos días la doctora Graziella Pogolotti comentaba al respecto que “la batalla contemporánea por la supervivencia de las naciones se libra en el terreno de la cultura otra, la que entra por los poros, por las distintas vías de comunicación masiva. Es la que interviene directamente en la vida cotidiana, fabrica sueños, favorece la evasión e inhibe el ejercicio del pensar (…) la cultura nutre el imaginario popular y cristaliza en los símbolos sagrados de la patria”.

 

Ese espectáculo de menudos pedazos, remedos de banderas, agitándose rítmicamente junto a la música, paradójicamente aconteció en vísperas de la trigésimo sexta Feria Internacional de Turismo FITCUBA 2016.

 

O sea, un día después y justo frente al escenario de cruceristas y bailadoras, los debates de ese encuentro internacional, que contó con la presencia del ministro cubano de Turismo, se desplegaban en torno al tema cultura y patrimonio. Obviamente, la cultura trasciende lo artístico y literario, de ahí que también sea un hecho cultural el arribo del crucero y la coreografía que le recibió.

 

Es sabido que los símbolos cambian de significado por tratarse de objetos materiales que representan ideas abstractas, al decir de Humberto Eco, y al evolucionar las ideas, pues evolucionan sus expresiones. Pero, ¿hasta dónde pueden resignificarse símbolos de connotación sagrada como una bandera?

 

El estudioso y profesor italiano de Semiótica, radicado en Argentina, Victorino Zecchetto, razonaba en su artículo “El persistente impulso a resemantizar” sobre  cómo “La resemantización en el fondo, es eso, el proceso de hacerle recomposiciones a la memoria, a las versiones de la existencia, aún sabiendo que probablemente no logremos modificarla mucho, porque intuimos que el significado de su eje de fondo, permanecerá el mismo. Y en ese punto se acaba la resemantización y empieza la interpretación”.

 alt

No digo que las banderas nacionales deban permanecer bajo fanales. Hay naciones que han incorporado la suya a prendas de vestir, calzados y artículos para el hogar, entre otros. Y no hay por qué dudar del sentido de pertenencia y orgullo patrio de sus ciudadanos. A partir de esos sentimientos, y como tendencia bien manejado, es extraño, por ejemplo,  consumir audiovisuales de esos países donde valores como el heroísmo, la valentía, la fuerza, la destreza, no vayan asociados a la imagen, a veces en tercer o cuarto plano, pero siempre presente, de la enseña patria. Desde películas hasta comerciales.

 

Sería bueno ver la bandera cubana en gorras, pulóveres, mochilas; que cada quien tuviera la posibilidad de adquirir una bandera y colgarla cuando quisiera, cuando los sentimientos le motivaran, a la entrada o en el balcón de su casa.

 

Pero me aterra que “recomposiciones a la memoria” como el mencionado vestuario de las bailadoras acaben por desdibujar acontecimientos y connotaciones esenciales para la nación. Y es que, además de las más reiteradas en aulas, textos y discursos, la bandera cubana somos todos, más allá incluso de posturas políticas o ideológicas. Somos todos y nos debemos respeto.

 

En las cinco franjas, el triángulo y la estrella ondean no solo los rostros de Martí, Céspedes, Perucho y tantas figuras de las gestas independentistas. También asoma entre el blanco, el rojo y el azul el cubano de a pie cuya heroicidad es la cotidiana y anónima; el que optó por resistir y el que no, el vanguardia y el vago, el decente, el corrupto; el oportuno y el oportunista; “el que roba comida y después da la vida”, como cantara Silvio.

 

Está muy bien que Cuba se abra al mundo (de hecho siempre estuvo abierta) y que el mundo se abra a Cuba, pero siempre desde el respeto a sí mismo y al otro. Martí lo dijo mejor que nadie: “O la república tiene por base el carácter entero de cada uno de sus hijos, el hábito de trabajar con sus manos y pensar por sí propio, el ejercicio íntegro de sí y el respeto, como de honor de familia, al ejercicio íntegro de los demás; la pasión, en fin, por el decoro del hombre, ─o la república no vale una lágrima de nuestras mujeres ni una sola gota de sangre de nuestros bravos”.

Visto 7472 veces

Comentarios  

 
#42 Lisa B 10-08-2016 11:50
el problema no es que se haya usado la bandera para el vestuario de estas bailarinas, que además de seguro estan bailando un ritmo muy típico que ostenta cubanía (que a mi no me gusta para nada pero bueno, eso es aparte. Aqui la situacion es que esos trajes no pueden ser más horteros, pero sssuper horteros, y si el traje fuera de flores tambien pues pobres plantas que culpa tienen, bueno disculpen estaba dando un poco de chucho, pero es verdad jjj
 
 
#41 Me Dicen Cuba 10-08-2016 10:53
Que cubano no le gustaria lucir Gallardamente un pollover u otra prenda de vestir con la Bandera de Nuestro País, simbolos Patrios o Heroes (sin Politizar) solo como orgullo y muestra de nuestro patriotismo cubanisimo de diferentes formas.... Pero saben ustedes cuanto costaria a un cubano de a Pie que somos los que mas nos identificamos con nuestra patria y los ideales que nos han inculcado la revolucion No lo se Pero si se que en ARTEX y otros centros Turisticos se Venden en CUC y el Precio Caliente..., entonces para quien son para los que vinieron de afuera con CUC que no conocen o conocen poco de nuestra Historia, o para los 11 millones de cubanos que la estamos escribiendo????....
Reflexionemos
Son Para Uso Comercial de las Instituciones del Turismos o para que solo los den a determinadas personas en actos publicos y Politicos.
Yo Como Havana de Primera Me siento cubano y Orgulloso de vivir en Cuba...
 
 
#40 Victor 01-06-2016 12:27
Soy del criterio, que me inculcaron desde mi niñez, que los simbolos patrios son sagrados, y en el caso de los nuestros, costaron muchas vidas de nuestros antepasados, hay que respetarlos. No se las baderas de otros paises, pero la nuestra se forjó, como nuestro Himno Nacional en el fragor del combate contra el Colonialismo español, aquellos MAMBISES, a su sombra juraron la libertad que nosotros estamos disfrutando. En la Seudorepublica, habían legislaciones para el uso de los simbolos patrios, su respeto y su honra. creo que en estos momentos debemos, hacerle el honor que se merece y no utilizarlos como prendas de vestir y otras cosas. Recuerden que los jovenes norteamericanos , cuando la guerra del Vietnam, que no querían la misma, hasta quemaban su bandera, como señal de rebeldía, en estos momentos, el la Zona de Gaza, los paletinos queman la bandera sionista, a fin de ofenderlos. A modo de recordatorio, no todas las banderas e himnos de otros paises tiene la historia de la nuestra. así que lo que debemos de dejarnos de mercantilismo barato, propio del sistema capitalista y HONREMOS NUESTROS SIMBOLOS PATRIOS.
 
 
#39 r@f@ 18-05-2016 12:12
a ver, para los fundamentalista s, arcaícos y retrógrados, lean el artículo sobre el raly de lanchas rápidas que terminó en la marina, hay una foto donde se ve un hombre con una camisa donde una de sus mangas está expuesta explícitamenbte nuestra bandera ¿cuál es al diferencia entre esta y la de las bailarinas? ¡¡¡ninguna!!!
 
 
#38 Duchamp 17-05-2016 10:45
Con tantos buenos publicistas que hay en Cuba, para permitirse alguien esa disparatada aplicación del símbolo nacional.
 
 
#37 r@f@ 17-05-2016 10:31
¡señores por favor! nuestros simbolos patrios nos identifican ante el mundo, pero aquí, como alguién dijo, o no llegamos o nos pasamos, el hecho es que a tiempo atrás se endiozó la bandera, como lo decía el comentario #36, la ensenña nacional sigue siendo la misma, pero ¿hay necesidad de llegar a esos extremos? se critica a esas bailarinas y a sus autores cuando a veces, como lo expuse en el poema, estan en lugares públicos izadas de noche y de día, cogiendo lluvia, sol y sereno, y hay montones de lugares que hablan por sí solos, entonces ¿de qué estamos hablando? estoy a favor de cambiar la constitución en ese aspecto, ¿por que no he de tener una mi casa? portarla en una prenda de vestir o formando pate de mi vestuario. No veo ninguna falta de respeto lo que choca es la mentalidad en la que fuimos educados antes endiozandos los atributos patrios o llegando al extremo, pero la realidad es otra y una cosa no tiene nada ver con la otra.
 
 
#36 lula 16-05-2016 10:22
Recuerdo que de pequeña en la escuela y en mi casa nos enseñaron a amar la bandera, no podía tocar el piso, pq había que quemarla, era algo sagrado, si escuchábamos el himno había que detenerse y esperar a que terminara, había que respetarlo. Esto he tratado de transmitirlo a mis hijos, pero me miran como "bicho raro", la indolencia y el irrespeto social nos envuelve. Aplaudo al periodista que aborda este tema, pero debemos pensar en serio en las nuevas generaciones que estamos formando y tomar acciones concretas al respecto
 
 
#35 Marga 16-05-2016 08:44
¿Y donde estaban los funcionarios del MNCULT y del MINTUR que permitieron eso? ¿"Salio por el techo" el Director Artistico del espectaculo? Si no fue asi, ¿de que estamos hablando?...
 
 
#34 Robert 16-05-2016 08:43
Chicho, compadre... qué nivel el tuyo
 
 
#33 r@f@ 16-05-2016 07:42
"Mi bandera"

¡Oh, Bandera!¡Mi Bandera!
¡Cómo quieren callar tu belleza!
¿A qué le temen los necios,
los fundamentalista ?
Aquellos que prefieren
verte rígida en un asta
en ocaciones carente de belleza
y a veces en total abandono
donde pasas calor, frío, lluvia
o el más cruel sereno.
¿Acaso ese será su sentido de belleza?

¡Qué incautos son esos ojos!
¿Cuál es la verguenza
de verte pintada en el rostro de alguién,
cosida en una prenda de vestir
,sea cual fuese,
en cualquier ornamenta portatil,
o adoptándo la más sublime
forma?

Yo así te prefiero,
cerca de mi,
llevándote conmigo
a todos partes para decir
a voz en cuello:

"he aquí un cubano digno,
orgullozo de su tierra y de
su procedencia..."

Más creo que sería innecesario,
con mostrarte sería más que suficiente.

Quiero tenerte cerca,
lo más pegado de mi corazón
si es posible.
No te pongo a perpétuidad
en mi piel porque su color
no te dejaría verte
pero no importa,
¡te llevo en mi corazón!

Orgullozo, soy y estaré
de mostrarte sin obviar
a los cubanos que no están
¡cubanos somo todos!

No me daría pena de plasmarte
en una camisa,
un pantalón
o hasta en una trusa de playa
¿la estrella donde estaría?
¡en la parte más sobresaliente
de mi cuerpo!
Y hay del incauto,
aquel que en nombre de no sé que o portando cual razón
se atrevise a criticarme o
desgarrarte de mi,
ese seguro se llevara, por largo tiempo,
una linda estrella en su rostro.
¡Oh Bandera! ¡Mi Bandera!
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar