domingo, 16 diciembre 2018, 12:02
Martes, 10 Mayo 2016 20:38

Aprecian invenciones cubanas y su propiedad intelectual

Escrito por  ACN
Valora este artículo
(2 votos)

La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) calificó hoy, en La Habana, de relevantes los resultados de instituciones cubanas en materia de innovación tecnológica, al ser merecedoras de nueve Medallas de Oro de esa organización de la ONU.


He aquí una señal inequívoca del desarrollo logrado en cuanto marcas y patentes se refiere, declaró en exclusiva a la ACN el estadounidense John Sandage, Director General Adjunto del Sector de Patentes y Tecnología de la OMPI.

Opinó que un hecho facilitador de sus avances radica en convenios de cooperación bilateral, que mantienen la Oficina Cubana de Propiedad Intelectual (OCPI) con institutos especializados, entre ellos, de Chile, México y España.

Sandage intervino este martes en el acto de apertura de un evento internacional denominado Desafíos mundiales de la Propiedad Industrial, que sesionará hasta el próximo jueves en el hotel Memories Miramar Havana.

Al hablar también en el evento, la Máster en Ciencia María de los Ángeles Sánchez Torres, Directora General de la OCPI, dijo que el asesoramiento de su centro acompaña al proceso inversionista del país, la transferencia de
tecnologías y la colaboración económica y científico-técnica.

Indicó que otra de las prioridades de la OCPI es promover la creación y desarrollo del capital humano de entidades estales u otras formas de gestión.

La más reciente Medalla de Oro de la OMPI que recibió Cuba fue en abril de 2015, cuando la obtuvo el Centro de Inmunología Molecular por su invención titulada Anticuerpos monoclonales antiCD6 para el tratamiento y
diagnóstico de la psoriasis.

En1989 fue la primera y correspondió al Instituto Finlay por la vacuna contra el Meningococo (Neisseria Meningitidis) del grupo B; y en 1999 le siguió el PPG, medicamento de múltiples usos, del Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNIC).

Un año después la ganó el Centro de Bioactivos Químicos de la Universidad Central Marta Abreu, de Las Villas, por su Biocida, producto logrado a partir de un derivado de la caña de azúcar.

Dos fueron concedidas en 2002 al CIM y al Centro Nacional de Sanidad Agropecuaria (CENSA).

El primero desarrolló una molécula capaz de mejorar los tratamientos en pacientes con tumores de origen epitelial; y el otro un método para la conservación de la leche cruda sin refrigeración, con el nombre comercial de Stabilak.

En 2006 el premio lo alcanzó el Centro de Estudios de Antígenos Sintéticos, de la Universidad de La Habana, en colaboración con la de Ottawa, por su vacuna contra el Haemophilus Influenzae Tipo B.

Dos más lograron en 2007 el CNIC y el CENSA, respectivamente, con sus invenciones del equipo para el diagnóstico rápido microbiológico (DIRAMIC), y el Surfactante pulmonar porcino (SURFACEN).

En 2011 la recibió el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología por su medicamento Heberprot-P para la atención integral a pacientes con úlcera del pie diabético, que reduce el riesgo de amputación de miembros
inferiores.

Visto 2366 veces

Comentarios  

 
#1 ALFREDO GARCIA RUBIO 11-05-2016 13:06
Si nuestra OCPI indaga profundamente en el quehacer popular de nuestras calles y barrios...... va a descubrir cantidad de cubanos...... que inventan maravillas.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar