miércoles, 24 abril 2019, 08:08
Miércoles, 27 Abril 2016 05:22

Zaida: «Los cubanos nos sentimos orgullosos de nuestros deportistas»

Escrito por  Eyleen Ríos López
Valora este artículo
(1 Voto)

La destacada creadora seleccionó a 20 conocidas atletas para recrearlas desde su arte con la muestra “Ellas subieron al podio”.

Los rostros de 20 destacadas mujeres deportistas escalan una dimensión distinta desde la magia de la artista cubana de la plástica Zaida del Río.

Así queda demostrado con “Ellas subieron al podio”, muestra que desde este viernes ocupará los salones del hotel Habana Libre como homenaje a quienes hicieron historia desde escenarios diversos.

Es la visión de una Zaida vital, admiradora del deporte, especialmente del cubano, que se acerca por primera vez a esta temática, inspirada en «la entrega, el sacrificio, la pasión, la disciplina y todas las cosas que sabemos aportar la mujer».

María Caridad Colón, Mireya Luis y Ana Fidelia Quirot son las compatriotas escogidas por la creadora, también motivada por las hazañas de la rusa Yelena Isinbayeva, la estadounidense Allyson Felix o la española Isabel Fernández.

«Es un homenaje a todas las deportistas, vivas y muertas, a mujeres que existen o existieron» dice con pasión sobre una labor que también será atracción durante la cita olímpica de Río de Janeiro, en agosto venidero.

La inglesa Charlote Cooper, primera campeona de esas lides en París 1900, la rumana Nadia Comaneci, la alemana Kornelia Ender, la mexicana Soraya Jiménez y la brasileña Maurren Higa Maggi son otras escogidas por Zaida, que buscó lo universal desde la diversidad de disciplinas y nacionalidades.

De esta inspiración, la atracción por el deporte y otras aristas de una premiada y polifacética labor la artista conversó con JIT, gracias a la gestión de una amiga común, en la sala de su hogar, rodeada de algunas de sus obras, piezas hindúes y prendas yorubas.

¿Por qué mujeres deportistas?

Tengo amigas entre ellas, y por eso comprendo muy bien como se limitan, desde parir temprano o tarde, alejarse de la familia, separarse de sus niños chiquitos para competir… Hacen grandes sacrificios desde niñas. El mundo es competitivo de por sí, incluido el arte, pero los artistas tenemos otra historia. Además creo que es el momento de aportar a otra actividad que no es propiamente la mía, y el deporte es algo de lo que me siento orgullosa, los cubanos nos sentimos orgullosos de nuestros deportistas que han puesto bien alto el nombre del país.

¿Cómo concibió el proyecto?

De pronto se me ocurrió como un homenaje, y comencé a elegir quiénes estarían. Después seleccioné sus imágenes desde internet y los cuadriculé, pero necesité parar un tiempo, para después realizar los fondos según me inspiraron... Para cada una necesité una inspiración distinta, y en total fueron casi dos años de trabajo.

¿Qué fue lo más difícil?

Decidir a las cubanas, porque, por ejemplo, tengo que confesar que amo a Driulis González, que es una de mis atletas preferidas, y además me encanta. Me gustaba su manera de combatir, su fiereza, sus gestos… Y estará en otro momento como “Mamita” Pérez.

¿Entonces podemos esperar más?

Quiero seguir haciéndolo con cubanas, poco a poco, para cada cierto tiempo homenajear al deporte, que es tan importante en nuestro país. Tanto en la cultura como en otras esferas, en el deporte hemos logrado cosas importantes.

No tengo dudas de que siempre estaré en deuda, porque cada vez hay más jóvenes con resultados, pues nuestro país está tocado por la gracia en varias aristas y una de ellas es el deporte.

Detengámonos en las incluidas esta vez…

Ana Fidelia tiene una lluvia de oro encima, ella es éxito, fortuna, un sol, es bella por dentro y por fuera. Es como si el cielo la estuviera protegiendo, y por eso compitió y ganó en circunstancias muy adversas.

Mireya es una mujer tímida y delicada, y por eso su fondo está lleno de violetas y con ella me tomé la libertad de asociarla a mis mujeres pájaros.

En la imagen de María Caridad están el cacao de Baracoa y la sencillez con que me dice “Mi hermana, yo como tú arreglo el jardín con mis manos”. Es la misma guajira que conocí en el año ’80 en un avión. Una guajira lindísima, trasparente…  

La mujer está muy presente en su obra ¿Cuánto orgullo siente por serlo?

Estoy muy contenta con eso, y mi obra es bastante autobiográfica, de ahí que la mujer pájaro soy yo. También pinto hombres, pero menos, algunos familiares, algunos amantes…

¿Ha variado su ritmo de trabajo con el paso del tiempo?

No dejo de trabajar ningún día, trabajo mucho porque es el sentido de mi vida, nací para crear. Ya crié un hijo, he ayudado a mi familia y dedico mucho tiempo a crear, no solo a pintar, sino también a escribir, cantar… Y la intensidad es mayor según pasa el tiempo, porque me exijo más y no me alcanza para todo lo que deseo hacer. Esto de las mujeres en el deporte lo estuve pensando desde hace seis años, hasta que me llegó la energía necesaria.

¿Ha imaginado cómo será exponer en plenos Juegos Olímpicos?

Soy budista y eso dice “Aquí y ahora”, por eso reconozco que ahora mismo está significando mucho, estoy realizándome, la gente está contenta, es una cosa original… Cuando esté en Río te diré…

 

Visto 1364 veces

Comentarios  

 
#1 César 27-04-2016 11:32
normal! si los deportistas españoles se dejaran la piel como los cubanos para además ganar una miseria, yo tambien estaría orgulloso de ellos... sin embargo a mi el deporte aqui (en España) me repugna y me da asco!!! por cierto, si ustedes pueden vean un documental fabuloso (sobre esto) hecho por Jordi Evole en su programa Salvados la semana pasada, se lo recomiendo!! Saludos y cariños para Cuba!!
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar