sábado, 26 mayo 2018, 00:17
Viernes, 15 Abril 2016 00:40

MIRAR(NOS): Cuando decir adiós es irreversible

Escrito por  Liz Martínez Vivero/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(6 votos)
Hace unos días, a propósito de Ana, yo comprobé que la vida no es más que una despedida.

Este adiós no maquilla un hasta luego, este nunca no esconde un ojalá…
Joaquín Sabina

 

Para su tranquilidad personal una amiga muy cercana (a quien en lo adelante llamaremos Ana) en el nuevo “modus operandi” que implementa en su nueva vida, ha prometido dejar de contar numéricamente sus encuentros sexuales.

 

Desde que estábamos en el preuniversitario d-escribía de forma exhaustiva cada una de sus peripecias de alcoba. En detalle, explicaba a los lectores las cualidades de cada uno de los compañeritos… lo que les hacía más “felices”, aquello que ponía en ellos los pelos de punta.

 

Secretamente, sin decírselo a ella, siempre sospeché que exageraba en algunos datos. Ana tenía dotes de escritora, de lejos se vislumbraba la literatura como su camino de realización personal. Tuve mis reservas, en principio, porque todas las veces eran buenas o satisfactorias o llenas de enseñanzas para poner en práctica a futuro.

 

Al principio me resultaba extraño, de aldea como soy, que una muchacha se dedicara a escribir sobre aquellas peripecias donde el componente sexual era más que un protagonista.

 

Los domingos, cuando los compañeros de aula de Santa Clara partían a sus casas hasta el lunes temprano o algunos se lanzaban a la aventura de ir a la oficina del director de internado por un pase, ella congregaba a los que quedábamos y leía en voz alta. Como es lógico esquivaba nombres, para no caer en incongruencias éticas.

 

Hace unos días, a propósito de Ana, yo comprobé que la vida no es más que una despedida. La gente toma su rumbo aunque en algún momento, irreductible momento, pensaste para tus adentros que se quedarían para siempre.

 

Por lo menos con tiempo, supe que otra de mis personas favoritas (Ana) se iba, a escribir sus historias en otras atmósferas. Hace mucho que no la veo y nunca pude decirle que era una de mis personas favoritas, ahora de nada vale este intento de despedida, tan cursi como la palabra en sí misma.

 

Y con todo el peso de la derrota, sobre mis hombros empiezan a dolerme tantas veces diciendo adiós. No espero ponerme muy melancólica, porque la melancolía ya es asunto de todos, nadie es exclusivo por ser melancólico y a mí me gusta lo sui generis, lo que se aleja de lo cotidiano, lo que no es “tostenemos”. Hoy no tengo fuerzas para exhortar a nadie, pero prefiero creer que la razón es el viernes, simplemente viernes y ya hoy no tengo fuerzas para nada muy triste.

 

Desde hace un tiempo yo sé, Ud que me lee, espera más de esta columna. Que le salve el día, que le dé un motivo para empezar el viernes con buen pie…

 

Hoy pido disculpas. Me sirvo de esta manera para despedirme de alguien que me lee en la distancia que suponen tantos y tantos cables de teléfono. Aún no ha hecho su aparición en las redes, el rito de las bienvenidas no le resulta ajeno así que aprovecho este espacio para decir adiós.

 

Visto 2522 veces Modificado por última vez en Viernes, 15 Abril 2016 09:02

Comentarios  

 
#10 NHM 30-01-2017 10:09
Hola Liz, no había leído este artículo, y créeme que estoy muy sensibilizada contigo, hay personas en nuestra vida que dejan huellas imborrables pero con el paso de los años aprendes a asimilar esas inevitables despedidas, esos vacíos que no se llenan. Recuerda que "si lloras por haber perdido el sol las lágrimas no te dejarán ver las estrellas". Hay muchas personas que quisieran establecer comunicación contigo. Te admiro mucho un abrazo
 
 
#9 Joe 19-04-2016 21:00
Viví durante 41 años un romance que pudo ser efímero, pero perduró en el tiempo con innumerables intermitencias que a veces duraron más de 12 años, pero estábamos ahí, como detenidos en el tiempo, mas un día de 2012 tuvo que terminar para siempre, pero nos dejó un hondo vacío que no se va a llenar jamás.
 
 
#8 ALFREDO GARCIA RUBIO 19-04-2016 13:10
Estimada Liz....... me identifico plenamente con usted....... aunque tengo la intuitiva certeza....... de que en algún momento usted se va a volver a encontrar con Ana........ pero cuando usted menos lo espere...... por lo cual le aconsejo, que sin desdeñar los buenos sentimientos, tampoco se obstíne con ellos........ y esta es una grata lección que he recibído, al cabo de cincuentaiocho años de vida,....... por cierto, me fascina la forma en la cual usted escribe....... me gustaría ser su amigo....... por eso..... si nunca pudiera decirle adios a su amiga Ana........ yo en cambio le dígo...... hola, soy su admirador!!!!!!
 
 
#7 AlejoGR 19-04-2016 07:38
Nada es para siempre... la vida cambia constantemente y con ella nosotros... siempre existe un momento para la despedida, por duro que sea, así como otro para la bienvenida, igual puede ser alegre... creo que lo mas importante, para aquellos que bebimos de tus letras, es que donde estés nos des señales de que aun existe para nosotros... suerte en los nuevos empeños... Gracias por habernos dado algo de ti en este tiempo...
 
 
#6 fuerza 18-04-2016 14:43
Liz, esto de irte aún pasa, es normal en nosotras los altibajos emocionales todo el tiempo pero lo de hacerlo de una manera triste no lo puedo compartir,, no te puedes poner triste por irte a hacer algo o dejar de hacerlo por tu propia decisión, porque asumiste esa actitud ante una situación,, Liz, aún las derrotas se asumen y enfrentan con la cabeza erguida, se pone el alma por delante y se empina uno, no es poesía, no es drama, es solidarización porque llevo días también muy mal por una pérdida sin regreso y no quiero a nadie en ésta situación,, quienes me tienen que levantar como tú con tus lecturas no puede estar así, no sé que te sucede pero no eres tú quien debe caerse sea lo que sea,, yo te espero día a día fuerte, bien mujer, bien bendecida por la vida,, sube la cabeza, mira adelante que la vida es mucho mas que vivir con incertidumbres y penas, si hay que claudicar que así sea pero sacude la cabeza porque eres mil veces mejor y mas valorada de lo que has creído hasta ahora. yo soy una amiga tuya y no permito que te derrotes.
 
 
#5 Zenia 18-04-2016 11:35
todavía tienes edad para despedirte y recomenzar. kilometro cero contigo. No es mi caso, estoy al perder mi matrimonio de 30 años en una despdida sin retorno y le digo adios sin dolor, sin rabia. Levantate y anda!
 
 
#4 Scorpio63 18-04-2016 10:32
Liz, cuando más asiduo estaba a tu blog te me vas, ojala medites y regreses con otro Lux, sabes que los ajedrecistas somos perseverantes y nunca desistimos por alcanzar la victoria; las derrotas por cualquier desliz nos fortalecen , nos dan experiencia y constituyen punto de partida para enfrentar nuevas metas;... recuerda que dejas una partida inconclusa y con varias variantes sin explorar, que con tu astucia y táctica te pueden conducir al éxito.. al menos eso pienso yo, que desde mi optica interpreto y descifro tus mensajes...
Mira Liz.., no te desanimes, siempre hay un mañana y la vida nos da la oportunidad para hacer las cosas bien, pero si me equivoco y hoy es todo lo que nos queda, me gustaría decirte cuanto me atrapaste con tus articulos, que nunca te olvidaré y constituyeron enseñanzas para la vida práctica y cotidiana.
"Disfruta las pequeñas cosas de la vida, un día te darás cuenta de que eran las grandes"
¿continuamos la partida?.. sl2
 
 
#3 Arquero 15-04-2016 14:53
Se va fulano, se fue mengana.... no se realmente porque nos cuesta tanto trabajo a veces decir adios y otras no tanto. Pero la suma de todas las despedidas.. es triste. Hay gentes que marcan nuestras vidas (o la adornan diria yo) con actitudes o con hechos que nosotros recordamos y ellos hasta ya lo olvidaron con los golpes del camino. Muy humano y muy lindo me gusto leer esto. Cuando oigo la bella canción que canta Angel Bonne sobre los amigos y veo el video se me ponen los pelos de punta.. ¿Donde estaran todos nuestros amigos?
 
 
#2 chicho 15-04-2016 12:04
En la vida todo llega y se va. Es natural, nace lo nuevo, se transforma y se va convirtiendo en viejo, conserva algunas esencias y otras mutan en cualquier dirección. Hasta lo que es sui géneris solo lo es por un tiempo breve, luego pasa a ser más de lo mismo. Esto es independiente de nuestra voluntad o nuestros deseos. Si miras hacia atrás te darás cuenta que has pasado la vida entera despidiéndote, concluyendo cosas y recomenzando otra vez...Así es la vida y es eso posiblemente lo que la haga tan impredecible, aunque algunos crean que lo pueden saber o controlar, en realidad nadie sabe exactamente lo que pasará dentro de un minuto...
 
 
#1 myke 15-04-2016 11:08
Liz, yo creo entenderte mucho hoy y estoy casi seguro de que muchos d los que t leen también lo hacen... desde mi óptica hay un pto de inflexión donde ya eso deja de dolerte por cotidiano y comienzas a verlo como lo normal, lo socialmente esperado en una sociedad tan sui generis, llegados allí empiezas a verte a ti mism@ como un bicho raro porque d tu aula de pre o univ solo quedas tu e incluso tienes que explicarlo, así que tranquila que todos tenemos una Ana en nuestras vidas y algunos incluso tienen demasiadas. Salu2
PD: y sigo esperando que interactues con tus lectores cdo estés lista y x cualquier vía.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar