domingo, 25 agosto 2019, 01:25
Miércoles, 06 Abril 2016 06:00

Yosvani Torres, nunca es tarde si la dicha…

Escrito por  Joel García
Valora este artículo
(2 votos)

Con 24 años, ausente de toda la pirámide deportiva cubana y sin esa velocidad aterradora para lanzar que buscan muchos entrenadores, el pinareño Yosvani Torres arribó a nuestras Series Nacionales.

Con 24 años, ausente de toda la pirámide deportiva cubana y sin esa velocidad aterradora para lanzar que buscan muchos entrenadores, el pinareño Yosvani Torres arribó a nuestras Series Nacionales con el mismo sueño de cualquier pelotero cubano: ser campeón nacional y vestir el uniforme de la selección principal en eventos internacionales.

 

Solo un profundo convencimiento de que podía triunfar y una voluntad a prueba de exclusiones y falta de confianza en su talento lo han animado a seguir en el béisbol, pues entre otras injusticias quedó fuera de la nómina pinareña en su segunda campaña tras el debut en el 2004, algo que se repitió en el 2011 al no ser convocado al equipo Cuba, luego de haber sido el pitcher más valioso de la Serie de Oro y darle el noveno título a su provincia.

 

De pasos lentos, movimientos bien coordinados y concentración total cada que sube a la lomita, el espigado serpentinero (1,90 metros) comenzó su espiral de victorias en la 47 edición de nuestros clásicos, cuando por vez primera ganó más de los que perdió (8-3) y se coló en la rotación de abridores de un conjunto que históricamente tuvo un cuerpo de lanzadores de lujo.

 

Disciplinado como pocos a la hora de cumplir el descanso o recibir la fisioterapia tras varias entradas de actuación, Yosvani Torres recuerda  siempre que la tardanza en llegar a la élite de la pelota se debió a los innumerables frenos técnicos recibidos cuando niño, los cuales rompió en el Servicio Militar al ser escogido como lanzador de cabecera de su unidad.

 

Dos años más tarde cumplió idéntico rol con la escuadra de Minas de Matahambre en el campeonato provincial. A ese municipio, al pueblo y las autoridades deportivas les debe quizás todo los premios actuales, a pesar de haber nacido en Viñales y vivir hoy en La Habana. “Cada vez que puedo voy allá y soy feliz sentado en el parque del pueblo conversando de pelota”, ha confesado el más estable serpentinero del último lustro en Pinar del Río con 55 victorias y solo 36 reveses, sin contar su actuación en la 55 Serie Nacional.

 alt

Quizás el hecho más trascendental de su carrera sobrevino en la Serie de Oro. También el más paradójico. Impuso récord de triunfos para un play off (6), — dos per cápita a Sancti Spíritus, Cienfuegos y Ciego de Ávila—,  alcanzó 16 éxitos en toda la campaña, ponchó a 98 contrarios y guió a la formación verde a una corona para la que no eran favoritos.

 

Su propio mentor, Alfonso Urquiola, lo dejó fuera del campeonato mundial y los Juegos Panamericanos, ambos en 2011, una de las espinas más punzantes en su carrera. Otra vez acudió a su perseverancia y a la modestia para no dejar el deporte. Y se hizo justicia finalmente con el debut internacional en el torneo Portuario de Rotterdam, donde cayó derrotado en par de ocasiones ante Taipei de China.

 

Vendrían entonces más oportunidades tras volver a encabezar la remontada final de Pinar del Río frente a Matanzas en la 53 edición del campeonato cubano, campaña en la que lideró en promedios de ganados y perdidos (15-3), juegos completos (5) y victorias (15). Yosvani Torres alcanzó su consagración con esa segunda dorada en lo personal. Fue seleccionado el más valioso de la temporada,  21 años después que lo obtuviera otro grande de ese territorio, Omar Linares.

 

Nadie más dudaría en ubicarlo entre los serpentineros más estables, seguros y efectivos del país. Sonrisas convincentes en el tope bilateral contra una selección estadounidense y en los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Veracruz —celebrados en 2014—, así como en la Serie del Caribe en San Juan, Puerto Rico, en el 2015, cumplieron parte de sus sueños. Ya era campeón y tenía historias para contar, tan apasionantes o más que las travesuras de niño en el pueblito Bejuquera, de Viñales, donde la pesca y el monte dictan la rutina.

 

El bronce en los Juegos Panamericanos de Toronto y el sexto lugar en el Premier 12 recogen los desempeños más recientes de Torres, quien ha comenzado a ponerse nuevas metas: sobrepasar las 100 victorias y los mil ponches, asistir a un Clásico Mundial de Béisbol y cumplir hasta el final con las palabras dichas a Pedro Luis Lazo el día de su retiro: “ser el mejor pitcher de Pinar tras su partida”.

 

Para eso no deja de aprender y escuchar todos los días a los más grandes: Rogelio García, Julio Romero, Jesús Guerra, Reinaldo Costa, Faustino Corrales, Juan Carlos Oliva, entre otros, quienes ven en él la garantía de continuidad de aquella escuela formada a golpe de empeño y talento hace más de 40 años.

 

"Aquí en Cuba con 33 o 34 años te califican de veterano, pero yo digo que si eres profesional en tu trabajo, si te cuidas, entonces hay que contar con uno. Por obligación hoy tengo que ser mejor que hace 10 años, poseo más experiencia y eso vale, a lanzar no se aprende en un día, hay que tirar muchos innings y coger palos para eso", aseguró al diario de la juventud cubana hace muy poco.

 alt
Yosvani Torres (PRI), junto a Alexander Malleta (IND), en una jugada que pone out a Alfredo Despaigne (GRA), en primera base, durante el partido del Juego de las Estrellas, entre los equipos de Oriente y Occidente efectuado en el estadio Cristóbal Labra, en el municipio especial Isla de la Juventud, en Cuba, el 12 de enero de 2014. AIN FOTO/Omara GARCÍA MEDEROS


Presto a cumplir al menos cinco campañas más con su formación vueltabajera, Yosvani Torres está convencido de que haber aprendido a autorelevarse —sobre todo en las primeras entradas—; mejorar su rendimiento frente a bateadores zurdos, mantener un preciso control sobre los envíos en rompimiento y no discutir nunca los conteos de los árbitros lo harán aún más difícil de descifrar en cualquier partido.

 

Cual narración inconclusa por lo mucho que resta por entregar y vivir este tabacalero de cuna y guajiro natural como tantos otros de su tierra, nada más elocuente que su anécdota preferida cuando le preguntaron un día sobre las semejanzas entre lanzar y pescar.

Ofrecida con esa saludable lección de humildad y amor respondió: “En ambas hay que ser muy observador y tener paciencia. Pero nunca olvido que yo pesco desde chiquito en cualquier charco, así que puedo lanzar de grande en cualquier estadio".

Visto 1742 veces Modificado por última vez en Viernes, 08 Abril 2016 06:25

Comentarios  

 
#4 Soy QVA 11-04-2016 13:30
Eso q se describe en este articulo sobre la historia y avatares del diestro Yosvany Torres no es la primera vez q se ha producido en el deporte de las bolas y los strikes en la patria de Marti, Sixto Hernandez, Sergio Quesada, el slugger matancero q jugaba la primera base en los años 80 al 90 Julio German Fernadez y Lazaro Junco retirado a la fuerza para q el record de jonrones de Kindelan no fuera superior al de el como realmente ocurrio, y asi tonga de barbaridades, arbitrariedades y extremismos q se han cometido en el beisbol nacional en aras de la disciplina, el amor a la camiseta, a q no estaba probado en situaciones extremas etcetera.

Por suerte ahora q escasea el pitcheo en nuestras SN podemos de sentirnos orgullosos en el buen y amplio sentido de todo loq encierra este calificativo de contar con un atleta con la disposicion, la humildad y la disciplina para jugar al biesbol como este sencillo y dedicado jugador q representa a Minas de Matahambre, en su natal Pinar del Rio; ojala q lo tengamos todo lo mas q podamos entre nuestros estelares hasta q finalmente ingrese en el olimpo del beisbol cubano como un digno representante de los azarosos momentos q vive el beisbol nacional.

Suerte y adelante Yosvany q aun te quedan muchas bellas paginas por crear en tu monticulo ante poderoso contrarios.
 
 
#3 MILA 07-04-2016 11:26
CREO QUE LA HUMILDAD, NOBLEZA Y SINCERIDAD CARACTERIZAN A ESTE MUCHACHO, DE AHÍ QUE HAYA OBTENIDO TANTOS MÉRITOS Y TANTOS APLAUSOS. ES DE ADMIRAR ESTE LANZADOR VUELTABAJERO. HOY PITCHEAS, HOY GANAMOS EL 2DO JUEGO. PINAR DEL RÍO CAMPEÓN!!!!!!.
 
 
#2 robe 06-04-2016 19:46
cuanta perseverancia y paciencia a desbordado este hombre en estos años y la vida le sonrrio tarde pero le sonrrio
 
 
#1 kike 06-04-2016 07:52
Las personas residentes en La Habana, que quieran aprender a jugar flag football (football americano sin contacto) enviar un email a con los siguientes datos: nombre, edad, municipio de residencia y teléfono donde se les pueda localizar. Circular esta información a amigos, conocidos y familiares.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar