domingo, 18 noviembre 2018, 20:30
Viernes, 25 Marzo 2016 04:43

Relaciones-Cuba-USA: Larga historia de mentiras contra la Isla (Final)

Escrito por  Nicanor León Cotayo
Valora este artículo
(4 votos)

Cuando esta semana Barack Obama llamó en La Habana a evadir el pasado y remitirnos al futuro, intentó sepultar una historia plagada de iniquidades cocinadas en el Norte.

Baste, a manera de ejemplo, citar el tramo que va entre 1962 y 1964 para tener una pálida idea de lo acontecido.

Las revelaciones en cuanto a ese período salieron de 1 500 páginas contenidas en archivos militares hasta ese momento secretos.

Uno de los documentos da a conocer un plan destinado a ofrecer una imagen falsa de Cuba que llegara a “justificar” una invasión militar contra esta.

Redactados en marzo y abril de 1962, entre sus autores mencionaron al ex jefe del Comando Conjunto de Estados Unidos, el general Lyman Lemnitzer, y al jefe del Estado Mayor de su Ejército, general Earle G. Wheeler.

¿Qué dicen los memorandos secretos divulgados en Washington por aquellos días?

Pedían autorización para lanzar un ataque contra la base naval que ocupan en el territorio cubano de Guantánamo y después culpar de ello a La Habana.

También simular el hundimiento de uno de sus barcos de guerra en ese mismo lugar y responsabilizar por eso a los cubanos.

Otro proyecto consistía en fingir   el derribo de un avión civil lleno de estudiantes de esa nacionalidad por aparatos del mismo vecino caribeño.

¿Cuándo desclasificaron documentos tan sumamente comprometedores? En la primera quincena de 1997.

Fue solo un nuevo eslabón en la historia de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, demostrativo de hasta dónde estaba dispuesto a actuar Washington en su pretensión de recuperar a su ex neocolonia.

Obama reiteró esta semana en La Habana que es necesario olvidar lo pasado y fijar la atención en lo que está por venir.

Pero monstruosidades como las reveladas a principios de 1997, impiden guardar un silencio cómplice ante ellas.

Y se trató solo de uno de los múltiples capítulos que –desde el Norte- hirieron la   historia de dos vecinos tan cercanos.

Por eso, en este caso, resulta más que justificado el no aceptar la conocida imagen del avestruz que mete su cabeza en la arena para no ver la realidad. 

Visto 852 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar