jueves, 17 octubre 2019, 21:54
Jueves, 17 Marzo 2016 07:06

Alexander Abreu camina con su música «por arriba del mambo»

Escrito por  Ibis Frade/Prensa Latina
Valora este artículo
(2 votos)

Detrás de una trompeta o parado frente a un micrófono solo con la potencia de su voz, el músico cubano Alexander Abreu sabe lograr un buen «tumba'o» y dice que hasta puede «caminar por arriba del mambo».

La frase aparece como una especie de carta de presentación en muchas de sus canciones con Havana D' Primera, y al público le gusta esa singular frase que «es una forma de expresar fortaleza», según dijo.

Tras varios CD's dedicados a los ritmos bailables, ahora quiere llevar su trabajo a otro nivel y explorar los ritmos tradicionales y la música de concierto con dos futuros discos en los que pone toda su energía.

La producción La vuelta al mundo, que grabé con el salsero de origen nicaragüense Luis Enrique, ayudó a abrirle muchas puertas a nivel internacional a Havana D' Primera, pero ahora pretendo hacer un álbum de música tradicional para rescatar las raíces, adelantó.

«Claro, será a la manera de Havana D' Primera».

También planea un CD de música de concierto para demostrar el virtuosismo de los intérpretes de su grupo y llegar a otros ámbitos, como festivales de jazz.

«Nunca he dejado la trompeta, pero antes no tenía mi propia orquesta y eso lo cambió todo. Eso sí, sigo tocando ese instrumento, sigo estudiando y me propongo hacer pronto mi primer CD como trompetista», declaró a Prensa Latina.

La música que hago es para arrancar la alegría, quiero decirle al mundo lo felices que estamos de vivir y compartir esta música nuestra, agregó. Aunque se trata de poner a la gente a bailar, tiene un poco de poesía urbana y de crónica social, apuntó el líder de la orquesta.

Havana D' Primera nació de la nostalgia hacia la isla, mientras Alexander Abreu se encontraba trabajando en Copenhague: al principio surgió para acompañar a otros músicos y cantantes, pero luego lanzaron sus temas y en la actualidad, ya goza de un estilo propio.

Primero tocábamos ritmos muy distintivos de la isla, piezas tradicionales como El cuarto de Tula, que suenan y todo el mundo reconoce que son cubanas, recordó.

Después hicimos canciones propias y gustaron entre el público europeo, pero la gente en nuestro país no nos conocía, y no se puede hacer música cubana sin regresar al lugar de donde somos, de donde venimos, contó el trompetista.

En la actualidad, en muchas orquestas hay inclinación hacia la fusión, pero a mí me interesa seguir hurgando en mis raíces, fiel a las sonoridades de mi país y con una letra fresca, aclaró.

«Uno de los temas más queridos compuestos junto a Havana D' Primera es Me dicen Cuba, tiene mucha fuerza y energía y nos sentimos muy orgullosos por todo lo que ha pasado con esa canción, la gente la recibió con mucho cariño».

«Fue polémica porque me tomé el atrevimiento de incluir notas del Himno Nacional de Cuba, pues quería un referente sonoro indiscutible de la isla».

Tras ocho años de carrera, la orquesta ha alcanzado madurez y sigue proponiéndose nuevas metas: Alexander Abreu tiene en la mira otros proyectos, sin perder de vista los ingredientes que lo llevaron al éxito en producciones discográficas como Pasaporte y La vuelta al mundo.

Este último fue galardonado con el Premio Cubadisco 2015 y nominado a los Grammy Latinos en la categoría Mejor Álbum de Salsa.

Alexander Abreu (6 de septiembre de 1976) promete seguir fiel a su trompeta, sin dejar de componer, cantar y hacer los arreglos de Havana D' Primera.

El son, la rumba, la salsa, el jazz, el funk y las sonoridades afrocubanas forman parte del engranaje de esa agrupación, «destinada a trascender por generaciones», dijo una vez el gran Juan Formell, creador del tren musical de Cuba: los Van Van.

Como el bajista, Alexander también busca en sus letras la picardía cubana y la crónica social.

A su entender, la escuela es fundamental a la hora de enseñar cómo hacer buena música popular cubana, porque la formación resulta importante en esta profesión.

También defiende la idea de crear en este país un lugar donde se pueda disfrutar y esté dedicado exclusivamente a la música cubana; en otras partes del mundo existen y aquí no, apuntó.

En muchos lugares de Europa hay festivales de salsa, donde se toca la música cubana, caribeña y latinoamericana, pero en Cuba existen muy pocos espacios así, recalcó.

«Cuba es un país bloqueado y eso no nos permite proyectar nuestra música con todo el alcance que quisiéramos, y llevarla a diversos lugares», consideró.

Incluso, aquí existen muy pocos espacios dedicados solo a la música popular cubana y a la tradicional; además, hay dificultades con los recursos y es muy complejo ofrecer conciertos por toda la isla, explicó.

«Casi no hemos podido hacer grandes presentaciones en vivo en Cuba, creo que nos falta por visitar el 80 por ciento del territorio, y es muy importante que la gente disfrute la orquesta en directo. Pero resulta muy difícil trasladar toda la infraestructura que requiere un espectáculo de calidad».

El 16 de marzo Havana D' Primera realizó una gran presentación en Venezuela, luego viajará a México y después proyecta un periplo por Europa.

Defensor del legado de músicos cubanos como Juan Formell, Benny Moré, Ñico Saquito y Chapotín, Alexander Abreu quiere difundir por el mundo lo mejor de los ritmos tradicionales y bailables de esta nación.

«Formell es como un padre para mí, es lo más grande que ha tenido la música cubana, un cronista increíble, un músico espectacular. Él le dio la bendición a lo que estoy haciendo y siempre trato de defender su legado».

Visto 1383 veces

Comentarios  

 
#1 Amaya8811 17-03-2016 10:56
Alexander Abreu y Habana de primera, ahora mismo para mi, es la mejor orquesta de musica cubana. Yo he tenido el privilegio de verlos en vivo.. y solo me queda decir SIN PALABRAS...
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar